Evita estos errores en Amazon Prime Day 2020 Los mejores regalos para estar sano The Haunting of Bly Manor Pixel 5 Trucos ocultos de tu suscripción de Amazon Prime Consejos para las mejores ofertas de Prime Day

Vacuna contra el COVID-19 y el número mundial de muertos supera el millón

Actualmente, hay siete vacunas en pruebas en Estados Unidos, de las cuales cuatro se acercan a las etapas finales para la aprobación de la FDA. Las muertes por COVID-19 superan el millón en todo el mundo y los casos en EE.UU. y América Latina siguen aumentando.

coronavirus-sintomas-estado

Especialistas indican que una vacuna podría estar disponible para uso de emergencia a fines de 2020.

Getty Images
Para las noticias e información actualizada sobre la pandemia del coronavirus, visita la página web de la OMS.

El coronavirus, un virus detectado por primera vez en la ciudad de Wuhan, en el centro de China, en diciembre de 2019, ha infectado ya a más de 33 millones de personas y causado mas de 1 millón de muertes en todo el mundo, como se puede ver en gran detalle en el mapa del coronavirus. El 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó oficialmente al COVID-19 como pandemia

Al 29 de septiembre de 2020, más de 23 millones de personas en todo el mundo se habían recuperado de COVID-19.

Reproduciendo: Mira esto: Coronavirus: Lo que necesitas saber sobre el brote de...
3:29

El virus, cuyo nombre es SARS-CoV-2, fue reportado por primera vez a la OMS el 31 de diciembre de 2019 y ha estado bajo investigación desde entonces. Los científicos chinos han vinculado la enfermedad a una familia de virus conocidos como "coronavirus", de la misma familia de los virus mortales SARS (síndrome respiratorio agudo grave) y MERS (síndrome respiratorio de Oriente Medio).

En un inicio, los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) indicaron que la tasa de mortalidad del COVID-19 era menor que la de la influenza, enfermedad que en las primeras cuatro semanas de 2020 cobró la vida de 1,210 personas en todo el país, según cifras del mismo organismo. "El porcentaje de fallecimientos es de entre un 2 por ciento y un 4 por ciento en Wuhan, China; y alrededor de un 0.7 por ciento fuera de Wuhan", según la OMS.

Sin embargo, el 3 de marzo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, indicó que 3.4 por ciento de personas con COVID-19 habían muerto, y en un reporte de situación, la OMS indicó que la mortalidad por COVID-19 "parece más alta que por influenza, especialmente la influenza estacional". La influenza estacional mata a menos del 1 por ciento de personas contagiadas. 

Cabe mencionar que calcular una tasa de mortalidad exacta no es posible ya que depende en gran medida del acceso y calidad de atención que reciban las personas en cada país. 

Por el momento no existe un tratamiento oficial contra el virus, antiguamente conocido como 2019-nCoV. Pero el 6 de febrero, el gobierno chino empezó a registrar a un pequeño número de pacientes a una prueba clínica de remdesivir, un antiviral experimental creado por la empresa farmacéutica estadounidense Gilead que no ha sido aprobado pero que ha mostrado promesa durante estudios de laboratorio. Gilead dijo en un comunicado que "a pesar de que no existen datos antivirales que muestran actividad en contra del  2019-nCoV en este momento, los datos disponibles en el caso de otros coronavirus nos dan esperanza". Luego, el 11 de febrero la OMS dijo que una vacuna contra el virus estaría lista en 18 meses. 

El 30 de enero, la Organización Mundial de la Salud declaró una alerta internacional ante el brote de coronavirus.

El 31 de enero, Estados Unidos declaró una emergencia de salud pública ante el brote de coronavirus, lo que prohíbe la entrada a Estados Unidos a los extranjeros que han estado en China en las últimas dos semanas y que no tengan familiares ciudadanos o residentes permanentes. La primera muerte fuera de China a causa del virus fue reportada el sábado 1 de febrero, de acuerdo a la OMS. Se trató de un hombre de 44 años en Filipinas.

Al 5 de marzo, se reportaron contagios en más de 50 países y para el 9 de marzo, Tedros dijo que estando el virus en tantos países "la amenaza de una pandemia se ha vuelto muy real". 

El 11 de marzo la OMS declaró que el numero de países afectados se ha triplicado, por lo que el brote del COVID19 como pandemia. "Pandemia no es una palabra para usar a la ligera o descuidadamente. Es una palabra que, si se usa mal, puede causar un miedo irrazonable o una aceptación injustificada de que la lucha ha terminado, lo que lleva al sufrimiento y muertes innecesarias", dijo Ghebreyesus en la conferencia de prensa.

Tras la declaración de pandemia por parte de la OMS, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció restricciones de viaje que prohíben los vuelos desde Europa a Estados Unidos, con el objetivo de prevenir la propagación de coronavirus SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19. La restricción de 30 días comienza a partir del viernes 13 de marzo. El 14 de marzo incluyó a Reino Unido e Irlanda en la lista de países con restricción de vuelo. 

Por su parte, Robert Redfield director del Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) dijo en un testimonio ante el Congreso que todos los estadounidenses tendrán acceso a análisis y tratamiento del coronavirus, sin importar cuál sea su situación de seguro médico.

El 4 de mayo, la OMS indicó que aunque varios países han empezado a relajar las órdenes de confinamiento, medidas como el distanciamiento social y la higiene de manos no pueden dejarse a un lado y siguen siendo necesarias. 

El 20 de mayo, la CDC publicó el miércoles una serie de pautas detalladas para reabrir el país, en donde se establece un enfoque de múltiples fases, así como orientación provisional para que restaurantes, bares, escuelas y similares se reabran mientras se rastrea y controla la propagación de COVID-19. También cubre temas como el llamado rastreo de contactos (contact tracing), las pruebas y la monitorización de una reaparición del virus.

El 17 de junio, Tedros felicitó al gobierno de Reino Unido tras descubrir que la dexametasona, un medicamento antiinflamatorio conocido desde los 60 se puede utilizar para tratar casos graves de COVID-19 con éxito. "Este es el primer tratamiento que se ha demostrado que reduce la mortalidad en pacientes gravemente enfermos con COVID-19 que requieren oxígeno o ventilación", dijo el director de la OMS. 

