CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cómo mi iPhone 5S reemplazó a mi Fitbit

Ahora que el 'app' Fitbit iOS puede medir mis pasos, ya no voy por ahí cargando mi Fitbit Ultra. Sirva esto de advertencia a la informática de vestir.

FitbitvsIphone01_610x407.jpg
El chip M7 incluido en el iPhone 5S me permite medir mis pasos y ya no tengo que cargar mi Fitbit. (Crédito: Sarah Tew/CNET)
Hace tres semanas que no cargo mi Fitbit Ultra. Y dudo que algún día tendré que volver a hacerlo.

Desde que me compré un iPhone 5S, he puesto atención en cómo su chip M7, que mide el movimiento, puede ser usado. Cuando lanzó el iPhone 5S, no quedaba muy claro exactamente cómo podría monitorear nuestros movimientos, pero después de algunos meses, algunas apps como Nike+Move empezaron a añadir soporte para la funcionalidad de conteo simple de pasos.

Si bien al principio empecé a medir los pasos que doy con Fitbit y con el app de Nike, lo más atractivo para mí fue cuando la aplicación Fitbit para iOS fue actualizada a fines de 2013, permitiendo que el app estándar de Fitbit mida los pasos usando el hardware interno del iPhone 5S. Eso significó que ahora podría medir la misma actividad usando únicamente mi teléfono celular en la misma interfaz a la que ya me había acostumbrado y era claro que no tenía sentido alguno tener que cargar un segundo dispositivo.

Otro dispositivo más reemplazado por un teléfono

Los medidores de actividad física no serán los primeros dispositivos en ser reemplazados por un smartphone. Las cámaras fotográficas simples son el ejemplo más obvio, pero los smartphones han tomado también el lugar de otros dispositivos dedicados, incluyendo los reproductores de música (tipo iPods), los GPS y las grabadoras básicas de voz.

Ahora, sobre qué tan bien puede el chip M7 medir tus pasos y movimientos, una escritora en el sitio web TUAW llevó a cabo una prueba excelente comparando el desempeño del iPhone 5S como medidor de la actividad física con el Fitbit Force y el Jawbone Up24. Los resultados demuestran que el iPhone 5S ofrece un desempeño comparable en cuanto a sesiones de ejercicio, aunque su desempeño fue pobre en las actividades cotidianas.

No obstante, la escritora atribuye muchas de las fallas del iPhone 5S al hecho de que ella no se hallaba cargando su teléfono todo el tiempo durante sus actividades diarias. En mi caso, dado que mi teléfono está siempre en mi bolsillo, creo que el desempeño será mucho mejor; al menos lo suficientemente bueno como para darme información adecuada en los días en que no me muevo tanto como debería.

Después de que le dije al app de Fitbit que empezara a monitorear mis actividades con mi iPhone 5S, la compañía rápidamente me envió un email "invitándome" a subir de categoría a un monitor de actividad física más completo. Y es verdad, los monitores dedicados de Fitbit tienen algunas ventajas, incluyendo la capacidad de medir tus patrones de sueño, los minutos en que estás "activo" y el número de escaleras que subes. Pero para alguien como yo, el medidor básico del iPhone 5S es más que adecuado -sobre todo porque a mí nunca me funcionó muy bien el medidor de sueño del Fitbit. Eso, además de que realmente aprecio el no tener que cargar otro dispositivo en el bolsillo.

¿Qué significa todo esto para el mundo de la informática de vestir?

Mi experiencia podría servir como una advertencia para los jugadores en el naciente negocio de la informática de vestir. Para muchas personas, el monitor básico de actividad física del iPhone 5S debería ser lo "suficientemente bueno" y casi es seguro que pronto otros smartphones van a ofrecer una función integrada para medir tus movimientos. No estoy seguro de si los dispositivos que sólo se dediquen a monitorear la actividad física tienen un gran futuro.

Garmin reloj
Todavía habrá mercado para dispositivos de alta gama como el Garmin Forerunner 220 GPS (Crédito: Garmin)
Pero eso no significa que los medidores de actividad física y otros gadgets para vestir serán totalmente reemplazados. De hecho, hace poco me compré un reloj Garmin Forerunner 220 GPS porque me gusta mucho la información más detallada que me ofrece cuando salgo a correr y también porque no me gusta ponerme un teléfono amarrado a la muñeca cuando hago ejercicio. Para la categoría simplemente significa que los dispositivos dedicados deberán darnos más que un simple conteo de pasos, al igual que las cámaras de alta gama continúan saliendo al mercado incluso cuando muchísimas personas ahora sólo toman fotos con sus smartphones.

En lo que respecta a la Fitbit, la compañía ha sido lo suficientemente hábil como para abrir su app al procesador M7 del iPhone 5S, incluso si eso significa que probablemente ya no les voy a comprar un dispositivo más. Me mantiene como un "usuario de Fitbit" y la compañía ofrece un servicio premium de software por US$50 al año, si lo que quieres es datos más detallados y funciones más sofisticadas como para fijarte metas. Está muy bien que Fitbit se vuelva una compañía más enfocada en software que en una que tarde en reaccionar al cambiante mercado y termine ahí donde terminó Kodak.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO