Daydream: un vistazo al sueño virtual de Google

Cardboard, las gafas de realidad virtual de cartón de Google, dieron un vistazo hacia el futuro. Ahora, el director de realidad virtual de la gigante de Mountain View está cantando las bondades de Daydream, el próximo paso en el plan de realidad virtual de Google.

Clay Bavor, el director del departamento de realidad virtual de Google, tamborilea su sien con su dedo índice

Toc. Toc. Toc. "Esto es bastante incómodo", dice.

Tiene razón. Si has tenido la oportunidad de ponerte unas Glass, las poco favorecidas gafas inteligentes que Google creía iban a representar la próxima oleada en la tecnología, sabes que el darle toques a un dispositivo ajustado en tu sien es una experiencia por lo menos extraña. Lo mismo pasa con Google Cardboard, las astutas y rústicas gafas de realidad virtual hechas de cartón que la gigante de Mountain View presentó en 2014. Para que funcionen las gafas, tienes que sostenerlas con una mano y oprimir un botón que se encuentra arriba del visor con la otra mano.

Bavor, ahora, nos pide que visualicemos una experiencia VR de Google en la que no se requiera de dar ningún toque u oprimir ningún botón.

Pero esto es algo difícil de imaginar, dado a que Cardboard no va a desaparecer y ya hay unas 10 millones de unidades de estas gafas, lo que se traduce a un gran número de usuarios que están llevando el dedo a la sien para seguir presionando botones. Pero Bavor dice que él y su equipo han diseñado una nueva forma de llevar los dispositivos de realidad virtual de ser el último grito de la tecnología a ser parte del mercado en general.

google-realidad-virtual-daydream

Este es el membrete que llevarán los dispositivos certificados por Google como listos para implementar Daydream.

Google

Para ello, Google está apostando en la combinación entre un smartphone de gran poder, una nueva versión de Android adaptada y mejorada para la realidad virtual (hasta el momento conocida como Android N) y unas gafas de realidad virtual livianas con un sencillo control remoto para navegar a través de los mundos virtuales. Todo esto se suma en una plataforma de hardware y software que Google denomina Daydream.

"Es una experiencia totalmente distinta a la de Cardboard, cuando de nivel de experiencia, de comodidad y de calidad se trata", dice Bavor. "Es nuestra intención ofrecer la mejor experiencia VR móvil basada en un teléfono inteligente. Punto".

Por ahora, tenemos que confiarnos solo de las palabras de Google. Aunque su equipo a trabajado con una fabricante de zapatos, compañías textiles y la fabricante de una popular máscara para dormir, Bavor no está listo para mostrarnos un prototipo. En cambio, nosotros -- como todos lo que asistirán a la conferencia de desarrolladores Google I/O que arranca este miércoles -- pudimos darle el primer vistazo a Daydream, que hasta el momento es un bosquejo que representa un visor con un ancha banda y un broche, además de un pequeño control remoto con un solo botón y un trackpad.

"Queremos que sea algo accesible, asequible y que esté al alcance de todos", dice Bavor. "Con sólo tenerlo en las manos sabrás cómo usarlo".

Pero el que todos lo puedan usar significa que Daydream debe estar diseñada alrededor de un dispositivo que miles de millones de personas ya saben usar con destreza: su teléfono. También amerita convencer a los usuarios de aguantarse y no comprar las gafas de realidad virtual que ya están en el mercado como las Oculus Rift de Facebook o las HTC Vive o hasta las gafas de unas de las más grandes socias de Google, Samsung.

daydreamhomebackground.png

Una de las experiencias inmersivas que Google imagina como parte de Daydream.

Google

El Android de la realidad virtual

Google planea lanzar su propio visor y control Daydream este otoño. Peros sus aspiraciones en el mundo de la realidad virtual no están basadas en la venta de hardware. En cambio, Google se está apoyando en sus socias para avanzar sus metas de realidad virtual para fabricar gafas, controles y teléfonos que funcionen con Android N, ejecuten el nuevo software YouTube VR y se acople a la Play Store de Google.