El 7 de julio, la OMS declaró que existe un número creciente de estudios y pruebas que indican que el COVID-19 también se puede transmitir por vía aérea. "Hay algunas pruebas nuevas, pero no es definitivo. Por lo tanto, no se puede descartar la posibilidad de transmisión aérea en entornos públicos, especialmente en condiciones muy específicas: lugares abarrotados, cerrados, con poca ventilación. Sin embargo, la evidencia debe ser recopilada e interpretada", dijo Benedetta Allegranzi, responsable de prevención y control de infecciones de la OMS.

Cronología sobre la vacuna contra el COVID-19

Actualmente hay siete vacunas contra el COVID-19 que son candidatas en Estados Unidos, de las cuales cuatro se acercan a las etapas finales para ser aprobadas por la FDA. En todo el mundo hay al menos 50 vacunas que actualmente están siendo probadas en humanos, y docenas mas están en desarrollo. 

El Dr. Fauci dijo recientemente que, aunque una o varias vacunas estén disponibles para finales de 2020, el mundo podría regresar a "donde estábamos antes del COVID" hasta finales de 2021. Estos son algunos de los acontecimientos más importantes relacionados con la vacuna del coronavirus:

14 de julio 2020: La revista medica, The New England Journal of Medicine, publicó resultados prometedores de una vacuna desarrollada por la empresa de biotecnología Moderna. Esta vacuna provisional contra el coronavirus ha logrado generar anticuerpos en todas las personas que han participado en las pruebas y los efectos secundarios son muy pocos. 

"Estas son muy buenas noticias", dijo el epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci al Wall Street Journal. "Los anticuerpos neutralizantes son lo más importante para la protección contra una infección viral", dijo Fauci. "Y los datos del estudio, aunque los números sean pequeños, dejan muy claro que esta vacuna es capaz de inducir muy buenos niveles de anticuerpos neutralizantes". Los resultados del estudio de esta vacuna se basan en las pruebas realizadas sobre 45 participantes, con edades entre los 18 y los 55 años.

El farmacéutico español Juan Andrés, director técnico de Moderna, dijo al periódico español El País que la vacuna podría estar lista para finales de este año en Estados Unidos, y a inicios de 2021 en otros países. Los lugares de estudio estarán ubicados en ciudades en donde los casos por COVID-19 han aumentado, como es el caso de Texas, Florida, California y Arizona.

27 de julio de 2020: La vacuna creada por Moderna entrará a una nueva fase de prueba, la cual contará con 30.000 participantes en casi 90 lugares distintos de Estados Unidos. Los lugares de estudio estarán ubicados en ciudades en donde los casos por COVID-19 han aumentado, como es el caso de Texas, Florida, California y Arizona. De acuerdo con el Wall Street Journal, algunos desarrolladores de vacunas, entre ellos Moderna, indicaron que de si los estudios tienen éxito, una vacuna podría estar disponible para uso de emergencia a fines de 2020.

13 de agosto de 2020: La OMS indicó que actualmente existen nueve vacunas dentro COVAX, que es un programa para garantizar el acceso rápido, justo y equitativo a las vacunas contra el COVID-19 en el mundo, las cuales se encuentran en las fases 2 o 3 de pruebas.

11 de agosto de 2020: El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el que el país aprobó la primera vacuna del mundo contra el coronavirus. Sin embargo, algunos expertos en salud, están mostrando su preocupación ante la vacuna pues ha sido aprobada antes de que se completen las pruebas clínicas. Dos líderes latinoamericanos, Nicolás Maduro, de Venezuela y Andrés Manuel López Obrador en Mexico se mostraron dispuestos a ser los primeros en probar el desarrollo ruso y ambos lo admitieron casi al mismo tiempo.

8 de septiembre de 2020: Nueve farmacéuticas se comprometieron a examinar a fondo cualquier vacuna creada contra el coronavirus, y emitieron un compromiso conjunto en el que dijeron que "apoyarían la ciencia" y no presentarían una vacuna hasta que se compruebe su seguridad y eficacia. 

"Creemos que este compromiso ayudará a garantizar la confianza del público en el riguroso proceso científico y normativo mediante el cual se evalúan las vacunas COVID-19 y, en última instancia, se pueden aprobar", dijeron las farmacéuticas.

Este compromiso se realizó después de que Trump declarara que la vacuna podría estar disponible para antes del 3 de noviembre, día en el que se celebrarán las elecciones presidenciales. Sin embargo, Fauci dijo el 8 de septiembre que es "poco probable" que una vacuna contra el COVID-19 esté disponible para el 3 de noviembre, y que espera que la vacuna esté disponible para finales de año o principios de 2021.

8 de septiembre de 2020: La fase 3 de los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, se suspendió debido a una "sospecha de reacción adversa grave" en uno de los participantes del estudio, informó STAT News.

Es común que se suspendan las pruebas clínicas, pero por el momento no se sabe cuánto tiempo estará detenido el proceso de la vacuna de AstraZeneca.

15 de septiembre: El empresario Bill Gates, dijo que no espera que una vacuna contra el coronavirus esté lista hasta principios del próximo año. "Creo que una vez que entre, digamos, diciembre o enero, es probable que al menos dos o tres (busquen aprobación), si la efectividad está ahí", dijo a CNBC.

Expertos en salud pública, incluido el Dr. Anthony Fauci, han dicho que no esperan una vacuna para antes de fin de año o principios del próximo. Sin embargo, el presidente Donald Trump ha sugerido que podríamos ver una vacuna antes de las elecciones del 3 de noviembre, pero los científicos han dicho que es poco probable. 

16 de septiembre de 2020: El gobierno federal de Estados Unidos detalló cómo es que pretende hacer que la vacuna esté disponible para todos los estadounidenses que quieran recibirla. El Departamento de Salud y Servicios Humanos y el Departamento de Defensa indicaron que las vacunas se administrarán "con el objetivo de que no haya costos iniciales para los proveedores ni costos de bolsillo para el receptor de la vacuna", esto significa que las vacunas serían gratuitas para toda persona que la desee. 

