Los discos de vinilo están de vuelta, y así es como se hacen

Mi amor por el vinilo es tan antiguo como mi memoria. Sin embargo, nunca supe cuál era la génesis de estos artefactos musicales. Hasta ahora.

Me enamoré de la música cuando era muy joven. Recuerdo estar sentado en la sala de la casa de mis padres, escuchando el crujir que auguraba una nueva canción, que invariablemente era el latido de una batería o el grito de una guitarra que parecía saltar de las bocinas.

Esta experiencia me dejó marcado a través del advenimiento de los cassettes, los CDs y la actual era de música digital. La conveniencia y calidad de la música digital no tiene paralelo, pero el reciente renacimiento de los discos de vinilo tiene un sonido que la música digital simplemente no puede captar o replicar.

Y no me puedo resistir a su encanto: he comprado un tocadiscos y un sistema de sonido, y he empezado a comprar discos de vinilo.

Y ahora mi pasión por este medio está a flor de piel. Y, desde hace casi un año me propuse a descubrir cuál es el proceso para crear estos artefactos musicales. Esto es lo que descubrí.

Close
Drag