CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cuba: un año después, los avances en tecnología van a paso de tortuga

En el primer aniversario de la apertura de la relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU., analizamos el el progreso que se ha dado en materia de telecomunicaciones e Internet en la isla caribeña.

El secretario de Estado John Kerry se da la mano con el canciller cubano Bruno Rodríguez antes de su reunión bilateral durante la histórica visita del secretario a La Habana, Cuba, el 14 de agosto de 2015.

Secretaría de Estado de EE.UU.

Hace apenas 12 meses un estadounidense de viaje por Cuba no podía conseguir hospedaje mediante Airbnb, ni usar su plan celular de Sprint o Verizon para hacer llamadas. Ahora, ambas cosas son posibles.

Este jueves 17 de diciembre marca un año desde que los gobiernos de Estados Unidos y Cuba anunciaron que restablecerían relaciones diplomáticas. Como parte de ese acuerdo, las empresas de telecomunicaciones de EE.UU. aportarían su parte en promover la comunicación entre ciudadanos de ambas naciones.

"Uno de los objetivos del presidente [Barack Obama] en anunciar el nuevo enfoque hacia Cuba fue promover el aumento de los viajes y el comercio autorizado, así como el flujo de información al pueblo cubano", dijo Jeffrey DeLaurentis, encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Cuba, durante una llamada con la prensa en ocasión del aniversario del histórico anuncio.

El progreso es notable, dijo DeLaurentis, ya que se duplicaron las visitas de estadounidenses a la isla caribeña este pasado año.

Pese a estos avances, el progreso será lento. "Los cubanos podrían hacer más para aprovechar la nueva apertura", expuso DeLaurentis, aunque no entró en más detalles sobre qué es lo que los cubanos podrían hacer al respecto.

El 17 de diciembre de 2014, el presidente Barack Obama y el presidente Raúl Castro anunciaron que tras casi 53 años de una relación fría y de mutua desconfianza, las naciones comenzarían un dialogo para mejorar sus relaciones políticas, económicas y culturales.

Desde entonces sólo un puñado de empresas de telecomunicaciones e Internet han puesto pie de manera oficial en Cuba: Airbnb, Sprint, Verizon y la empresa de telefonía IDC Telecom.

Airbnb parece hecho para los cubanos

Uno de los sucesos tecnológicos más importantes tras la apertura en las relaciones entre EE.UU. y Cuba es el meteórico ascenso de Airbnb como la compañía estadounidense con el mayor -- y más visible -- impacto local en la isla.

Airbnb lanzó con una lista de 1,000 casas particulares en Cuba el 2 de abril de 2015 y sólo un mes después había duplicado las ofertas a 2,000 viviendas disponible para hospedaje. En noviembre de 2015 celebró 3,000 viviendas disponible para turistas estadounidenses en Cuba, según Airbnb.

En la actualidad sólo los estadounidenses tienen acceso a la lista de viviendas en Cuba de Airbnb. Le pedimos más información a la compañía sobre el número de transacciones que se han llevado a cabo desde que incursionó en la isla, pero al cierre de edición no teníamos respuesta. Sin embargo, un oficial de alto rango de la administración de Obama dijo que el número de viajeros de EE.UU. a Cuba desde que se anunció la apertura hace un año aumentó de unos 300,000 a 500,000 a la fecha.

Una de las razones detrás del crecimiento de Airbnb es que su modelo encaja con un modelo que ya existía en la isla caribeña: el de quedarse en casas particulares. Antes de Airbnb, ciertos cubanos, con el permiso de las autoridades locales, ya podían alquilar su vivienda a turistas. Estos turistas los encontraban por referencias personales y, en algunos casos, por sitios de reseñas de turismo en la Web como TripAdvisor.

Sin embargo, ahora Airbnb se ha convertido en un nuevo recurso para que los cubanos puedan alquilar sus viviendas. Y aunque la mayoría de ellos aún no tiene acceso a Internet, muchos gestionan la transacción para alquilar su vivienda en Airbnb con la ayuda de otras personas que si están en línea. El esquema parece estar funcionando: los anfitriones cubanos ahora ganan un promedio de US$250 al mes en ingreso suplementario frente al promedio mensual de US$30, según Airbnb.

¿Vas a Cuba? ya puedes hacer roaming

En anticipación a la llegada de más turistas estadounidenses a Cuba, las telefónicas de EE.UU. comenzaron a negociar con la empresa nacional de telecomunicaciones Cubana (ETECSA) para que éstos puedan usar sus celulares para llamadas dentro de la isla.

En marzo de 2015 IDT Domestic Telecom, Inc. (IDT), una empresa de telecomunicaciones con sede en Nueva Jersey, logró ser la primera en llegar a un acuerdo con ETECSA. IDT se dedica a ofrecer llamadas internacionales de voz internacional normalmente mediante la venta de tarjetas telefónicas o minutos para hacer llamadas. En el caso de las llamadas a Cuba, IDT conectaría a sus clientes en Estados Unidos directamente a Cuba por su división Boss Revolution -- sin usar una telefónica de otro país como intermediaria -- ahorrándoles dinero.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Sin embargo, IDT ya no es la única empresa de telefonía con un acuerdo directo con ETECSA. En noviembre Sprint se convirtió en la primera empresa de telefonía inalámbrica de EE.UU. que desde Cuba puede proveer una conexión. Ahora un suscriptor de Sprint puede hacer roaming desde La Habana, por ejemplo, le costaría a un suscriptor de Sprint US$2.49 por minuto por llamadas y US$0.50 para enviar un mensaje. No le cuesta nada recibir. Usar datos cuesta US$1.99 por MB.

Verizon también ofrece roaming en Cuba desde septiembre, pero su acuerdo es mediante una empresa extranjera que no es cubana y que sí tiene con ETECSA. Llamar con un teléfono Verizon desde Cuba cuesta US$2.99 por minuto mediante una red 2G. Los datos valen US$2.05 por MB.

Antes de que Sprint y Verizon lanzaran un servicio de roaming en Cuba, los turistas de EE.UU. en la isla necesitaban alquilar un celular de la red inalámbrica cubana Cubacel, propiedad de ETECSA, y pagar por los minutos usados (ETECSA, permite que Boss Revolution venda minutos a celulares alquilados por Cubacel).

Con paciencia se gana el cielo... cubano

Hace un año, cuando se anunció que Estados Unidos y Cuba volverían a establecer relaciones diplomáticas y comerciales, muchos estadounidenses no cabían en su alegría al pensar que pronto podrían visitar un país que desde 1962 estuvo prohibido para la mayoría de ellos.

Pero la realidad es que las comodidades a las que muchos de ellos están acostumbrados no están aún disponibles. El Internet, por ejemplo, está disponible apenas en unos cuantos lugares de la isla, a pesar de los cambios que ha hecho ETECSA para extender Wi-Fi a lugares públicos y otros avances. La escasez de Internet podría hacer difícil -- al menos en el corto plazo -- a gozar servicios como Netflix aunque está oficialmente disponible en la isla.

Aún así, si bien a paso lento, las telecomunicaciones y el acceso al Internet parecen estar entre las prioridades de ambos gobiernos.

"El cambio no ocurrirá de la noche a la mañana, pero estamos avanzando en la dirección correcta", dijo el Departamento de Estado en un comunicado. "Continuaremos persiguiendo un mayor compromiso entre Estados Unidos y Cuba".