CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Cook y Zuckerberg se unen a los 100 ejecutivos que piden extensión de DACA

Los líderes tecnológicos instan al Congreso a aprobar leyes que protejan a los niños inmigrantes indocumentados.

TOPSHOT-US-POLITICS-IMMIGRATION

Una protesta en diciembre contra la cancelación de DACA frente al Capitolio, en Washington, D.C.

Brendan Smialowski / AFP/Getty Images

Tim Cook, de Apple, y Mark Zuckerberg, de Facebook, se encuentran entre los directores generales de tecnología que instan a los líderes del Congreso a aprobar una legislación para fines de la próxima semana que proteja el estatus de los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.

Los líderes de más de 100 grandes compañías y grupos comerciales firmaron una carta abierta el miércoles presionando al Congreso para que extienda el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, también conocido como DACA, para el 19 de enero. La administración Trump dijo en septiembre que pondría fin al programa de la era Obama, que permite a los inmigrantes traídos a los EE. UU. ilegalmente como niños antes de 2007, permanecer sin temor a la deportación.

El programa finalizará oficialmente el 5 de marzo, pero se avecina una amenaza de cierre del gobierno federal la próxima semana. Jeff Bezos de Amazon, Sundar Pichai de Google y Marc Benioff de Salesforce.com, entre otros, firmaron la carta, que sostiene que permitir que expire el programa podría costar a la economía estadounidense US$215,000 millones.

"La terminación inminente del programa DACA está creando una crisis inminente para las fuerzas de trabajo en todo el país", dice la carta (PDF). "Si no se actúa a tiempo, las empresas perderán un talento valioso, causarán interrupciones en la fuerza de trabajo y resultarán en costos significativos".

La carta llega un día después de que un juez federal en San Francisco bloqueara temporalmente la decisión de la administración Trump de poner fin a DACA, lo que podría afectar a hasta 800,000 inmigrantes en el programa, a los que se hace referencia como "Dreamers".

Durante años, la comunidad tecnológica ha promovido políticas favorables a la inmigración. Tradicionalmente, su mayor preocupación ha sido para las políticas que apoyan la inmigración de trabajadores calificados, personas que las compañías tecnológicas estadounidenses dicen que necesitan para mantener su ventaja competitiva.

Ya en 2013, ejecutivos como Zuckerberg hablaron sobre la protección del estatus legal de los Dreamers. Dijo que estaba inspirado para abordar este tema mientras enseñaba a los estudiantes indocumentados. En 2013, comenzó el grupo FWD.us para cabildear por políticas a favor de la inmigración y una amplia reforma migratoria.

Quienes se oponen a la medida de Trump citan el sentido económico básico de no querer perder empleados, lo que podría tener consecuencias reales para las compañías tecnológicas siempre a la búsqueda de talento.

Un estudio realizado por el Center for American Progress estimó que la pérdida de todos los trabajadores de DACA reduciría el producto interno bruto de los EE. UU. En US$433,000 en los próximos 10 años.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.