Una corte de EE.UU. prohíbe a Samsung vender algunos teléfonos

El bloqueo llega en respuesta a una demanda por violación de patentes de Apple, y afecta a celulares como el Galaxy Nexus, Galaxy Note, Note 2 y Galaxy S2, que ya ni están a la venta.

Foto de © Action Images

Samsung deberá dejar de vender un montón de teléfonos inteligentes en el mercado de Estados Unidos; esto tras el fallo de un tribunal a favor de Apple.

La jueza Lucy Koh, quien se ha encargado de llevar la batalla legal entre Apple y Samsung en Estados Unidos, ordenó que Samsung deje de vender los teléfonos Admire, Galaxy Nexus, Galaxy Note, Galaxy Note 2, Galaxy S2, Galaxy S2 Epic 4G Touch, Galaxy S2 Skyrocket, Galaxy S3 y Stratosphere.

Según el fallo, estos teléfonos han sido hallados culpables de violar patentes a nombre de Apple. Sin embargo, muchos de estos dispositivos ya ni siquiera estén en el mercado. El Galaxy S3, el teléfono más reciente de Samsung y que está dentro de la orden, fue lanzado en 2012 y ya no está a la venta en Estados Unidos.

El bloqueo de ventas es apenas el capítulo más reciente en una larga batalla legal entre Samsung y Apple, y el último desenlace tras el fallo a favor de Apple en mayo de 2014, cuando se le ordenó a Samsung pagar US$119.6 millones a Apple por infringir el uso de patentes. Las patentes que Samsung usó son las de funciones como Deslizar para desbloquear, auto corregir palabras, entre otras.

Empresas como eBay, Facebook, Google y HP se unieron con Samsung en esta batalla en contra de Apple. La alianza, sin embargo, no tuvo resultado, ya que la jueza Koh dio el fallo a favor de Apple.

La disputa legal comenzó en abril de 2011, cuando la gigante de Cupertino demandó a su rival de copiar el diseño del iPhone y del iPad. Samsung, por su parte, interpuso una contrademanda y el caso se fue a juicio en agosto de 2012. Un jurado de nueve personas determinó que la mayoría de patentes sí estaban siendo violadas por Samsung, por lo que Apple debía obtener US$1,050 millones en daños --menos de la mitad de los US$2,750 millones solicitados inicialmente.

La compañía sudcoreana, que buscó US$421 millones en su contrademanda, no obtuvo nada.

Close
Drag