​Corea del Norte niega relación con 'hackeo' reciente a Sony

Un portavoz negó participación alguna del gobierno, aunque calificó el ataque como una obra 'justa' de los simpatizantes de Kim Jong-Un.

La película 'La Entrevista' pudo desencadenar la ira de los simpatizantes del régimen Corea del Norte.Foto de Sony

El gobierno de Corea del Norte negó este domingo estar relacionado con el hackeo sufrido por la división cinematográfica de Sony, que sacó a la luz información de sus trabajadores y liberó en Internet películas aún sin estrenar de la productora de Hollywood.


"Esto podría ser una obra justa de los partidarios y simpatizantes" dijo un portavoz de la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte a la Agencia Central de Noticias de ese país, en respuesta a los rumores de que el acto de ciberdelincuencia podría haber sido ejecutado por simpatizantes del régimen de Kim Jong-Un.

Entre las películas pirateadas de Sony después del ataque a sus servidores se encuentra la cinta La Entrevista, una comedia protagonizada por Seth Rogen y James Franco y que cuenta un plan de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos para asesinar al líder norcoreano.


Desde que ocurrió el ataque, todas las sospechas han girado alrededor de la posibilidad de que el gobierno de Kim Jong-Un tuviera relación con este acto de vandalismo informático.

Sony no estuvo disponible para hacer un comentario inmediato sobre este asunto. Sin embargo el sitio web Re/code publicó el fin de semana un memo dirigido por el director ejecutivo de Sony Entertainment, Michael Lynton, a sus empleados, en el que éste advertía que habían sido víctimas de un ciberataque "sin precedentes".

Lynton hacía eco en su memo de un informe de Kevin Mandia, el jefe de seguridad de la firma Mandiant, que está ayudando a Sony con la investigación del incidente. El especialista explicó en su reporte que el malware que atacó los sistemas de la empresa no habría podido ser detectado por ninguna compañía de investigación porque no sigue los estándares hasta ahora conocidos.

"El alcance de este ataque se diferencia de cualquiera otro que hemos respondido en el pasado, ya que su propósito era tanto destruir la propiedad como revelar información confidencial al público. La conclusión es que se trató de un crimen sin precedentes y bien planificado, llevado a cabo por un grupo organizado, para el que ninguna compañía estaba preparado", dijo Mandia.

Close
Drag