Esta estrategia -- que es diseñar el producto para que otros lo fabriquen -- es la misma que Google ha adquirido con Android. A pesar de que Google diseña el software y ofrece ejemplos de hardware, como sus teléfonos Nexus, la empresa depende de las fabricantes de teléfonos como Samsung, LG y HTC para fabricar los dispositivos. Estas fabricantes no sólo emplean Android sino que también promueven los otros servicios de Google, como los mapas, el motor de búsqueda, el navegador Chrome y YouTube, como parte de un acuerdo de licencia.

Esta estrategia ha rendido frutos. Más de 400 socias de hardware fabrican unos 4,000 dispositivos distintos, llevando a Android a ser el sistema operativo móvil más popular. Este sistema ahora potencia cuatro de cada cinco teléfonos inteligentes en el mundo.

Pero el relegar la producción de hardware a las empresas socias significa que los usuarios no tendrán un experiencia uniforme del sistema operativo.

Para evitar este problema, Google certificará los teléfonos y los equipos de realidad virtual que son capaces de proveer una experiencia Daydream. Estos teléfonos específicamente construidos para tal función tendrán que estar equipados con pantallas especiales, sensores nuevos y suficiente poder de procesamiento para crear la ilusión de sumergirte en otro mundo.

"El teléfono tiene que cumplir con estas especificaciones. Si cumple con ellas, el teléfono puede incursionar en lo que denominamos modo VR. Si no, no podrá hacerlo".

Antes de que esto pueda suceder, Google tiene que convencer a las fabricantes a contribuir los componentes que necesita Daydream. Los sensores y los lentes no representarán un gran costo adicional, dice Bavor.

Aún así, Bavor da una pausa cuando se le pregunta si podemos esperar que teléfonos capacitados para ejecutar Daydream puedan llegar este año de la mano de sus socias fabricantes. Dice que sí podemos esperar esto. Algunas de las socias más grandes de Google -- que incluyen a Samsung, HTC, ZTE, Huawei, Xiaomi, Alcatel, Asus y LG -- dicen que ofrecerán dispositivos capacitados para Daydream a partir de este otoño.

Pero, hasta que lleguen al mercado estos teléfonos, los usuarios que desean experimentar Daydream tendrán que ejecutar el sistema en uno de los pocos teléfonos capacitados para realidad virtual que ya existen, como el Nexus 6P de Google que cuesta US$499 fabricado por la empresa china Huawei.

playstore-daydream-apps-listos

En la Play Store podrás hallar apps compatibles con Daydream.

Google

'Una aproximación muy distinta'

Google dice que las gafas Daydream serán mucho más refinadas que las Cardboard, aunque la empresa es reticente a proveer más detalles.

Como su predecesora de cartón, el visor Daydream convierte la pantalla de tu teléfono en una panel VR. Aún no sabemos de qué estará confeccionada. Google dice que ha diseñado unas gafas cómodas, ajustables y livianas. Serán fáciles de poner y quitar, y podrás encajar tu teléfono fácilmente.

"Hemos tomado una aproximación muy distinta", dice Bavor. "Las hemos diseñado como algo que te puedes poner, es más una prenda de vestir que un dispositivo. El teléfono se puede colocar en segundos, y puedes sumergirte en otro mundo en cuestión de segundos".

Puedes adentrarte en ese mundo a través de Daydream Home, donde puedes incursionar en distintas experiencias VR como Street View, Play Store, Play Movies y Fotos.

Este otoño, también podrás encontrar un nuevo app de YouTube, diseñado específicamente para la realidad virtual, que tendrá una sección especial para los videos en 360 grados. Estos videos están diseñados para funcionar con el control de Daydream, dice Kurt Wilms, de YouTube. La idea es que el usuario puede mover el control para ir a la derecha, izquierda, arriba o abajo dentro del video, en lugar de mover la cabeza.

Bavor dice que el control incluirá sensores que le darán al usuario un "sentido de la orientación".

Sin embargo, el control Daydream no te permitirá alcanzar y manipular cosas en la realidad virtual. Mientras que los sistemas de realidad virtual de más alto precio te permiten acercarte a los objetos, tomarlos y hasta caminar alrededor de ellos, la versión inicial de Daydream no incluirá los sensores que permiten esta función, dice Bavor.

Mejor tarde que nunca

La cúpula de Google -- Sundar Pichai, Bavor y el director de Android Hiroshi Lockheimer -- dejan en claro que la realidad virtual forma una importante parte del futuro de Google.

