Cómo Scott Kelly deberá volver a ajustar su cuerpo a la Tierra

El astronauta estadounidense regresa hoy a casa tras pasar 340 días en el espacio. Ahora debe prepararse para volver a caminar y dormir luego de vivir un año en gravedad cero.

Kelly en la ISS en 2015.

NASA

En la entrevista en video que concedió esta semana a CNN, el astronauta estadounidense Scott Kelly comentó desde la Estación Especial Internacional (ISS por sus siglas en inglés) que anhelaba sentarse en una mesa a comer una apetitosa ensalada una vez que llegara a su casa.

Kelly regresa hoy martes 1 de marzo a la Tierra tras haber permanecido 340 días en la ISS junto con el cosmonauta ruso Mikhail Kornienko. Está previsto que ambos aterricen en Kazajstán a bordo de la nave Soyuz TMA-18M, a las 11:25 pm EST.

Y si bien la ISS es un sitio espacioso --equivalente a una casa de seis habitaciones-- con tareas científicas y algunas rutinas terrenales como ver películas o beber café, las condiciones de gravedad cero por periodos prolongados imponen que los astronautas deban ajustar su cuerpo al regresar a la Tierra.

Mucho más en el caso de Scott Kelly, el astronauta estadounidense que tiene el récord de más días consecutivos en el espacio, a 400 kilómetros de la Tierra. Megan Krause, del Johnson Space Center de la NASA, escribió un artículo en la página Web de la agencia aeroespacial estadounidense en el que explica que la falta de gravedad puede hacer que sabores tenues en la comida pasen desapercibidos por los astronautas.

Caminar en la estación especial es imposible por la falta de gravedad; de hecho, lo que se llama "caminata espacial" es una actividad que implica horas de preparación para ponerse el traje y garantizar que todo riesgo esté reducido al mínimo. Scott Kelly entrenó un promedio de 700 horas durante los 340 días que estuvo en la ISS; empleó una caminadora, a la que permanecía unido por unas cuerdas para no salir flotando.

La ingravidez prolongada genera pérdida de masa muscular, por lo que aumenta el riesgo de que los astronautas se lesionen o vean afectado su aparato circulatorio. El cuerpo humano está compuesto mayormente de fluidos; en gravedad cero, éstos se redistribuyen por todo el cuerpo, causando visión distorsionada y hasta pérdida del olfato y gusto. Scott Kelly deberá hacer fisioterapia en la Tierra para recuperar su fuerza y masa muscular.

Kelly difundió esta imagen en Instagram hoy para despedirse de la ISS.

Scott Kelly/Instagram

Dormir es otra actividad a la que deberá reajustarse el cuerpo de Kelly en la Tierra. "Dormir es más difícil en el espacio que en una cama, pues la posición de dormir es la misma que se tiene durante el día", explicó Kelly en la sesión de preguntas que respondió en Reddit. El astronauta añadía que en la ISS no se obtiene la misma sensación de relajamiento gratificante al desplomarse sobre la cama tras un día arduo de trabajo en la Tierra.

Otra rutina a recuperar por Kelly en la Tierra es la de comer, pues en la estación espacial no hay refrigeradores, así que toda la comida está preservada y simplemente se recalienta para comer. Las frutas y vegetales son enviados cuando recibían nuevos despachos, aunque en 2015 lograron cultivar las primeras lechugas en gravedad cero. El único pan que Kelly comió en estos 340 días fueron tortillas, pues dejan menos migas que el pan francés.

Finalmente, Kelly volverá a experimentar lo que es contemplar las estrellas desde la Tierra; su pasatiempo favorito en la ISS era ver la Tierra desde el espacio (su cuenta en Instagram reúne más de 700 fotografías captadas desde la estación espacial). Tras vivir 340 días consecutivos a 400 kilómetros de la Tierra, seguramente Kelly agradecerá el nuevo punto de vista.

Close
Drag