CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Cráneos que explotan, sangre hirviente: Así murieron las víctimas del Vesubio

Un nuevo estudio indica que los habitantes de la localidad de Ercolano, en Italia, tuvieron una muerte rápida pero horrorosa ante la furia del volcán en el año 79 antes de Cristo.

De Agostini Picture Library/Getty Images

Un equipo de arqueólogos ha encontrado que la erupción en el Monte Vesubio quemó los cuerpos de las más víctimas más rápido de lo que hubiera hecho un crematorio. 

Claro, porque cuando mueres, quieres que esto ocurra rápidamente. Pero quizá no tan rápido como aquellos que sucumbieron ante la furia del Vesubio.

mt-vesuvius-skull-explosions

Los científicos dicen que las fracturas en el cráneo de restos rescatados de Ercolano, Italia, muestran evidencia de "explosión craneal". 

Pierpaolo Petrone et al./Azienda Ospedaliera Universitaria di Modena

De acuerdo con un nuevo ensayo de investigación publicado por un equipo de arqueólogos italianos, la erupción del Monte Vesubio en el año 79 antes de Cristo generó temperaturas extremas que resultaron en que los cráneos de las víctimas explotaran, que su sangre hirviera, y que sus músculos, carne y cerebro se tornaran rápidamente en ceniza. b

Al realizar nuevos estudios en los restos óseos de aquellos que perecieron en la localidad de Ercolano, Italia, un pueblo que se encontraba a poco más de 6 kilómetros del Vesubio y que fue aniquilado por la erupción volcánica, los científicos han podido obtener más datos sobre cómo murieron sus habitantes. 

Fue una muerte rápida pero horrorosa. 

El equipo encontró evidencia de la "rápida vaporización de los fluidos corporales" y de "sangre hirviente" así como también de fracturas, similares a las que se encuentran en los huesos cremados. Esto indica que las víctimas experimentaron "explosiones recurrentes del cráneo".

También encontraron evidencia de un "muy rápido reemplazo de carne por ceniza". 

Los cuerpos que son expuestos a calor extremo se encuentran con frecuencia con una "actitud pugilista", en la que las extremidades se enrizan debido a que los músculos se contraen para dar la posición de un boxeador. Pero, de acuerdo a los científicos, los restos óseos en Ercolano indican que sus músculos "desaparecieron" más rápido que los cuerpos que se queman en los crematorios. 

Fue una combinación de huesos resquebrajándose, cráneos que explotaban, sangre hirviente y carne que se tornaba en ceniza la que llevó a una "muerte instantánea", dijeron los científicos.