Y hay más avances en el horizonte. Bavor también está a cargo de Project Tango, el intento de Google por integrar la tecnología de mapeo en los teléfonos y tabletas. "Tango es parte de Daydream", dice Bavor, sin ahondar en detalles.

Lenovo planea presentar su primer teléfono Tango el mes próximo.

Pero, a pesar de toda la algarabía que de seguro despertará Daydream, Google sigue a la zaga del mundo de la realidad virtual, si le se compara con Facebook. Oculus, que Facebook adquirió hace dos años por US$2,000 millones, empezó a aceptar pedidos por las gafas Rift de US$600 el mes pasado.

HTC, que fabrica teléfonos Android, también empezó a vender sus gafas Vive de US$800 el mes pasado.

Y Sony dice que su PlayStation VR de US$399, que proyecta lanzar en octubre, funcionará con una PlayStation 4 de US$350 para potenciarlas.

La demanda por estos productos podría aumentar significativamente. El número de unidades de gafas VR distribuidas a nivel mundial aumentará a 9.6 millones de unidades, de acuerdo con la firma de investigación IDC; esta cifra llegará a 64.8 millones de unidades para 2020.

Bavor no reveló cuál es el precio de unas Daydream. Pero lo más semejante a ellas en el mercado son las Samsung Gear VR de US$99, que funciona con un teléfono Samsung de US$700. Eso da un total de unos US$800 para obtener un sistema de realidad virtual. Bavor dice que el precio de un sistema Daydream (que incluiría el teléfono, el visor y el control) ronda esa cifra.

"Si existe un desafío para Google, este radica en convencer a los desarrolladores. Muchos de los desarrolladores de realidad virtual ya han seleccionado sus plataformas", dice Brian Blau, un analista de la firma Gartner. "¿Qué espacio llenará [Google] que Samsung o Facebook no hayan llenado ya?"

¿Un rival de Samsung?

Es imposible decir cómo se compara Daydream con las Gear VR de Samsung, considerada una de las mejores experiencias de realidad virtual que puedes obtener de un teléfono. Pero Bavor está convencido de que Daydream facilita la incursión de otras fabricantes de teléfonos en el mercado de la realidad virtual.

"Si tomas un teléfono Android que no está acondicionado para realidad virtual y lo colocas en unas Cardboard, experimentarás una latencia de unos 90 a 100 milisegundos. Esto es demasiado", dice Bavor, refiriéndose al retraso que experimentas entre el momento en el que giras la cabeza y el momento en el que la pantalla de RV puede reflejar lo que deberías ver. "Para crear una experiencia realmente cómoda, el tiempo de latencia debe ser menor de 20 milisegundos".

Lograr esto amerita que Google ponga los ojos en muchos de los mismos componentes y técnicas que Samsung utiliza en Gear VR. Los teléfonos Galaxy de Samsung tienen poderosos procesadores, pantallas AMOLED de baja persistencia y sensores de movimiento de baja latencia.

En otras palabras, si una empresa quiere desafiar a Samsung en el mercado de la realidad virtual móvil, necesita de la ayuda de Samsung.

La promesa

Google espera que la realidad virtual capte inmediatamente el interés de los consumidores. El contenido de realidad virtual iniciará con juegos y entretenimiento porque estas industrias ya están familiarizadas con las gráficas en 3D, dice Nathan Martz, un director de producto en Google.

Para Bavor, la promesa de la realidad virtual es tangible. Bavor tuvo la oportunidad de ver el muy popular musical "Hamilton" que ha ganado un premio Pulitzer, un Grammy y tiene el mayor número de nominaciones a los Tony de la historia. Los boletos están agotados hasta el próximo año. Y muy poca gente tendrá la oportunidad de ver el musical, y mucha menos podrá ver el musical con el elenco original. Pero, con la realidad virtual, sí existe la posibilidad.

"No estoy diciendo que haremos algo con 'Hamilton'", dice Bavor. "Pero creo que veremos más y más de estas experiencias, muy valiosas pero escasas, captadas en realidad virtual".

Esa es quizá la primera ventaja tangible que podemos esperar de la realidad virtual. Porque, si están pensando que podrás obtener boletos para ver "Hamilton", es mejor que te pellizques y despiertes de tu sueño.

Con la colaboración de Sean Hollister.

Close
Drag