Continúa el azote para Sprint: pierde menos dinero, pero más clientes

La operadora dice haber llevado Internet LTE a 41 ciudades y Sprint Spark a otras seis ciudades a pesar de su lucha por mejorar su infraestructura.

 

sprintburlingameinnovationcenter610x406.jpg
Crédito: Lynn La/CNET
 

La penosa transición de Sprint sigue en marcha.

La larga lucha de la telefónica por mejorar su red golpeó su base de clientes, y casi medio millón de clientes netos han abandonado a la operadora durante su primer trimestre del 2014, una cifra 12 por ciento más alta que la del mismo período el año pasado.

 
Sprint, que tiene su sede en Overland Park, Kansas, reportó este martes pérdidas de US$151 millones, o 4 centavos por acción, en comparación con el año pasado cuando perdió US$643 millones, o 21 centavos por acción. En ese tiempo la compañía aún no había adquirido la operadora japonesa SoftBank o adquirido a la proveedora de red 4G y socio Clearwire. Hace un año, la “combinación” hubiera resultado en pérdidas de US$652 millones.

Los ingresos de Sprint, por su parte, subieron menos de 1 por ciento a US$8,880 millones.

Los analistas, en promedio, habían pronosticado pérdidas de 9 centavos por acción e ingresos de US$8,790 millones.

Sprint, que es la tercera operadora de servicio inalámbrico en EE.UU., ha sufrido un declive en su base de consumidores en gran parte debido a un complicado proceso de mejoría de su red. La compañía está modificando su actual red 3G por una 4G LTE, pero la transición ha sido difícil, ha interrumpido el servicio y enfurecido a muchos suscriptores.

El martes Sprint dijo que se red 4G LTE ahora cubre 41 ciudades más, por un total de 443 ciudades, cubriendo unas 225 millones de personas. La operadora está en camino a cubrir 250 millones para mediados del año. Su servicio Sprint Spark, que ahora presume ser más rápido porque usa tres bandas del espectro, está disponible en seis ciudades nuevas para un total de 24.

“La meta se puede ver ya en nuestro maratón por reemplazar totalmente nuestra red”, dijo el presidente de redes para Sprint, John Saw, durante una llamada con inversionistas el martes.

La lucha de la telefónica llega en un momento inoportuno, cuando la operadora T-Mobile sigue ganando clientes nuevos con programas y descuentos. AT&T, por su parte, ha respondido adecuadamente y le está yendo bien con una base de suscriptores sorprendentemente fuerte este periodo, mientras que Verizon Wireless sufrió y perdió consumidores en sus teléfonos básicos y 3G.

Sprint respondió con su plan Framily, un programa para amigos y familiares donde los clientes pueden ahorrar al añadir más personas al plan. El presidente ejecutivo de finanzas, Joe Euteneuer, le dijo a los inversionistas durante un conferencia en marzo que la reacción inicial al programa ha sido mejor de lo esperado.

Durante el primer trimestre, Sprint perdió 221,000 consumidores con contratos netos, mientras que en su negocio de prepago – un área tradicionalmente fuerte para la compañía – perdió 364,000 consumidores. Las pérdidas se compensan con el aumento de 281,000 clientes al por mayor y afiliados, o por parte de socios que venden el servicio Sprint, pero con otra marca. La compañía también añadió 516,000 tabletas, que se clasifican como consumidores de pospago, lo que sugiere que perdió unos tres-cuartos de un millón de clientes con contrato.

En total, la cifra en la pérdida de consumidores con contratos o de prepago aumentó frente al año pasado.

El presidente ejecutivo de Sprint, Dan Hesse, dijo que espera que las cosas mejoren para finales de año cuando hayan terminando las mejoras a su red.

“Confío en que estamos construyendo una fundación sólida para el crecimiento de postpago en la segunda mitad del año”, dijo Hesse.

Sprint anunció resultados el mismo día que llevó a cabo un evento en Nueva York para presentar una asociación con HTC y Harman Kardon para un HTC One M8 edición especial y otra con Spotify.

Close
Drag