CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

ANÁLISIS Software

Cómo funciona Google Assistant en español en Estados Unidos

Dentro de la aplicación Allo de Google, este asistente habla nuestro idioma. Lo probamos en sus dos vertientes de español de España y de Latinoamérica en Estados Unidos, y esto es lo que aprendimos.

Reproduciendo: Mira esto: Así es la primera versión de Google Assistant en español
1:39

Llevamos esperando casi un año decirle "hola" a Google Assistant.

En 2016, tuvimos una primera probadita de este asistente inteligente dentro de la aplicación de mensajería Allo de Google y este año, nuevamente, las innovaciones vienen dentro de este app. Probamos a Google Assistant en español de España y de Latinoamérica, en iOS y Android, en Estados Unidos y aquí te compartimos lo que hemos aprendido en estas pruebas iniciales.

Un asistente que te habla como tú quieres...

Como ya había usado a Google Assistant en inglés dentro de Allo en el pasado, el asistente estaba acostumbrado a hablarme en este idioma (es que el algoritmo aprende de tu uso). Tuve que preguntarle si habla español, y me contestó con la opción español (España).

Charlé un ratito sólo para deleitarme con las expresiones "vale" y otras similares, pero luego le consulté si es que habla español de Latinoamérica (que, como todos sabemos, es una aproximación a la lengua de nuestros países, pero no corresponde a un país en particular).

El lenguaje ahí se transformó sutilmente en un dialecto apenas más serio y general, pero no dejó ni un momento de compartir conmigo emojis (tal vez porque yo lo hice antes y, como dijimos más arriba, este asistente se nutre de nuestras prácticas para adaptarse a lo que más nos guste).

...Pero que habla más a México y España

Google dijo a CNET en Español que la experiencia de Google Assistant en español está optimizada para los mercados españoles y mexicanos, con guiños culturales para ambos países, y por eso me pregunto qué tan diferente es la navegación para un usuario que vive en Estados Unidos y habla español.

En principio, estaba tan alegre de que Google Assistant me entendiera que no reparé en sutilezas culturales. Tuve problemas para que Cortana en Windows 10 y Siri en el iPhone comprendiera mi acento tan marcado, pero Assistant me captó enseguida. Luego intenté con colegas de Panamá, España y República Dominicana y también los entendió al pie de la letra.

Si buscamos información, los datos son más específicos para estos países, y más generales sobre otros. Por ejemplo, mi compañero Óscar Gutiérrez preguntó cuántas personas entran en el Estadio Azteca de México, y recibió un número exacto, pero yo pregunté por la capacidad del estadio del equipo de fútbol River de Argentina, y Google Assistant me redirigió a una entrada de Wikipedia. Sin embargo, supo decirme la altura (en pies, y no en metros) del obelisco del centro de Buenos Aires.

obelisco.png
Mariana Marcaletti/CNET

El manejo de datos parece aleatorio y, sin duda, el asistente en español ha sido alimentado con una enciclopedia de sabiduría popular española, mexicana y estadounidense, pero aún no de otros países. Y el abanico de conocimientos que maneja se limita a lo más archiconocido, que en un futuro esperamos que se vuelva más específico: de Estados Unidos sabe cuánto mide la Estatua de la Libertad de Nueva York, pero desconoce datos de la población de North Beach en Miami, Florida.

En cuanto a resultados de pedidos geolocalizados, tuvimos diferentes experiencias. Mi colega Claudia Cruz, que tenía los servicios de ubicación desactivados en su teléfono, preguntó a Google Assistant dónde encontrar la cadena de pizza Domino's, y el robot le proporcionó un enlace a la página de Domino's de México (Claudia vive en Estados Unidos). En cambio, cuando pregunté sugerencias de heladerías, me ofreció opciones en San Francisco, cerca de mi trabajo, tal vez porque tenía el GPS activado y también porque antes le había preguntado qué tal está el clima en esta ciudad (y Assistant procesa tu información a la velocidad de la luz, y entiende pronto quién eres, y dónde estás).

img6360.png
Mariana Marcaletti/CNET

Google Assistant, a la espera de nutrirse de las culturas de otros países

Pero donde más se nota el espesor cultural de Google Assistant en español no es en las búsquedas, sino en sus capacidades de entretenimiento: en sus chistes, sus citas textuales, sus datos curiosos. Menciona el chiste "no era penal", en referencia a la selección de fútbol mexicana, habla del precio del festival de Woodstock de Estados Unidos, y comparte citas de autores con reconocimiento mundial como Arthur Schopenhauer, Robert Louis Stevenson y Cornelia Funke, pero nos gustaría ver más colores locales (después de todo, "pinta tu aldea...").

img6357.png
Mariana Marcaletti/CNET

Cuando pedí de forma explícita que comparta conmigo una cita de Jorge Luis Borges o de algún autor latinoamericano, Google Assistant me respondió con resultados de búsquedas, en vez de con la frase en su misma interfaz.

El desafío para Google Assistant será, seguramente, ampliar sus saberes de culturas más locales, para abarcar los matices de nuestro idioma en toda su plenitud.