CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

EXCLUSIVA Industria de la tecnología

La congelación de óvulos se pone de moda en Silicon Valley

Facebook arrancó esta tendencia. Ahora, más de una docena de empresas de tecnología ofrece subvencionar la congelación de óvulos de sus empleadas.

eggfreezingv2-2.jpg

La congelación de óvulos y otras prestaciones de fertilidad son la tendencia más reciente en llegar a Silicon Valley.

Diseño por Aaron Robinson/CNET

Cuando Leslie Kennedy consiguió un trabajo en Facebook y se mudó de Nueva York a California, no había dedicado mucho tiempo a considerar tener una familia. Tenía 30 años, era soltera y estaba enfocada en su carrera.

"Siempre supe que si iba a tener una familia, iba a tener opciones: podía adoptar, congelar mis óvulos o ser la tía más divertida y popular", dice Kennedy. "Sabía que tenía una vida muy llena frente a mí, así que sentía que no tenía esa presión".

Después de un par de años en Facebook, Kennedy supo que la red social estaba expandiendo sus prestaciones de planeación familiar para ofrecer desde asistencia en la adopción de niños hasta la subvención de la maternidad por alquiler y la congelación de óvulos. Esto es algo inusual. La mayoría de las empresas estadounidenses no ofrecen siquiera una licencia de maternidad pagada, y mucho menos pagarían para la congelación de óvulos. Esa clase de prestaciones son caras.

La congelación de óvulos cuesta US$10,000 por sesión. Conlleva un procedimiento quirúrgico en el cual el médico extrae los huevos de los ovarios de una mujer y luego los congela para que se puedan usar en el futuro. Aunque la concepción natural puede ser dificultosa para mujeres de entre 30 y 40 años, estudios científicos sugieren que las mujeres son capaces de llevar un embarazo hasta su término hasta cuando alcanzan los 50 años.

Aunque Kennedy no consideró seriamente congelar sus óvulos, empezó a notar mucho alboroto en la oficina a medida que sus colegas sacaban provecho de esta prestación.

"El tema salía a colación si tenías más de 30 años y eras soltera", dice Kennedy.

Así que, a los 33 años y en la etapa temprana de una relación, Kennedy decidió dar el paso.

Facebook fue la primera empresa tecnológica en anunciar que pagaría por la congelación de óvulos, tanto para sus empleadas como para las esposas de sus empleados. Eso fue en 2014. Luego, Apple se unió para ofrecer la misma prestación.

Hoy, al menos una docena de empresas tecnológicas pagan por la congelación de óvulos, desde Google hasta Uber y Yahoo.

"En 2016, introdujimos la prestación de la criopreservación que cubre la congelación, almacenamiento y descongelamiento de ovocitos, esperma y embriones", dice Carolyn Clark, la directora de comunicación interna y global de Yahoo. "La criopreservación forma parte de una serie de prestaciones familiares que ofrece Yahoo que incluyen un programa de licencia por maternidad o paternidad, subvenciones para tratamientos de infertilidad, asistencia en las adopciones y más".

Las empresas tecnológicas se conocen por ofrecer beneficios impresionantes, como comida gourmet, masajes y hasta servicio de lavado de ropa en seco, para atraer a los empleados. Las compañías también están bajo presión de atraer a más mujeres a que se unan a su planilla laboral, dominada por hombres. Estos dos problemas han puesto la congelación de óvulos y otras prestaciones de servicios de fertilidad en la vanguardia de lo que ofrecen estas empresas para atraer y retener a sus empleados.

"Estoy viendo grandes razones por las que esto se está volviendo una norma", dijo Dan Bernstein, de la firma de consultoría de recursos humanos Mercer. "La primera gran razón es la batalla por conseguir talento entre las empresas de alta tecnología que incluye la necesidad de atraer y retener a las mujeres más brillantes".

De moda

Albergada en el segundo piso de un edificio en el centro de San Francisco se encuentra Spring Fertility, una clínica y laboratorio de alta tecnología cuya clientela principal son los que laboran en Silicon Valley. Las mujeres que trabajan en Google, Facebook y Yahoo entran y salen de la elegante sala de espera de la clínica. Su base de clientes va en aumento.

"¿Qué porcentaje de estas mujeres trabajan en empresas tecnológicas? Muchas", dice Peter Klatsky, el cofundador y director de la unidad de preservación de fertilidad en la clínica. "Entendemos el grupo demográfico de los millennials y los techies".

