Cómo escanear tus fotos viejas con Google PhotoScan

La aplicación combina varias fotos en una sola para que guardes tus fotos impresas con la mayor calidad posible.

Close
Drag

Aún hay mucha gente que aún exhibe o guarda sus fotos físicas. Pero esas imágenes que se apilan en cajones, en portarretratos o álbumes corren el riesgo de perderse.

Pero las cámaras de celular no son ideales para transformar estas fotos en formato digital: la luz puede que sea más intensa en algunos sitios, con brillo excesivo y un balance de blancos puede que esté mal logrado. Con la aplicación de Google PhotoScan ya no hay excusas: este app cuenta con una tecnología que combina diferentes tomas para que tus fotos "reales" hagan una transición amigable a su nueva vida digital.

El proceso es de tan simple, liberador. Les mostramos cómo funciona, paso a paso, y con ejemplos propios.

Enfoca, y apunta

Una vez que elijas qué foto quieres escanear, procura que la fuente de luz no esté demasiado directa. De todos modos, el app corrige de forma sutil las diferencias de luz. PhotoScan advierte que no es necesario preocuparse por el brillo, porque lo matiza automáticamente.

En esta primera instancia, fíjate de encuadrar bien la imagen para que quede dentro lo que quieres mostrar; ignora si queda aire de más en sus costados porque se puede recortar después y afinar las esquinas.

img3270.jpg
Foto de Patricia Puentes

En esta imagen, el software del app se concentró en cuatro puntos relevantes, para luego combinarlos en una única imagen, que resulta más compleja y fiel a la original que si hubiésemos tomado una sola foto con una cámara regular de celular.

Sigue los puntos

En otras fotos que escaneamos, la aplicación pidió que enfoquemos en otras zonas de la imagen, con puntos redondeados que se autocompletan a medida que capturamos las nuevas tomas (ojo: estas tomas no son fotos separadas, sino que sirven para completar la imagen digital final y no se guardan solas). Una vez que el app se da por satisfecho, se pueden observar en nuestro carrete del celular las imágenes completas.

img3271.jpg
Foto de Patricia Puentes

Cuando hay zonas más oscuras y con contrastes menos pronunciados, como las rocas en esta foto, al app le cuesta discernir los detalles, por lo que pide que hagamos más capturas.

El tiempo que lleva hacer estas fotos adicionales es muy breve: apenas unos segundos. No sean ansiosos, que por ir muy rápido cometí errores de enfoque. Fíjense que siempre se vea nítida la imagen en estas mini-fotos que pueblan con más profundidad a la foto principal.

Edita las esquinas

A diferencia de la mayoría de las apps de fotografía, que proporcionan una opción de recorte tradicional (cuadrada, que se arrastra al mover los dedos), PhotoScan requiere un ajuste de las esquinas, que no son proporcionales, sino que se trata de líneas oblicuas con puntos en sus extremos, para que el app conozca cuáles son los costados de la foto.

Como se elige estos sitios con los dedos en la pantalla pequeña de un celular, puede que resulte algo complicado ser preciso. Por eso, tuve que intentarlo varias veces en algunas fotos, para que eliminaran los segmentos no deseados de la imagen, como una parte de la superficie de la mesa.

img3272.jpg
Foto de Patricia Puentes

La situación más complicada es el retrato de fotos con bordes blancos, como ésta de un paisaje con nieve. Una distinción que merece la pena aclarar: la aplicación no mejora las fotos originales, sino que las representa lo más fielmente posible para que sean similares a su versión física. Las opciones de embellecimiento llegan después, una vez que estas imágenes finales se sincronizan con el servicio de Google Photos.

El pase de las imágenes desde el rollo de la cámara hasta Google Photos es automático. Ahí podrán encontrar -- tanto en la versión móvil como de escritorio de Photos --, la versión digital final que genera PhotoScan, porque éstas no se guardan en el app de PhotoScan.