23 de septiembre de 2020: Johnson & Johnson anunció que su vacuna contra el COVID-19 entró a fase 3, convirtiéndose en la cuarta empresa en Estados Unidos en entrar en la fase final de ensayos clínicos. Si bien, la farmacéutica está por detrás de los líderes, su ensayo es con 60,000 participantes por lo que es el más grande. La compañía dijo que a finales de año se sabrá si su vacuna funciona. 

Además, a diferencia de otras potenciales vacunas, esta podría requerir una única inyección y no es necesario mantenerla congelada, lo que simplifica la logística. 

Coronavirus: Estados Unidos

Estados Unidos reportó más de 7.1 millones de casos por COVID-19 para el 29 de septiembre y el número de muertes en el país norteamericano supera las 205,000. 

Actualmente EE.UU. es el país con más casos de coronavirus en todo el mundo, por lo que varios países han bloqueado a la entrada de turistas estadounidenses. Algunos de estos países son: Alemania, Francia, Italia, España, China, Canadá, Japón, Nueva Zelanda, Australia, Brasil, Argentina, Colombia, Perú, entre otros. 

El 21 de abril la Dirección de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos aprobó la primera prueba de diagnóstico de COVID-19 que puede realizarse desde los hogares. La prueba, desarrollada por LabCorp, consiste en un cotonete nasal que se envía a uno de los laboratorios para su análisis. De acuerdo con un comunicado de la FDA, los kits de prueba estarán disponibles primero para los trabajadores de atención médica, y estarán disponibles para los consumidores en las próximas semanas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el 3 de abril que la CDC recomienda a todos los estadounidenses usar mascarillas o cubrebocas, en tanto que los respiradores N95 deberán ser utilizados solo por trabajadores de salud. Aunque se sigue estudiando la propagación del virus, estudios recientes han demostrado que personas asintomáticas con COVID-19 pueden transmitir el virus. Por ello, se recomienda el uso del cubrebocas de tela en lugares públicos en donde mantener el distanciamiento es complicado, como en supermercados y farmacias.

El 29 de marzo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump extendió hasta el 30 de abril la orden federal de distanciamiento social. Esto después de que el doctor Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, indicara que alrededor de 200,000 estadounidenses podrían morir por COVID-19.

El 27 de marzo, Trump aprobó el paquete de estímulo económico de US$2 billones, que incluiría un pago de hasta US$1,200 para los contribuyentes. Esto es parte de un esfuerzo por suavizar los efectos económicos causados por la epidemia del novel coronavirus. Ese mismo día, el número de casos reportados por COVID-19 en EE.UU. rebasó los 100,000.

El 26 de marzo, los casos de COVID-19 reportados en Estados Unidos superaron los 83,000, pasando las cifras reportadas en China, con poco más de 81,700 casos e Italia con aproximadamente 80,587 casos. El martes 24 de marzo, la Organización Mundial de la Salud indicó que Estados Unidos podría convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia. 

El gobierno estadounidense anunció el 20 de marzo que serraría su frontera sur, con México, para viajes no esenciales —como el turismo— con el fin de ayudar a detener la propagación del novel coronavirus.

"Como hicimos con Canadá, también estamos trabajando con México para implementar nuevas reglas en nuestros puertos de entrada para suspender los viajes no esenciales", dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. "Estas nuevas reglas y procedimientos no impedirán el comercio". 

El 20 marzo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció una orden ejecutiva de "quedarse en casa" en todo el estado y que aplica para todos los residentes. Esta misma medida fue aplicada el 19 de marzo por el gobernador de California, Gavin Newsom.

Anteriormente los gobiernos de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y California habían ordenado la clausura temporal de gimnasios, cines y casinos en sus estados para reducir los contagios por COVID-19 en la región. Los bares y restaurantes únicamente podrán aceptar solicitud de órdenes para llevar y entregas a domicilio.

El 16 de marzo London Breed, alcaldesa de San Francisco, indicó que los residentes de San Francisco deberán quedarse en casa debido a la propagación del virus. Esta orden entrará en vigor a partir de la medianoche, estará vigente hasta el 7 de abril y también aplica para los condados de Santa Clara, San Mateo, Marin, Contra Costa y Alameda. La orden de aislamiento no es total por lo que las personas pueden seguir saliendo para cumplir con necesidades esenciales, como ir al supermercado.

El viernes 13 de marzo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró emergencia nacional por el brote de coronavirus, invocando la Ley Stafford para destinar más de US$50,000 millones de recursos federales para asistir a los gobiernos locales y estatales. 

Coronavirus en México

Los casos de COVID-19 en México aumentan a más de 733,000 para el 29 de septiembre.

El gobierno de México anunció el 13 de mayo un plan de reapertura el cual consiste en tres etapas: reapertura de municipios sin contagios, reapertura con protocolos sanitarios e implementación de semáforo por regiones para la reapertura de actividades sociales, educativas y económicas. Estas etapas se piensan implementar a lo largo del mes de mayo. Las autoridades pronosticaron que la pandemia llegará a su fin el 25 de junio en México.

El 30 de marzo el gobierno de México declaró emergencia sanitaria y anunció la suspensión inmediata de actividades no esenciales en sectores público, privado y social con el fin de disminuir la transmisión del virus SARS-CoV-2.

Estados Unidos anunció un cierre parcial de la frontera sur con México el 20 de marzo. Ante el anuncio, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard aclaró en una conferencia de prensa que "no hablamos de cierre porque eso significa que se cierre la frontera, no es eso. Simplemente se va a restringir, para que aclaremos, sí se va a restringir para el caso de turismo y recreación, esencialmente".

Mediante un tuit publicado el 19 de marzo, Ebrard indicó que le propuso al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, que las medidas de restricción fronteriza no paralicen la actividad económica.

El 20 de marzo el gobierno mexicano lanzó un sitio Web para que los mexicanos varados en el extranjero y que hayan sido afectados por la cancelación o suspensión de vuelos soliciten ayuda consular. 

