CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

El Concorde regresa a casa con bombo y platillo

El último modelo que se construyó fue remolcado a su nuevo hogar en un museo de aviación en Bristol, Inglaterra, que se inaugurará este verano.

17nconcordebristol.jpg

Concorde Alpha Foxtrot fue el último Concorde que se construyó y realizó su primer vuelo desde Filton en 1979.

Chris Parker/CNET

El último Concorde que se construyó volvió a estar en movimiento por primera vez en 13 años.

No surcó los cielos en un vuelo supersónico, sino que fue remolcado un cuarto de milla a través de su lugar de nacimiento, Bristol Filton Airport, en el suroeste de Inglaterra, a un hangar construido ex profeso para él. Allí estará la pieza central del Aerospace Bristol, un nuevo museo de aviación de 16 millones de libras que se inaugurará este verano.

El avión de British Airways, llamado Alpha Foxtrot después de su registro oficial, fue el último Concorde que se construyó y realizó su primer vuelo desde Filton en 1979. También fue el último Concorde que voló, haciendo su viaje final desde el aeropuerto Heathrow de Londres a Bristol en 26 de noviembre de 2003.

Alpha Foxtrot ha estado estacionado a lo largo de la pista de Bristol, donde Airbus, la compañía sucesora de la asociación anglo-francesa que diseñó y construyó el Concorde, gastó 3 millones de libras esterlinas continuamente manteniéndolo. En su nueva casa museo, los visitantes podrán caminar por el avión, sentarse en los asientos de pasajeros y ver lo que habría sido ser un pasajero.

British Airways y Air France volaron el Concorde entre Londres, París y Nueva York de 1977 a 2003, trayendo un sabor de vuelo supersónico a los ricos y famosos. De los 20 aviones construidos, 18 todavía existen, con todos menos dos en exhibición para la visión pública en museos en Francia, Alemania, el Reino Unido, los EEUU y Barbados.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO