Las estrellas de Snapchat: ¿Nacen o se hacen?

En una plataforma que se caracteriza por el contenido efímero y las imágenes realizadas al vapor, ¿cómo son los usuarios que han logrado alcanzar la fama en la plataforma?

CNET

Las redes sociales han sacado del anonimato a personas normales que lograron alcanzar la fama a través del Internet. En sus respectivos mundos, YouTube, Vine, Instagram y Snapchat tienen un grupo élite de usuarios considerados estrellas, que ahora viven de publicaciones en las redes y acumulan millones de seguidores.


De todas las redes más populares, Snapchat es la más misteriosa y no es precisamente por el fantasma que le representa, sino por lo difícil que es medir la audiencia. En este app sólo el usuario puede ver el número de seguidores, mientras que en Instagram y YouTube la popularidad es transparente y el número de seguidores o likes son los diplomas y medallas que orgullosamente se exhiben. A pesar de las diferencias del app de mensajería efímera, Snapchat, también tiene un grupo propio de estrellas que se hicieron famosas en esa plataforma.

Mientras que en YouTube los videos son producidos y grabados en estudios con equipos profesionales, Snapchat es una aplicación completamente móvil en la que los videos solo duran 10 segundos. Los snaps son espontáneos y se pueden personalizar con stickers y dibujos a pulso. Por estas divertidas funciones, que hábilmente utilizan sus estrellas, Snapchat atrae a los usuarios más jóvenes.

Entre estos están jóvenes creativos que aprovechan las herramientas artísticas de la aplicación para crear obras de arte. También hay comediantes, empresarios, amantes de la moda y el maquillaje, y fanáticos de la comida saludable y el deporte.

Entre los usuarios que han alcanzado la fama está Shaun McBride, mejor conocido en Snapchat como Shonduras. McBride comparte contenido patrocinado por grandes marcas como Disney y Samsung con un toque artístico, sencillo y divertido que atrae a miles de jóvenes. Por otro lado, la diseñadora Cyrene Quiamco, conocida como CyreneQ en la plataforma, utiliza sus habilidades artísticas para compartir dibujos y diseños también patrocinados por compañías ansiosas por cautivar la atención de los seguidores de la joven. Ambos son graciosos y espontáneos.

snapchat-case-study-influencer-activation-samsung-cyreneq-03.png
CyreneQ/Snapchat

Para estas estrellas o "snapchateros" exitosos, existe un término específico que según Crystal Abidin, antropóloga y etnógrafa de la cultura del Internet, describe precisamente lo que estos jóvenes son: usuarios influyentes o por su nombre en inglés, influencers. "Esto lo hacen como una carrera de tiempo completo y no un hobby", dijo Abidin sobre el nombre con el que se les conoce y el que ella prefiere usar. "Son influyentes porque pueden cambiar la opinión pública".

Snapchat, como otras redes sociales, comenzó como una idea entre amigos universitarios. La intención era crear una aplicación de mensajes efímeros con el propósito de que se desaparecieran y no quedara resto alguno. La aplicación se lanzó en 2011 bajo el nombre de Picaboo y después el nombre cambió a Snapchat. Según el diario The Wall Street Journal, la empresa está avaluada en US$18,000 millones. Ese diario también reportó que para 2016, la compañía, con sede de Los Ángeles, California, esperaba tener ingresos de entre US$250 millones y US$300 millones, lo cual es cuatro veces más que el año pasado. Aunque desde su lanzamiento ha recibido varios cambios y actualizaciones, la aplicación sigue en el Top 10 de la Apple Store, ocupando el séptimo lugar al momento de publicación de esta nota.

snapchat-case-study-influencer-activation-samsung-cyreneq-01.png

Los "snapchateros" Shonduras y CyreneQ en la presentación del Samsung Galaxy Note 7.

CyreneQ/Snapchat

Snapchat es particularmente popular entre los jóvenes. En un estudio de 2015 se encontró que dos de cada cinco adolescentes utilizan la aplicación. Según estadísticas en el sitio Web de Snapchat, el app cautiva al 41 por ciento de usuarios en EE.UU. desde los 18 hasta los 34 años. Por esta razón la audiencia de Snapchat es uno de los segmentos de la población más cotizados por las grandes compañías. CNET en Español contactó a Snapchat pero la empresa no dio información sobre el tema.

En otras redes

Los usuarios más famosos en YouTube y Vine son jóvenes, con intereses mundanos como los videojuegos. El usuario de YouTube más famoso en el mundo, el sueco PewDiePie, cuenta con más de 46 millones de suscriptores y se dedica a publicar videos jugando y reaccionando a videojuegos. Según The Wall Street Journal, PewDiePie gana alrededor de US$4 millones al año por su contenido en YouTube.

En Vine, la venezolana Lele Pons es la persona con más loops. Sus videos cómicos han sido compartidos 8,500 millones de veces y ocupa el segundo lugar por el número de seguidores. Tanto Pons como PewDiePie eran jóvenes que llevaban una vida común y de repente se hicieron famosos en las redes, gracias a que tienen una audiencia que se identifica con ellos. El estilo de ambos es parecer un joven más y no ser la típica estrella, o celebridad inalcanzable.

Por otro lado, en Instagram el aspecto visual es lo dominante. Los usuarios con más seguidores son personas con estilos de vida lujosos, físicamente atractivos y que cuentan con contenido visualmente atractivo a millones de seguidores.

Aunque estos usuarios dominaron y alcanzaron el éxito en una plataforma específica, también están en otras redes porque pudieron acomodarse a la cultura de cada plataforma, ya que "cada red social tiene diferentes normas culturales", agregó Abidin.

Existen diferencias clave entre estos usuarios. Primero están aquellos que "usan las redes sociales como una biblioteca". Instagram, Vine y YouTube hacen parte de esta categoría de archivo, ya que los usuarios tienen un perfil que muestra contenido planeado, producido y editado. Por otro lado, Snapchat, que es más informal y pasajero, pertenece a la categoría que Abidin llama "la cultura streaming", en la que según ella transmiten su día a día de forma "cruda y sin filtros".

Una industria lucrativa

Lo más impresionante de estos usuarios influyentes no es sólo el número de seguidores que acumulan, sino que también la cantidad de dinero que pueden llegar a ganar es deslumbrante. Según Bea Iturregui, directora de colaboraciones en Cycle, compañía que representa a usuarios influyentes, en Snapchat se puede llegar a ganar "desde unos cuantos miles de dólares hasta seis y siete dígitos".

Es difícil saber si las estrellas de Snapchat son tan populares como las de YouTube y Vine, ya que la naturaleza de Snapchat no permite que estas estrellas sean reconocidas abiertamente como en otras plataformas. Las características de la aplicación realmente no facilitan a que personas normales se conviertan en famosas.

Además, obtener un gran número de seguidores en esta plataforma es complicado, pues la función para agregar seguidores nuevos es poco intuitiva y para poder hacer esto hay que saber exactamente el nombre del usuario. Sin embargo, dice Iturregui, "Snapchat está creciendo de forma muy rápida" y cada vez más se convierte en lo que las grandes marcas buscan para promocionar sus productos y contenidos.

La fama en las redes sociales no es algo nuevo. Desde que empezaron los blogs, han habido usuarios con mayor audiencia que otros. De acuerdo a Abidin, los que se convierten famosos han sabido "cambiar con el tiempo y han sido maleables". Como Snapchat, la popularidad puede llegar a ser efímera y aunque, como dice Abidin, "el llegar primero a una plataforma sí ayuda, eso no garantiza longevidad en la industria".

Close
Drag