El 18 de marzo la Secretaría de Salud de México confirmó la primera muerte por COVID-19 en el país. 

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de Ciudad de México, anunció el 16 de marzo la suspensión de todas las actividades que convoquen a más de 1,000 personas, por temor a la propagación de coronavirus. Sin embargo, este anuncio fue realizado después de que el fin de semana se celebrara el festival de música Vive Latino, al cual acudieron decenas de miles de personas. 

Por su parte, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS hizo un llamado a México para comprometerse a cumplir con las normas de prevención ante el brote de COVID-19.

El 11 de agosto, Vladimir Putin, el presidente ruso, compartió con el mundo una noticia en apariencia positiva, al decir que había una nueva vacuna contra el coronavirus hecha en su país. El 17 de agosto, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dijo que se ofrecería como voluntario para ser uno de los primeros en probar una vacuna rusa si resultaba eficaz. 

"Sería el primero en vacunarme", dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina habitual, según registró Reuters.

El coronavirus en España

Los casos de COVID-19 en España son más de 748,000 para el 29 de septiembre.

A partir del domingo 26 de abril, España permitió que los niños de hasta 14 años salieran por una hora a un kilómetro a la redonda de su domicilio. Esto tras pasar seis semanas confinados en casa. 

El Consejo de Ministros anuncia que a partir del lunes 27 de abril, los niños y adolescentes de hasta 14 años podrán salir acompañados por un adulto, pero solo para acompañar a sus padres a hacer las compras o al banco. 

El 9 de abril, el parlamento español extendió el estado de emergencia en el país hasta el 26 de abril. El estado de emergencia fue declarado por primera vez el 14 de marzo.

Con 17,395 casos de COVID-19, España cerró pasos fronterizos por lo que únicamente los ciudadanos españoles o residentes podrán entrar al país vía terrestre, según información de El País. Las ciudades de Cataluña y Madrid concentran el mayor número de casos.

El ministro de Transportes de España, José Luis Ábalos, indicó que los viajes en aeropuertos se han reducido un 50 por ciento tras el estado de alarma decretado por el Gobierno, mientras que los viajes por carretera se han desplomado un 89 por ciento, reporto El País el 19 de marzo. 

El 13 de marzo el gobierno de España anunció que se decretaría el estado de alarma en el país. 

A continuación, te presentamos todo lo que sabemos sobre este misterioso virus y los pasos que puedes seguir para reducir el riesgo de ser infectado.

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus pertenecen a una familia de virus conocidos como Coronaviridae y lucen como una especie de anillos con púas cuando los ves con la lente de un microscopio electrónico. Se llaman así debido a esas púas o picos, que forman un halo o corona alrededor de su envoltura viral.

Los coronavirus contienen una cadena de ARN (ácido ribonucleico) dentro de su envoltura y la única forma que tienen para reproducirse es entrar en células vivas y apropiarse de la maquinaria que está en su interior. Los picos de su envoltura viral les permite enlazarse a las células, lo que les da un punto de acceso. Una vez dentro, convierten la célula en una fábrica de virus, utilizando su cinta transportadora molecular para producir más virus y enviarlos al exterior. Los nuevos virus infectan otra célula, y el ciclo comienza de nuevo.

Por lo general, estos tipos de virus se encuentran en animales que van desde ganado hasta mascotas domésticas y animales silvestres como murciélagos. Cuando dan el salto a los humanos, pueden causar fiebre, enfermedades respiratorias e inflamación en los pulmones. En personas inmunocomprometidas, como ancianos o  personas con VIH-sida, pueden ocasionar enfermedades respiratorias graves.

Los agentes causantes del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS) fueron coronavirus extremadamente patógenos, y se descubrió que podían transmitirse con facilidad entre humanos. El SARS infectó a más de 8,000 personas y produjo casi 800 muertes. El MERS tuvo casi 2,500 infectados y ocasionó más de 850 muertes.

Para evitar la confusión:

  • Este nuevo coronavirus lleva por nombre oficial SARS-CoV-2.
  • La enfermedad causada por el virus se conoce como COVID-19.

¿De dónde vino el virus?

El virus parece haberse originado en el mercado mayorista de mariscos Huanan en Wuhan, una ciudad china con más de 11 millones de personas ubicada unas 650 millas (1050 km) al sur de Beijing. El mercado vende pescado, así como una gran variedad de otras carnes de animales. Sin embargo, aún se desconoce si surgió o no de una especie animal como los coronavirus anteriores (SARS y MERS).

Los mercados han sido relacionados con el origen y la propagación de enfermedades virales en epidemias pasadas y una gran mayoría de los casos confirmados hasta el momento son personas que habían acudido al mercado de Huanan en las últimas semanas. El mercado parece ser una pieza clave del rompecabezas, pero los investigadores aún deben realizar toda una serie de experimentos y pruebas para confirmar el origen del virus.

"Las pruebas a animales en el área de Wuhan, incluidas muestras provenientes de los mercados, nos proporcionarán más información", dijo Raina MacIntyre, jefa del programa de investigación de bioseguridad en el Instituto Kirby de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

¿Cómo se transmite?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), WHO por sus siglas en inglés, una persona puede contraer COVID-19 por contacto con otra persona infectada por el virus. 

La enfermedad se puede propagar de persona a persona través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen cuando una persona infectada tose, exhala o habla. Además, estas gotículas caen sobre objetos y superficies por lo que otras personas pueden contraer la enfermedad si tocan estas superficies contaminadas, y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), nueva evidencia ha demostrado que una porción significativa de personas con coronavirus no presenta síntomas, y existen otras personas que pueden transmitir el virus incluso antes de mostrar síntomas. Por lo que el distanciamiento social es importante para prevenir la propagación del COVID-19.

Actualmente, la OMS sigue estudiando la forma de transmisión de COVID-19, mientras que la CDC indica en su sitio Web que "el COVID-19 es una enfermedad nueva y todavía seguimos aprendiendo acerca de la forma en la que se propaga y la gravedad de la enfermedad".

El mercado de Wuhan, que se cree que es el epicentro de la propagación, fue cerrado el 1 de enero. En ese entonces, la Organización Mundial de la Salud sugirió no excluir la posibilidad de transmisión de persona a persona.