Klatsky dice que Spring Fertility realiza unos 90 procedimientos al mes, que incluyen fertilización in vitro y congelación de huevos. Dice que es importante entender que sus pacientes tienen un horario ajetreado, por lo que se acomodan a sus agendas.

"Son un grupo optimista que están tratando de agendar esto entre una sesión de catación de vinos y una reunión de negocios", dice Klatsky.

Muchos de los pacientes de Spring llegan a través de la empresa de prestaciones de fertilidad Progyny. Un intermediario entre las empresas de tecnología y las clínicas de fertilidad, Progyny actúa como una especie de servicio conserje que le da consejos a las mujeres y le ayuda a encontrar la clínica de fertilidad adecuada.

"No hay duda de la cobertura más innovadora y los primeros en adoptar los programas de Progyny son, en efecto, las empresas de tecnología", dice Karin Ajmani, la directora de servicios del cuidado de la salud de Progyny. "Y luego, otras industrias se empezaron a dar cuenta de ello".

Ajmani dice que cerca de la mitad de los empleadores con los que Progyny trabaja no son empresas de tecnología. Eso es de notar teniendo en cuenta que, antes de 2013, la congelación de huevas se consideraba como un procedimiento en etapa experimental por la Sociedad de Medicina Reproductiva de Estados Unidos. Ahora, cerca del 5 por ciento de todas las empresas en el país con 500 o más empleados cubren la congelación de óvulos, de acuerdo con una encuesta realizada en 2016 por Mercer acerca de los planes de salud que patrocinan los empleadores.

Además de Facebook, Apple, Google, Uber y Yahoo, otras grandes empresas de tecnología confirmaron que ofrecen la prestación de la congelación de óvulos tanto para las empleadas como para las esposas de sus empleados. Estas compañías incluyen a Netflix, Snapchat, Intel, eBay, Time Warner, Salesforce, LinkedIn y Spotify.

#LetsChill

Poco tiempo después de que Facebook y Apple anunciaron la prestación de la congelación de óvulos, dos invitaciones empezaron a rondar el mundo corporativo de San Francisco.

Una era para fiestas de cóctel #LetsChill para la congelación de óvulos, organizadas por la empresa hermana de Progyny llamada EggBanxx. La otra era una fiesta de chicas en las que estaba presente la especialista en fertilidad Aimee Eyvazzadeh. Ambas fiestas, que aún se realizan, tienen el objetivo de informar a las mujeres acerca de la fertilidad y quitar cualquier estigma que tenga la congelación de óvulos.

"Lo que han hechos Facebook y Apple es que la congelación de óvulos forme parte de una conversación que llevas durante la cena", dice Eyvazzadeh. "Es casi como que han legitimizado el proceso para las mujeres".

Pero esta prestación no es del gusto de todos.

Los críticos dicen que la congelación de óvulos insinúa que las mujeres deben enfocarse en sus carreras y retrasar el tener una familia. También afirman que las empresas de tecnología deben concentrarse en ofrecer un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal y proveer más servicios de cuidado de niños, en lugar de incentivar el retraso de iniciar una familia. Cuando surgieron nuevos detalles del nuevo campus de Apple, hubo un revuelo de comentarios acerca de la ausencia de un centro de cuidados de niños en el plantel.

"Existe una dinámica interesante con las empresas de tecnología que se vuelcan a esta nueva tecnología de la fertilidad", dice Rene Almeling, una profesora de sociología en la universidad de Yale y autora del libro Sex Cells: The Medical Market for Eggs and Sperm.

"Piensan que la tecnología puede resolver muchos problemas, incluyendo el reloj biológico de las mujeres".

Las mujeres congelan sus óvulos debido a varias razones. Algunas le dan prioridad a sus carreras, otras sufren de enfermedades como el cáncer que afectan su fertilidad, y algunas no tienen con quién empezar una familia.

Una encuesta realizada en 2013 por la Sociedad de Medicina Reproductiva de Estados Unidos encontró que el 80 por ciento de las mujeres que congelaron sus óvulos lo hicieron porque no tenían pareja, mientras que el 19 por ciento dijo que "la inflexibilidad en el lugar de trabajo contribuyó a su dilema reproductivo".

Kennedy, la empleada de Facebook, dice que es cuestión de elección.

"Si quiero tener hijos propios, tengo una opción", dijo. "Y si tengo problemas para tener hijos, tengo un respaldo".