CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Un cráneo impreso en 3D permite a los científicos ver el cerebro de un ratón en acción

El cráneo transparente permite a los investigadores ver e interactuar con grandes partes de la corteza cerebral de los roedores.

Investigadores de la Universidad de Minnesota han descubierto cómo abrir una ventana al cerebro de los ratones mediante el uso de un implante de cráneo transparente. Se llama See-Shell.  

"Lo que estamos tratando de hacer es ver si podemos visualizar e interactuar con grandes partes de la superficie del cerebro del ratón, llamada corteza, durante largos períodos de tiempo", dijo el profesor de ingeniería mecánica Suhasa Kodandaramaiah, coautor del estudio sobre See-Shell que apareció en la publicación especializada Nature Communications

See-Shell podría ayudar a los científicos que estudian condiciones del cerebro humano como conmociones cerebrales, Alzheimer y condiciones degenerativas como la enfermedad de Parkinson. "Estos son estudios que no podemos realizar en seres humanos, pero son extremadamente importantes en nuestra comprensión de cómo funciona el cerebro para poder mejorar los tratamientos para las personas que experimentan lesiones o enfermedades cerebrales", añadió el neurólogo Timothy Ebner.

Un video publicado por la universidad muestra una exploración cerebral del ratón acelerada como se ve a través de See-Shell. "Los cambios en el brillo se corresponden con la disminución de la actividad neuronal. Los destellos sutiles son períodos en los que todo el cerebro se activa repentinamente", afirma la universidad en dicho video.

Los investigadores escanean digitalmente el cráneo de un ratón y usan los datos para crear una pieza transparente similar usando una impresora 3D. El cráneo luego se reemplaza quirúrgicamente con el See-Shell. El ratón estudiado por el equipo no rechazó el implante, lo que les permitió controlar su cerebro durante varios meses.

Los investigadores tienen la intención de hacer que See-Shell esté disponible comercialmente para otros investigadores.