El 20 de enero, el Centro de Investigación y Políticas sobre Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota informó que personal de salud en China había sido infectado con el virus. Este fue un punto de inflexión notable en la anterior epidemia de SARS, ya que el personal de salud que viajó de un país a otro ayudó a la propagación de la enfermedad. El centro también confirmó que es probable la transmisión de persona a persona, lo que podría dificultar los esfuerzos para contener el virus en las próximas semanas.

Síntomas del coronavirus

Este nuevo coronavirus tiene síntomas similares a los de los coronavirus causantes de enfermedades previamente identificados. En los pacientes actualmente diagnosticados parece haber todo un espectro de la enfermedad: un gran número de ellos experimentan síntomas leves similares a los de la neumonía, mientras que otros tienen una respuesta mucho más grave.

El 24 de enero, la prestigiosa revista médica The Lancet publicó un extenso análisis de las características clínicas de la enfermedad. El 28 de abril, la CDC actualizó su sitio Web e indicó que los síntomas  ––que aparecen de 2 a 14 días después de la exposición al virus––más comunes del COVID-19, son:

  • Tos seca
  • Dificultad respiratoria  

La CDC añadió tres nuevos síntomas el 26 de junio, por lo que la lista actualizada de síntomas de COVID-19, son:

  • Congestión nasal
  • Nauseas
  • Diarrea
  • Fiebre, temperatura corporal elevada
  • Escalofrío
  • Temblor corporal con escalofrío
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Pérdida del olfato y gusto

A medida que avanza la enfermedad, los pacientes también sufren de neumonía, que inflama los pulmones y causa que se llenen de fluido. Esto se puede detectar a través de rayos X y estaba presente en 41 de los casos analizados. 

Los CDC advirtieron el jueves 25 de junio que el riesgo aumenta constantemente a medida que las personas envejecen, eliminando el umbral de edad anterior que indicaba que las personas mayores de 65 años tenían un mayor riesgo de enfermedad grave.

Además, también actualizaron su lista de afecciones médicas subyacentes que aumentan el riesgo de una enfermedad grave en los adultos. Las condiciones de riesgo son las siguientes:

  • Enfermedad renal crónica
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD, por sus siglas en inglés)
  • Obesidad (índice de masa corporal de 30 o más)
  • Estado inmunocomprometido (sistema inmunitario debilitado) derivado de trasplante de órganos sólidos
  • Condiciones cardíacas graves, como insuficiencia cardíaca, enfermedad de las arterias coronarias o cardiomiopatías
  • Anemia drepanocítica
  • Diabetes tipo 2

¿Existe una cura para el coronavirus o una vacuna?

Los coronavirus son organismos notablemente resistentes. Son eficaces para esconderse del sistema inmune humano y no se ha desarrollado ningún tratamiento confiable de vacunas que pueda erradicarlos. En la mayoría de los casos, los funcionarios de salud se encargan de tratar los síntomas.

"No existe un tratamiento reconocible en contra de los coronavirus", dijo Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias de Salud de la OMS, durante una conferencia de prensa. "El objetivo principal durante un brote de enfermedad relacionado al coronavirus es proveer del apoyo adecuado para el cuidado de los pacientes, especialmente cuando se trata de apoyo respiratorio y de varios órganos".

Sin embargo, eso no significa que sea imposible contar con una vacuna. Los científicos chinos lograron secuenciar el código genético del virus con increíble rapidez, lo que les da la oportunidad de estudiarlo y buscar formas de combatir esta nueva enfermedad. Según CNN, los investigadores del Instituto Nacional de Salud (NIH) ya están trabajando en una vacuna, aunque podría pasar un año o más antes de que esté disponible.

SARS, que infectó a unas 8,000 personas y cobró la vida de 800, parece haber seguido su curso para luego desaparecer. Sin embargo, no fue una vacuna la que cambió el rumbo de las cosas sino la efectiva comunicación entre los países y una amplia gama de herramientas que ayudaron a monitorizar la enfermedad y su propagación. 

"Hemos aprendido que las epidemias se pueden controlar sin medicamentos ni vacunas, con el uso de una mejor vigilancia, aislamiento de los casos, monitorización de contacto y medidas de control de infección", dijo MacIntyre.

Cronología sobre la vacuna contra el COVID-19:

  • El 11 de febrero la OMS dijo que una vacuna contra el virus estaría lista en 18 meses.
  • El 30 de marzo la farmacéutica Johnson & Johnson indicó que en septiembre empezaran a probar una vacuna en humanos, y a principios de 2021 podría estar disponible para su uso en casos de emergencia. 
  • El 1 de mayo la Dirección de Alimentos y Medicamentos aprobó el uso del medicamento remdesivir en Estados Unidos para tratar a pacientes hospitalizados con casos severos de COVID-19, mientras que el 17 de junio el gobierno de Reino Unido descubrió que la dexametasona se puede utilizar para tratar casos graves de COVID-19 con éxito.
  • El 14 de julio, la revista médica, The New England Journal of Medicine publicó resultados prometedores de una vacuna desarrollada por la empresa de biotecnología Moderna. Esta vacuna provisional contra el coronavirus ha logrado generar anticuerpos en todas las personas que han participado en las pruebas y los efectos secundarios son muy pocos. 
  • El 11 de agosto, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el que el país aprobó la primera vacuna del mundo contra el coronavirus. Sin embargo, algunos expertos en salud, están mostrando su preocupación ante la vacuna pues ha sido aprobada antes de que se completen las pruebas clínicas. 
  • El 8 de septiembre de 2020 nueve farmacéuticas se comprometieron a examinar a fondo cualquier vacuna creada contra el coronavirus.
  • El 8 de septiembre de 2020 la vacuna creada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, se suspendió debido a una "sospecha de reacción adversa grave" en uno de los participantes del estudio.
  • El 16 de septiembre el gobierno federal de Estados Unidos dijo que las vacunas contra el coronavirus se administrarán "con el objetivo de que no haya costos iniciales para los proveedores ni costos de bolsillo para el receptor de la vacuna", esto significa que las vacunas serían gratuitas para toda persona que la desee. 
  • El 23 de septiembre Johnson & Johnson anunció que su vacuna contra el COVID-19 entro a la fase final de ensayos clínicos, e indicó que a finales del año sabrán si la vacuna es efectiva. 

