Cómo regalar un teléfono celular esta Navidad

Regalar un teléfono móvil es más difícil de lo que podrías imaginar, pero aquí te presentamos una guía para que el proceso te sea más fácil.

Nokia Lumia telefonos celulares
Foto de Crédito: Josh Miller/CNET
      

Un teléfono celular es una excelente idea de regalo para esta Navidad, pero comprar uno para tus amigos o familiares es más complicado de lo que imaginas. Y es que a diferencia de una tableta o una cámara fotográfica, un teléfono celular requiere de un plan de servicio móvil para poder usar voz o datos (de otra manera, sería solamente un pisapapeles bastante costoso). En algunos casos, no podrás salir de la tienda o completar tu compra en la web sin decidir qué proveedor celular vas a usar y/o hacer un compromiso a largo plazo con una compañía determinada.

Pero no te preocupes. Si quieres regalar un teléfono celular esta Navidad, asegúrate de seguir los siguientes pasos.

Sin sorpresas

En términos generales, no recomendamos regalar un teléfono celular a menos de que la persona a quien se lo quieras regalar realmente quiera o necesite uno. Además, ten en cuenta que, en la mayoría de los casos, vas a tener que firmar un contrato a tu nombre (y hacerte responsable de los cargos futuros) para poder activar el teléfono y darlo como un regalo.

Conoce al proveedor

Todos sabemos que el quejarnos de nuestro proveedor celular es un pasatiempo muy común para muchos, pero eso no significa que todo mundo está dispuesto a cambiarse de proveedor así como así, incluso teniendo la oportunidad. Si tu tía Rosa, por ejemplo, ya tiene un plan celular económico, le fascina su teléfono y tiene una gran recepción en los sitios donde lo necesita, es muy probable que se quede con ese proveedor incluso si el servicio al cliente es nefasto.

iPhone 5s
Puede que a ti te fascine el iPhone 5S, pero quizás no a tu hermanoFoto de Crédito: Sarah Tew/CNET

Antes de regalar un teléfono celular, es importante que averigües cuánto tiempo lleva esa persona con su teléfono actual. Algunas proveedoras de telefonía celular ponen límites sobre qué tan seguido puede un cliente firmar un contrato y pagar el precio subsidiado de un teléfono nuevo. Si tu primo Jesús compró un teléfono hace tres meses, es posible que ahora no pueda adquirir uno mejor con descuento.

Investiga bien lo que quieren

Un teléfono celular es un gadget demasiado personal. A diferencia de una TV o una impresora, es algo con lo que cargas todo el tiempo y con lo que interactúas todo el día. Si el teléfono que regalas no es fácil de usar, es probable que no sea muy apreciado.

Nexus 5
Para muchas personas el Nexus 5 podría ser más que idealFoto de Crédito: Josh Miller/CNET

Considera también que algunas personas ven a sus teléfonos como una extensión de su personalidad, así que antes de salir a comprar uno, investiga bien lo que ese pariente o amigo realmente quiere. Puede que a ti te fascine el iPhone 5S y te parezca el mejor móvil jamás inventado por Apple, pero no todo mundo podría querer uno. Tal vez tu prima realmente se muere por un Nexus 5.

  

 


En pocas palabras; no compres un teléfono sin estar seguro de que ése es el que quiere tu mamá, tu primo, tu novia o tu tío favorito. Los smartphones pueden ser lo máximo para algunos, pero no para otros. Tal vez tu sobrino necesite solamente un teléfono barato, fácil de usar y que no requiera de un plan de datos mensual. Haz tu tarea e investiga bien antes de comprar.

Cómpralo como una promesa

Claro que esto no es tan emocionante como regalar el teléfono en sí, pero tal vez lo mejor sea dejar que tu pariente -o ser querido- decida qué teléfono quiere adquirir. En ese caso, pon una tarjetita a manera de "vale por un teléfono celular de tu elección" abajo del arbolito de Navidad, o envuelve un teléfono de juguete y asegúrate de informarles que les estarás regalando uno de verdad, una vez que decidan cuál. En Estados Unidos algunas tiendas te venden tarjetas de regalo para un proveedor en particular.

Plan familiar

Otra gran idea de regalo, sobre todo para aquellos padres de familia que buscan un teléfono para sus niños o aquellas personas buscando uno para su esposo o esposa, es añadir una nueva línea a un plan familiar o plan compartido. Estos planes te permiten arreglar esto sin que esa persona esté físicamente presente. Si eres un padre de familia y buscas darle algo a tus hijos, ésta es una buena oportunidad para irles enseñando a usar un teléfono con criterio; poniendo un límite sobre cuántos mensajes de texto o cuántas llamadas pueden usar cada mes, por ejemplo.

Desbloqueado o prepagado

Otra manera de hacer que tu regalo se mantenga como sorpresa es comprando un teléfono desbloqueado o prepagado. En cualquiera de esos casos podrás comprar el dispositivo directamente desde el minorista y saltarte la opción de elegir un servicio en ese momento. Entonces es cuestión de que la persona a quien le das el regalo decida qué plan elegir y cuándo activar el teléfono. Esto también es una buena idea cuando quieres regalar el teléfono a tus familiares en tu país de origen. Asegúrate, sin embargo, que al estar desbloqueado se pueda activar sin problemas en el país a donde lo vas a regalar.

Hasta el pasado marzo, el servicio de telefonía prepago en EE.UU. se limitaba a pequeñas compañías proveedoras que ofrecían dispositivos muy básicos, pero eso cambió este año cuando T-Mobile anunció un plan para abandonar del todo los contratos a largo plazo en favor de planes mes a mes. Como parte de ese cambio los clientes pueden comprar un teléfono en T-Mobile al precio sin descuento y luego irlo pagando en mensualidades, junto con el plan de datos y voz de su elección. T-Mobile después anunció que los clientes podrían cambiar de dispositivo hasta dos veces por año.

Período de gracia

A veces, incluso un regalo adquirido con la mejor de las intenciones podría no funcionar. Si eso ocurre, es importante saber que la mayoría de los proveedores de telefonía celular te permiten regresar un teléfono dentro de un período determinado. Este tiempo, conocido como período de gracia, varía entre un proveedor y otro, pero usualmente es de 30 días y te permite regresarlo sin pagar una cuota o una multa por cancelación temprana. Sin embargo, ten en cuenta que deberás pagar por los datos o llamadas que hayas hecho mientras el móvil estuvo en uso. 

Ahora sí, ¡buena suerte con tus compras navideñas!