CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Jefe de empresa de criptomonedas se lleva a la tumba la clave para movilizar US$190 millones

Gerald Cotten falleció repentinamente, a los 30 años de edad, y ni siquiera su esposa conoce la clave que le permita a los inversionistas mover el dinero. El caso empieza a levantar suspicacias.

Si quieres mantener un secreto, no se lo digas a nadie. Parece que Gerald Cotten se tomó muy en serio ese consejo y ahora miles de personas no saben qué hacer para recuperar su dinero invertido en criptomonedas. 

Cotten, de 30 años de edad, era el presidente ejecutivo de QuadrigaCX, una de las mayores empresas de criptomonedas de Canadá. El 14 de enero de 2019, la compañía informó a través de Facebook el fallecimiento de su fundador, por complicaciones de la enfermedad de Chron (proceso inflamatorio crónico del tracto intestinal), "mientras cumplía labores como voluntario en un orfanato de la India".

En la cuenta oficial de Twitter de QuadrigaCX también se comunicó el incidente: "Por favor, consulte nuestra declaración sobre el fallecimiento repentino de nuestro fundador y presidente ejecutivo de @QuadrigaCoinEx, Gerry Cotten. Un líder visionario que transformó las vidas de quienes lo rodean".

La muerte no habría levantado sospechas si Cotten no se hubiera llevado la clave para acceder a las cuentas de la empresa a la tumba. Por esa razón, actualmente los activos están congelados y la viuda, Jennifer Robertson, firmó una declaración jurada que detalla que los bitcoins y el resto de productos relacionados estaban almacenados en un servidor especial, para protegerlos de la piratería y robos.

La computadora portátil de Cotten igualmente está bloqueada y ni siquiera expertos en hackear cuentas han podido vulnerar la seguridad del dispositivo. La consecuencia, según el Washington Post, es que alrededor de 115,000 usuarios no pueden ingresar a la plataforma. Peor aún, la página Web del sitio especializado en banca y negocios, Fortune,  asegura que "el inventario de criptomonedas de Quadriga no está disponible y parte de él puede perderse".

"El hecho de que sucedió hace un mes, y lo acaban de anunciar ahora, y no hay pruebas de muerte, obituario, perfiles de LinkedIn de ningún miembro del personal, direcciones físicas, límites de retiro de criptografía, etc., todo esto hace que la gente sospeche", dijo el inversionista Xitong Zou a Coindesk, una página que trata temas de criptoactivos.

Este martes, 5 de febrero, en la cuenta de Facebook de QuadrigaCX se informó a la clientela de una nueva medida: "Hoy se ha emitido una orden de protección de los acreedores de conformidad con la ley de acuerdos de acreedores de las empresas, que nos permite resolver las cuestiones financieras pendientes que han afectado nuestra capacidad de servir a nuestros clientes".

Según todos los medios citados, la cantidad de dinero que está en el aire se aproxima a  los US$190 millones. Por ahora, las autoridades de Canadá no se han pronunciado al respecto.