¿Cuántos casos se han reportado?

Las autoridades han confirmado más de 33 millones de casos al 29 de septiembre.

En Estados Unidos se han confirmado más de 7.1 millones de casos de COVID-19, en Brasil se reportan más de 4.7 millones, en Colombia más de 818,000, en Perú más de 808,000, en España más de 748,000, en México más de 733,000, en Argentina más de 723,000 y en Chile más de 461,000, al 29 de septiembre. El número de pacientes dados de alta también ha superado los 23 millones.

Puedes monitorizar el avance a través del mapa del coronavirus, que está reuniendo los datos de varias fuentes como la CDC, la OMS y expertos de la salud en China. (Apunte: Puede haber diferencias entre nuestros reportes y los datos que provee esta herramienta). 

¿Cuántas muertes se han reportado?

Autoridades han registrado más de 1 millón de muertes en todo el mundo para el 29 de septiembre. La primera fue la de un hombre de 61 años que frecuentaba el mercado de Wuhan y tenía una enfermedad hepática crónica y tumores abdominales. La segunda fue el caso de un hombre de 69 años que se presentó en el hospital con daño severo en varios órganos. 

El 6 de febrero falleció el doctor Li Wenliang, quien fue el primero en alertar a profesionales de la salud acerca del brote del nuevo virus. Según reportes de BBC y El País, el doctor sufrió represalias de las autoridades chinas por advertir del virus. Li, quien era un oftalmólogo de 34 años de edad, reportó síntomas de la enfermedad causada por el virus a mediados de enero.

Protecting against the coronavirus in Wuhan, China.

Un hombre camina por las calles de Wuhan, China. El virus se ha originado, al parecer, en el mercado de pescados y mariscos de esa ciudad.

Getty Images

¿Cómo sabemos que se trata de un nuevo coronavirus?

La respuesta corta es: ciencia.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China envió a un equipo de científicos a Wuhan para recabar información acerca de la nueva enfermedad y realizar pruebas en los pacientes con el fin de aislar el virus. Su trabajo, publicado en la revista New England Journal of Medicine el 24 de enero analizó muestras de tres pacientes. Con el uso de un microscopio de electrones, que es capaz de ver en nanómetros, y el estudio del código genético, el equipo pudo visualizar y identificar genéticamente el nuevo virus por primera vez. 

El entender el código genético del virus ayuda a los investigadores en dos formas: les permite crear pruebas que pueden identificar el virus a partir de las muestras de los pacientes y les da conocimiento para crear tratamientos y vacunas.

La OMS declara pandemia

Luego de que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus dijera el 9 de marzo que la amenaza de pandemia era más real, el 11 de marzo acabó por darle esa categoría al al brote de COVID19

Sin embargo, Ghebreyesus indicó con anterioridad que esta sería la primera pandemia en la historia que podría controlarse y que acciones tempranas pueden desacelerar la propagación del virus y prevenir infecciones. "De los 118,000 casos reportados de COVID-19 a nivel mundial en 114 países, más del 90 por ciento de los casos están en tan solo cuatro países, y en dos de ellos la epidemia ha ido en declive", dijo Ghebreyesus.

El lunes 24 de febrero, Ghebreyesus, había dicho que se están viendo epidemias del coronavirus en diferentes partes del mundo, por lo que "debemos centrarnos en la contención, mientras hacemos todo lo posible para prepararnos para una posible pandemia".

El 30 de enero, la Organización Mundial de la Salud declaró una alerta internacional ante el brote de coronavirus.

Al declarar el brote como una emergencia de salud pública de alcance internacional, la OMS tendría "un mayor poder para controlar la enfermedad a través del Reglamento Sanitario Internacional", dijo MacIntyre.

Por su parte, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) alertó para iniciar los preparativos para un posible brote de coronavirus en el país.

¿Cuán infeccioso es?

Eric Feigl-Ding, epidemiólogo de la Universidad de Harvard, sugiere en un tuit que el coronavirus está al nivel de una "pandemia termonuclear", basándose en una métrica conocida como R0. Esta métrica ayuda a determinar el número básico de reproducción de una enfermedad infecciosa. El valor se asocia a cuántas personas pueden ser infectadas por una persona que porta el virus.

Enfermedades infecciosas como el sarampión tienen un R0 de 12 a 18, que es bastante malo. La epidemia del SARS de 2002-2003 tenía un R0 de 3. Varios estudios del brote del 2019-nCoV le han dado un valor similar con un rango que va de 1.4 a 3.8. Sin embargo, existe una gran variación entre los estudios y modelos que intentan predecir el valor R0 de un coronavirus nuevo debido al cambiante número de casos confirmados. 

Debemos recalcar que estos estudios son informativos y no definitivos, especialmente en la etapa temprana del brote y de su propagación. Los estudios nos dan una indicación del potencial que tiene la enfermedad de ir de persona a persona, pero aún no tenemos información suficiente de cómo se propaga el virus.

"Algunos expertos están diciendo que este es el virus más infeccioso que hemos visto. Eso no es correcto", dijo MacIntyre. "Si fuese altamente infeccioso (más infeccioso que la influenza como lo han sugerido algunos), ya deberíamos haber visto cientos sino miles de casos fuera de China en estos momentos, teniendo en cuenta que Wuhan es un gran centro de viajes".

¿Cuál es el período de supervivencia?

Aún hay mucho que aprender sobre la resistencia de este virus. Pero miembros similares de la familia del coronavirus han sido estudiados en detalle, incluyendo los coronavirus que causaron los brotes de SARS y MERS. Un artículo publicado el 6 de febrero en la revista The Journal of Hospital Infection, que analizó una serie de estudios previos sobre el tema, encontró que los coronavirus pueden sobrevivir en las superficies hasta nueve días.

