CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Política

Congreso de EE.UU. hace públicos más de 3,000 anuncios rusos en Facebook

El informe da una idea del bombardeo publicitario ruso en las redes sociales, con detalles sobre cuánto costó cada publicación y cuántas personas la vieron.

House Intel Committee/Facebook

El Congreso acaba de dejar caer un montón de información relacionada con la publicidad en Facebook adquirida por trolls rusos.

Los demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes hicieron públicos más de 3,000 anuncios de Facebook comprados por trolls rusos, desde 2015 hasta finales de 2017. La llamada Agencia de Investigación de Internet (IRA) de Rusia estuvo detrás de decenas de miles de publicaciones en Facebook diseñadas para crear caos político y dañar la democracia estadounidense, dijeron los legisladores.

Si te interesa verlos todos, puedes descargarlos aquí. En total, esa información toma aproximadamente 7.9GB de datos.

Si bien el Congreso nos dio una vista previa de las publicaciones patrocinadas por Rusia en Facebook durante una audiencia en noviembre pasado, el jueves por la mañana lanzó todos y cada uno de los anuncios comprados.

"La única forma en que podemos empezar a inocularnos contra un ataque futuro es ver de primera mano los tipos de mensajes, temas e imágenes que los rusos usaban para dividirnos", dijo el representante Adam Schiff, miembro de rango en el Comité de Inteligencia de la Cámara, en un comunicado.

Estos anuncios fueron muy promocionados durante las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2016, cuando los trolls rusos esperaban tener una influencia en las elecciones, o lograr al menos que los estadounidenses perdieran su fe en la democracia.

El tesoro oculto de datos, dividido en trimestres de cada año, suma alrededor de 8 gigabytes de publicaciones en Facebook, más los metadatos que los acompañan.

Tech Company Reps Testify To House Select Intel Committee On Russian Social Media Influence During Election

Una impresión de una publicación en Facebook dirigida a la ex representante demócrata Terri Sewell durante una audiencia ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes el 1 de noviembre de 2017 en Washington.

Alex Wong / Getty Images

Los resúmenes incluyen detalles sobre en qué páginas se publicó un anuncio, a quién se dirigieron los trolls rusos, cuántas personas lo vieron, cuántas personas hicieron clic en él y cuánto tiempo estuvo activo el anuncio.

Una publicación de junio de 2016 estuvo dirigida a los usuarios de Facebook en el área de Washington D.C. que tenían entre 16 y 53 años e interesados en Hillary Clinton o en la llamada hermandad musulmana. Los trolls rusos pagaron 3,981 rublos por él, lo que se convierte en alrededor de US$63. Alrededor de 1,849 personas vieron la publicación, 94 de las cuales terminaron haciendo clic en ella.

En total, los trolls rusos gastaron hasta US$100,000 en todos los anuncios.

Eso no cuenta los 126 millones de estadounidenses que vieron 80,000 publicaciones orgánicas, Facebook dijo en octubre pasado. En abril, la compañía eliminó 70 cuentas de Facebook y 65 cuentas de Instagram, así como 138 páginas en Facebook administradas por IRA.

Facebook dijo que se han tomado muchas medidas desde que se dio a conocer el fiasco publicitario. Desde entonces, la compañía ha actualizado su política publicitaria, requiriendo que el contenido político sea verificado y etiquetado. La red social dijo que permitiría a las personas ver todos los anuncios que una cuenta está ejecutando en Facebook, Instagram y Messenger, archivándolos durante los últimos siete años. La función ya está disponible en Canadá e Irlanda, y se lanzará a nivel mundial en junio, según Facebook.

Facebook gana gran parte de su dinero mediante la venta de anuncios hiper-orientados. El presidente ejecutivo Mark Zuckerberg dijo ante el Congreso en abril que las compañías lo pagaban para dirigir el contenido hacia personas que creían que comprarían sus productos.

A partir de los metadatos en los anuncios pagos rusos, parece que el IRA sabía cuán efectivo era ese algoritmo de segmentación, no sólo para vender productos, sino también para provocar problemas políticos.

En una publicación patrocinada de abril de 2016, los trolls rusos se hicieron pasar por la organización "Black Matters", instando a la gente a votar por Bernie Sanders, el senador de Vermont que competía contra Hillary Clinton en las primarias demócratas.

Por 2,786 rublos, o unos US$44, los trolls rusos consiguieron que 46,437 personas vieran ese anuncio, y 5,607 de ellos hicieron clic en él.

La página "Black Matters" fue una de las más populares de IRA, con más de 224,000 seguidores suscritos a la cuenta.

Con la colaboración de Laura Martínez.