De cómo Courtney Love se metió en la protesta contra Uber en Francia

La protesta más escandalosa del momento llegó de una celebridad estadounidense cuando intentaba tomar un carro de Uber en un aeropuerto en París.

Singer Courtney Love objected about ill treatment by taxi protesters while trying to take an Uber car from a Paris airport.
La cantante Courtney Love se quejó contra el maltrato de los manifestantes mientras trataba de tomar un Uber desde un aeropuerto en París. Captura de pantalla por Stephen Shankland/CNET

PARÍS -- Los taxistas franceses que se manifestaron en Francia contra Uber y servicios similares consiguieron una publicidad inesperada el jueves, cuando al parecer agredieron un coche que llevaba como pasajera a la cantante Courtney Love.

"Han emboscado nuestro coche y han tomado como rehén a nuestro conductor. Están golpeando los coches con bates de metal. ¿Esto es Francia? Estaría más segura en Bagdad", tuiteó a sus 1.9 millones de seguidores. Los neumáticos de su coche fueron rajados, dijo, y después de una hora de permanecer como "rehén", "pagué a unos tipos en motocicletas para escabullirnos; nos persiguió una turba de taxistas que lanzaban piedras; pasaron dos policías y no hicieron nada".

Love publicó una foto de una ventana con manchas de huevo y puso al presidente francés, François Hollande, a trabajar sobre el incidente.

El drama de Courtney Love destaca un choque cultural en Francia, donde los empleos de los trabajadores están protegidos y donde las leyes a menudo se imponen a cosas como los ingredientes en una baguette y una prohibición de comprar cosas en domingo. Empresas como Uber, que envían un chofer a pedido mediante una aplicación de teléfono inteligente, representan un enfoque más capitalista. Uber, por su parte, abraza la religión "disruptiva" de Silicon Valley y promete la creación de 50,000 nuevos puestos de trabajo en Europa, pero ese mensaje no resuena con los taxistas de hoy.

Los taxistas franceses organizaron el jueves lo que parece ser su mayor protesta a la fecha en Francia. Anteriormente, las llamadas "Operation Escargot" (operación caracol, en español) bloquearon el tráfico entre los dos aeropuertos de París y el centro de la ciudad, pero la nueva protesta fue más allá, pues hubo quema de neumáticos, un coche volcado y la participación de la policía antidisturbios en algunas áreas. Se calcula que participaron 2,800 taxistas, según el diario francés Le Parisien.

Los taxistas franceses están molestos con lo que dicen es la competencia desleal de los servicios como Uber que no están sujetos a los mismos controles de regulación y no requieren costosas licencias de taxi -- y con las continuas operaciones de Uber en este país a pesar de los nuevos límites legales. Uber se compromete a cubrir los gastos legales de los conductores si se ven atrapados en un tipo de problema con los reguladores aquí.

Uber ha tenido un mal momento con los gobiernos. Está prohibido en España, y la compañía también se ha enredado con los reguladores en los EE.UU., Alemania, Francia, Holanda, India, Tailandia, el Reino Unido, China y Corea del Sur.

Particularmente espinoso en Francia es el servicio UberPop, que es menos costoso y que anima a cualquiera que tenga un vehículo a registrarse con Uber para transportar pasajeros. La ley Thévenoud de 2014 prohibió efectivamente las operaciones Uber en ese país, pero un tribunal de apelaciones francés en marzo arrojó dudas sobre la legalidad de dicha Ley.

Más arriba en la jerarquía política, la Comisión Europea también podría tomar una posición en contra de la ley francesa. Mientras tanto, Uber continúa operando.

UberPop is the least expensive tier of service from Uber.
UberPop es el servicio menos costoso de Uber. Captura de pantalla por Stephen Shankland/CNET
Close
Drag