Una de las principales preocupaciones entre el público es si el envío de paquetes por todo el mundo puede ayudar a propagar el virus. Distintos materiales pueden ayudar a mantener al virus vivo por más tiempo cuando está fuera de un organismo, pero se deben tomar en consideración varios factores para evaluar la supervivencia del virus. La CDC aún está investigando esto pero ha listado una serie de superficies en donde puede sobrevivir el virus.

En las superficies de cartón o plástico, el virus podría sobrevivir más tiempo, de acuerdo con Robert Redfield, director de la CDC, según un reporte de Reuters. En las superficies de cobre y y acero, el virus podría sobrevivir dos horas.

La CDC seguirá investigando el tema, pero cree que el riesgo de contraer el coronavirus a través de paquetes sigue siendo bajo.

Cómo reducir tu riesgo y evitar el contagio del coronavirus

Con casos confirmados en mas de 185 países es muy posible que el virus se propague aún más. La OMS ha recomendado varias medidas para protegerse de contraer la enfermedad, que tienen que ver con una buena higiene de las manos y una buena higiene respiratoria, es decir, casi los mismos consejos que seguirías para reducir tu riesgo de contraer gripe.

Debajo puedes ver un hilo de Twitter sobre el coronavirus, publicado por la OMS (en inglés).

Tom Moorcroft, médico especializado en enfermedades infecciosas, dice que las precauciones que se deben tomar son básicas.  El coronavirus se propaga a través de vapor respiratorio, por ejemplo, cuando alguien estornuda o tose alrededor tuyo. Los virus de la influenza y del resfriado común también se propagan de esta manera. 

"Las cosas que debes hacer para protegerte del coronavirus son cosas que debes hacer todos los días", dice Moorcroft. "Lo principal que debes hacer para prevenir cualquier enfermedad respiratoria es practicar la buena higiene personal".

Moorcroft reitera las recomendaciones de la CDC para evitar el coronavirus (y otras enfermedades respiratorias): 

  • Lava tus manos con jabón o usa una loción antigérmenes que contenga alcohol.
  • Si estornudas o toses, utiliza pañuelos o servilletas, o tápate la boca y la nariz con el brazo. Si tu piel se unta de moco o saliva, límpiala inmediatamente. Evita tocarte la cara con las manos no lavadas. 
  • Evita contacto cercano con personas que estén enfermas, especialmente aquellas que exhiban síntomas respiratorios y fiebre.
  • Si estás enfermo, quédate en casa. 
  • Limpia todas las superficies, como las mesas, mostradoras y los pomos de la puerta, de forma regular y a profundidad con desinfectante.

El doctor Moorcroft cree que protecciones extra, como el uso de máscaras, no son necesarias en este momento para los habitantes en Estados Unidos. 

Además de las medidas básicas de prevención, Moorcroft dice que la mejor defensa en contra de la enfermedad es un sistema inmunológico fuerte. Tu cuerpo está más capacitado para combatir la enfermedad cuando tu sistema inmune está en óptimas condiciones, explica Moorcroft. Para que tu sistema inmune esté fuerte, Moorcroft recomienda que tengas buena calidad de sueño, estés hidratado, minimiza el consumo de alimentos demasiados procesados e incluye suficientes micronutrientes en tu dieta. 

El 3 de marzo, la OMS advirtió que las compras en masa de mascarillas estaban poniendo en riesgo al personal de cuidado de la salud. La organización hizo un llamado a la industria para que aumentase la producción de máscaras y otra clase de equipo de protección por 40 por ciento.

En marzo, Jerome Adams, jefe de la Oficina Surgeon General de Estados Unidos (máxima autoridad de salud en el país), indicó que las personas no enfermas no deben comprar ni portar tapabocas. Sin embargo, a principios de abril surgió nueva evidencia demostrando que una porción significativa de personas con coronavirus no presenta síntomas, y existen otras personas que pueden transmitir el virus incluso antes de mostrar síntomas.

Por ello, la CDC recomienda el uso de tapabocas simples para evitar que quienes puedan tener el virus, sin saberlo, lo transmitan a otras personas, y así se pueda desacelerar la propagación de la enfermedad.

¿Cómo está afectando el brote de COVID-19 a la industria de la tecnología?

El mundo está reaccionando para controlar la propagación del nuevo coronavirus, desde cuarentenas hasta restricciones de viajes afectando a la industria de la tecnología. Ante la amenaza de contagio empresas como Google, Apple, Twitter, Facebook y otras han indicado a sus empleados que el trabajo remoto es la mejor opción para evitar el contagio de coronavirus.

En sus inicios, China puso en cuarentena a la ciudad entera de Wuhan, con una población de 11 millones de personas, que fue donde se originó el virus. China también restringió el viaje en ciudades aledañas a Wuhan. Mientras que el gobierno de Hong Kong decidió cerrar las instalaciones culturales y de esparcimiento en un esfuerzo por combatir la propagación del virus. Las instalaciones incluyen centros deportivos, playas, campamentos, bibliotecas, museos y centros de artes escénicas.

Ante el brote, el gobierno chino se ha embarcado en un ambicioso proyecto para construir un hospital con 1,000 camas en Wuhan el cual fue terminado después de solo 10 días de construcción. Este hospital ha recibido a los infectados por el brote de COVID-19.

Disneyland en Shanghai y Hong Kong cerró sus puertas temporalmente. La cadena de restaurantes McDonald's cerró temporalmente algunos de sus establecimientos en áreas afectadas en China. La industria del cine en China ha optado por cerrar cines y posponer el estreno de películas. Según The Hollywood Reporter, 70,000 cines han cerrado sus puertas temporalmente. Wuhan iba a ser la sede para un torneo de calificación de fútbol femenino para las Olimpíadas. Pero el torneo se ha trasladado a Australia.

Por otra parte, 3M aumentará su producción de máscaras a nivel mundial para satisfacer la creciente demanda, de acuerdo con CNBC. Johnson & Johnson, por otro lado, dijo que ha empezado a trabajar para "desarrollar una vacuna preventiva del coronavirus con el potencial para proteger a las personas de la enfermedad". 

