CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Ciencia

¿De dónde provino el noveno planeta?

Hay un misterioso noveno planeta girando en la oscuridad en los más lejanos confines de nuestro Sistema Solar, y tiene desconcertados a los científicos.

Concepto del Noveno Planeta.

Caltech/R. Hurt (IPAC)

Está allá afuera, en la oscuridad. Unas diez veces más grande que la Tierra y al menos diez veces más lejos del Sol que Plutón, pero aún dentro del Sistema Solar.

Si es un planeta, como la evidencia gravitacional sugiere, se acaba de volver todavía más misterioso. De acuerdo con modelos realizados por astrónomos en el Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian (CfA, por sus siglas en inglés), varios escenarios que pudieran explicar cómo llegó ahí siguen siendo muy improbables.

"Las evidencias apuntan a que el Noveno Planeta existe, pero no podemos explicar con certeza cómo fue producido", dijo en un comunicado Gongjie Li, autor principal de una investigación que fue admitida para su publicación en Astrophysical Journal Letters.

La Tierra se encuentra a 149.6 millones de kilómetros (93 millones de millas) del Sol. El Planeta Nueve se estima que está a a una distancia del Sol de entre 64,400 millones y 225,300 millones de kilómetros (o entre 40,000 millones y 140,000 millones de millas). Es sin duda un lugar extraño para encontrar un planeta.

La gran pregunta es cómo llegó ahí.

Li y su colega Fred Adams de la Universidad de Michigan modeló tres diferentes métodos, a través de millones de simulaciones por computadora.

La primera y más probable manera como el Planeta Nueve llegó hasta donde está es una estrella de paso que afectó la órbita de este planeta, sacándolo de una posición más cercana al Sol, y al mismo tiempo haciendo su órbita más elíptica. Sin embargo, este escenario tiene solamente un diez por ciento de posibilidades de haber ocurrido. Una estrella de paso es más probable que hubiera sacado al planeta de su órbita, lanzándolo al espacio.

El astrónomo de CfA, Scott Kenyon, y Benjamin Bromley de la Universidad de Utah, proponen en una segunda investigación que, en lugar de haber sido empujado por una estrella, el Planeta Nueve se formó mucho más cerca del Sol y fue expulsado gradualmente por los gigantes de gas, Jupiter y Saturno.

"Piensa en un un niño al que estás empujando en un columpio. Si le das un empujón en el momento correcto, una y otra vez, se elevará cada vez más alto", explicó Kenyon.

La tercera y última investigación también fue escrita por Kenyon y Bromley, en la que proponen que el Planeta Nuevs se formó desde el principio en su extraña órbita. Si el disco protoplanetario vivió lo suficiente, y tenía la suficiente masa, entonces este escenario es posible.

Es mucho menos probable que el Planeta Nueve llegara de otro lado, ya sea capturado de otro sistema estelar, o como un planeta que flotara solo y que al merodear cerca del Sistema Solar fuera atraído hacia éste, según encontraron Li y Adams. La probabilidad de cualquiera de estos escenarios, de acuerdo con los modelos, es menor al dos por ciento.