CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Internet

8 consejos para esa adicción que tienes al teléfono

Porque nadie se libra del síndrome de abstinencia cuando sale a comer y se olvida el teléfono en el escritorio o si ha perdido el móvil, te ayudamos a superar un poco tu dependencia telefónica poco sana.

People read on smart phone in subway train.  In China, the

El transporte público es uno de los lugares donde es más evidente nuestra adicción telefónica.

Zhang Peng/LightRocket vía Getty Images

¿Eres de los que saca el teléfono en el cine? ¿De los que no puede evitar desbloquear el teléfono compulsivamente para ver si ha recibido una nueva notificación? ¿Respondes a los mensajes de WhatsApp incluso a mitad de la noche? ¿Reconoces haberte pasado más de una hora o dos enganchado al feed de Facebook o viendo videos en YouTube? O, peor aún, ¿te gusta tuitear en el baño?

Tenemos 8 consejos prácticos para que mantengas a raya tu creciente relación de dependencia con ese dispositivo móvil que hace 10 años no intuías que algún día se convertiría en tu amigo inseparable:

Desinstala Facebook u otros apps

Te lo decíamos hace unos meses: nada como cumplir de una vez ese propósito de salir de Facebook. Si no estás preparado para dar el paso, al menos desinstala el app de tu teléfono. Ganarás un montón del siempre muy necesitado espacio de almacenamiento. Porque sí, todavía estás a tiempo de cumplir algunos de tus propósitos de año nuevo. Y ya puestos desinstalar todo app a lo Instagram, YouTube, Twitter o Snapchat que abres con la intención de chismear durante 5 minutos y en la que acabas colgado durante más de una hora sin saber exactamente qué has hecho.

via GIPHY

Cómprate un despertador

De los de toda la vida. Porque con la excusa de que utilizas tu omnipresente móvil para despertarte por las mañanas, ni siquiera has salido de la cama y ya estás comprobando el correo electrónico del trabajo o la última tontería de tu grupo de WhatsApp preferido.

via GIPHY

Pon un poco de distancia entre tú y tu dispositivo

Atrévete incluso a dejártelo en casa si sólo estás yendo a la cafetería de la esquina o a hacer un recado rápido. Sabemos que no hay nada peor que hacer cola en Starbucks sin la posibilidad de sacar el teléfono del bolsillo. Pero de verdad que te van a venir bien 5 minutos de simple espera. Quizá encuentras algo inesperado o aprendas algo nuevo.

via GIPHY

Vuélvete a familiarizar con el maravilloso arte de esperar

Llévate un libro para la consulta del dentista o si has quedado para tomar algo con un amigo impuntual. Y oblígate a no sacar tu teléfono del bolsillo cuando estés cenando o tomando algo con alguien que se ausenta un momento para ir al baño o salir a hacer una llamada. Haz lo que hubieras hecho hace diez años: mira a tu alrededor o simplemente abúrrete.

via GIPHY

Vuelve a mirar por la ventana

Si vas en metro, tren o autobús, mira por la ventana, chismea lo que hacen tus compañeros de vagón o lee (un libro o revista; leer tu feed de "noticias" de Facebook no cuenta). El único inconveniente que tiene esto es que dedicarse a hacer de voyeur en el transporte público es mucho menos entretenido que hace unos años, porque básicamente todo el mundo va enterrado en la minipantalla de su dichoso dispositivo móvil. Pero siempre te queda la opción de echarte una siesta y ya.

via GIPHY

Evita usarlo en ciertos lugares

Hay espacios en los que el uso o la presencia siquiera de tu teléfono debería estar prohibida. Y sí, el baño es uno de ellos. Tuitear mientras haces pis no es buena idea de ninguna de las maneras. Ni siquiera si tienes un teléfono a prueba de agua. Pero no te limites sólo al baño y prescinde de usar tu móvil cuando estás sentado a la mesa o en el cine. Modales y sentido común, vaya.

via GIPHY

Dale un descanso

En ese mismo sentido, trata de limitar tu uso cuando no sea necesario que estés localizable. Siléncialo por las noches, minimiza la cantidad de notificaciones que recibes e incluso pon tu teléfono en modo de vuelo los fines de semana. Esto último te permitirá usar la cámara de tu móvil, sin tener la tentación de abrir ese video político que te ha enviado tu padre y sabes que te va a poner de mal humor pero quieres ver igualmente porque eres algo masoquista. Básicamente, vuelve a disfrutar del cine, una comida, un concierto o una excursión a la montaña sin necesidad de sacar el teléfono cada dos minutos.

via GIPHY

Mide tu uso

Si quieres saber hasta qué punto pierdes o no el tiempo con tu teléfono, instala un app de monitorización como Moment, que te dirá cuántas horas al día usas tu móvil o qué apps son los que más utilizas, además de permitirte establecer límites.


Lee más acerca de hábitos tecnológicos en nuestra última edición de la columna Usuaria promedio.

Y no te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine, series y entretenimiento geek en general en la sección de cultura popular de CNET en Español.