Ante la gran demanda funcionarios del sector salud han indicado que las personas que no están enfermas no deberían utilizar mascaras para protegerse de la infección, ya que estas deben ser utilizadas solo por las personas enfermas —con el fin de prevenir la propagación de la enfermedad a los demás— y por los especialistas en salud, quienes están más expuestos al virus. 

La CDC sugirió que se evitaran los viajes "no esenciales" a China y Corea del Sur, y el Departamento de Estado alertó a los pasajeros que reconsideran sus viajes a China. También invitó a tomar precauciones extras a los pasajeros que viajen a Italia e Irán ante el aumento de casos por coronavirus en estos países.

El 8 de marzo el gobierno italiano decretó el aislamiento de 16 millones de personas en el norte del país, prohibiendo las entradas y salidas en Lombardia y otras 14 provincias. El brote de Italia es el peor fuera de Asia y el peor en Europa, con más de 7,000 casos y 300 muertes.

Varias aerolíneas han suspendieron todos los vuelos a China, Corea del Sur, Hong Kong e Italia, que son algunos de los países más afectados por el COVID-19. El 11 de marzo, después de que la OMS declarara una pandemia, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump anunció restricciones de viaje que prohiben los vuelos desde Europa a Estados Unidos. La restricción de 30 días comienza a partir del viernes 13 de marzo y no aplica a vuelos desde el Reino Unido.

En México, Uber suspendió 240 cuentas de usuarios y dos cuentas de conductores el sábado 1 de febrero luego de que la Secretaría de Salud de ese país notificó a la empresa de un usuario que posiblemente podría ser portador del coronavirus

Uber podría suspender temporalmente las cuentas de cualquier conductor, pasajero o repartidor de Uber Eats que haya contraído o haya estado expuesto al coronavirus. La compañía ha anunciado estas nuevas medidas y entre ellas dice que ofrecerá indemnizaciones durante 14 días a los conductores y repartidores que se enfermen, para que guarden el período de cuarentena por el virus.

Airbnb está ofreciendo cancelaciones gratuitas y aplazamientos de estancias en medio de la crisis del coronavirus. La empresa reembolsará el 100 por ciento de la reserva con un cupón a los usuarios que cancelen entre el 10 de marzo y el 1 de junio.

Los parques de Disney en California, Florida y Paris, se unen a los cierres que ya se registraron en las instalaciones de Tokio, Hong Kong y Shanghai ante el brote de coronavirus. El 9 de abril Universal indicó que sus parques Universal Orlando Resort y Universal Studios Hollywood permanecerán cerrados "al menos hasta el 31 de mayo", el cierre incluye los parques temáticos, las áreas comerciales de Universal CityWalk y los hoteles.

Reproduciendo: Mira esto: MWC cancelado: Los celulares que estábamos esperando
9:22

Coronavirus afectaría producción de Apple: Según un reporte de Bloomberg, la propagación del coronavirus podría afectar a las fabricantes chinas Foxconn y Pegatron, dos de las socias más importantes para Apple. Luego, el 2 de febrero el confiable analista Ming-Chi Kuo indicó en un reporte publicado por 9to5Mac que las ventas totales de iPhone durante el primer trimestre de 2020 podrían verse impactadas por el coronavirus, disminuyendo las previsiones de venta estimadas para este período hasta en 10 por ciento. Además, Apple cerró temporalmente todas sus tiendas en China las cuales reabrirán el viernes 13 de marzo

El 14 de marzo, Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple anunció que todas sus tiendas físicas, menos las de China, permanecerán cerradas hasta el 27 de marzo

Por otra parte, Foxconn se las está viendo difícil, a pesar de haber dicho que el coronavirus no afectaría el cumplimiento de sus obligaciones. El gobierno chino ha solicitado a Foxconn —y a otras empresas— detener de inmediato "casi todas" sus operaciones hasta el 10 de febrero a raíz del coronavirus. En caso de que se expanda el cese de operaciones, Foxconn vería afectaciones en su producción y en la distribución de unidades fabricadas, de acuerdo con fuentes de Reuters.

Google clausura temporalmente sus oficinas en China, Hong Kong y Taiwán. Además, el 3 de marzo, la gigante de tecnología dijo que cancelaba su conferencia para desarrolladores Google I/O, que hubiese tomado lugar entre el 12 y 14 de mayo.

Nintendo Switch: Según un reporte de Reuters el 30 enero, el presidente ejecutivo de Nintendo, Shuntaro Furukawa, dijo que la producción de la Switch en China "estaba experimentando cierto impacto del coronavirus". Luego, la empresa confirmó en ocasión de su reporte de resultados financieros que no iba a lanzar un nuevo modelo de la Switch en 2020.

Tesla: La fabricantes de carros eléctricos cerrará su nueva planta en Shanghai por hasta una semana y media. El director de finanzas de Tesla, Zack Kirkhorn, le dijo a los inversionista que este cese de operaciones podría afectar "levemente" las ganancias de su primer trimestre.

Oculus: Un representante de Facebook que el hardware de las gafas de realidad virtual podrían experimentar retrasos, según reportó el sitio UploadVR.

Apple TV Plus: Apple ha puesto pausa a la producción de series para Apple TV Plus que estaban en rodaje luego de que el coronavirus ya se ha declarado una pandemia.

Eventos cancelados por temor al contagio

Uno de los primeros eventos cancelados por los temores generados por el coronavirus fue el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona y, lamentablemente, no ha sido el único. Facebook también canceló su conferencia para desarrolladores F8, Google canceló su conferencia para desarrolladores Google I/O, el Congreso de desarrolladores de Videojuegos GDC fue cancelado aunque se realizará una edición virtual de verano, y la mayor convención de videojuegos del mundo, E3, no se celebrará como se tenía previsto por lo que podría realizarse vía streaming

Apple dijo que los anuncios de WWDC 2020 se harán totalmente por Internet.

Eventos y festivales musicales como Coachella y SXSW también han sido cancelados, así como eventos deportivos

En la parte deportiva, varios torneos han sido cancelados y los Juegos Olímpicos Tokio 2020 se pospondrán, probablemente hasta 2021.