CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Internet

Cómo evitar que te estafen por Internet

Que no te engañen: sigue unas cuantas reglas y tus transacciones serán más seguras.

Getty Images

Me emocioné cuando, el año pasado, recibí una generosa oferta de US$4,000 en eBay por un saxofón que necesitaba vender. Pero esa oferta, demasiado buena para ser cierta, era en realidad una invitación al mundo de las estafas en línea.

El postor (para no usar su nombre real, llamémoslo Hal) me pidió mi dirección de correo electrónico para pagarme a través de PayPal. Se la di y, unos minutos después, recibí dos correos electrónicos que parecían provenir de eBay y PayPal, en los que me decían que enviara mi saxofón en un plazo de 24 horas para recibir el pago. Así es, me pedían que completara la venta fuera de eBay.

Como era la primera vez que vendía algo, seguí ingenuamente sus instrucciones.

phone-scam-4425.jpg
CNET

Dos días más tarde, eBay me envió una alerta de que Hal acababa de eliminar su cuenta, un indicador de que se había cometido un fraude en línea. Para entonces, sin embargo, mi saxofón ya había llegado a la casa de Hal en Bassett, un pequeño pueblo en la parte sur del estado de Virginia. Cuando hice clic en los remitentes de esos correos electrónicos, eBay@ebay.com se convirtió en ebay@auctione-bay.com, y service@paypal.com se convirtió en paypalserviceconfirmpayment@emailaccount.com.

Mi cuenta de PayPal no registraba depósitos. Me habían estafado.

PayPal, eBay y mi departamento de policía local de Nueva York me dijeron todos lo mismo: "No podemos hacer nada". Desesperada, llamé al Departamento de Policía del Condado de Henry, que tiene jurisdicción sobre Bassett. El detective Everett Harper me dijo que iría a casa de Hal y trataría de recuperar mi saxofón.

Me llamó media hora más tarde. Mi saxofón estaba en camino a casa.

Estafadores por doquier

Pero la historia no termina allí: Hal dijo que nunca tuvo una cuenta de eBay. Lo habían estafado también. En su caso, lo hizo una "novia" en línea a la que jamás conoció, ni siquiera a través de un chat de video. Hal era la víctima involuntaria de un conocido ardid para embaucar a las personas y hacer que envíen fuera del país artículos comprados en su nombre.

Eso es exactamente lo que hacen los estafadores en una estafa de "reenvío": se ocultan en el extranjero y convencen con artimañas a un intermediario en Estados Unidos para que se encargue del trabajo sucio. Si la víctima decide iniciar un proceso judicial, el intermediario se convierte en el chivo expiatorio. Según el Centro de Quejas de Crímenes en Internet del FBI, otras estafas por Internet incluyen el fraude en subastas, la suplantación de identidad, la extorsión, los esquemas piramidales y el tristemente célebre ardid del príncipe nigeriano. La frase "Comprador (y vendedor), ¡cuidado!" nunca fue más oportuna.

El FBI ha recibido más de 4 millones de quejas por fraude en Internet desde el año 2000, más de 301,000 tan solo el año pasado, cuando las pérdidas de las víctimas totalizaron US$1,420 millones, según el informe de 2017 del Centro de Quejas de Crímenes en Internet.

La seguridad es lo primero

Cualquiera puede ser víctima de una estafa.

Adam Wandt, quien dicta clases de análisis forense digital y ciberseguridad en la Facultad de Justicia Penal John Jay de la Universidad de Nueva York, lo experimentó en carne propia cuando vendió su primer iPhone en eBay. El estafador pagó a Wandt con una cuenta de PayPal robada y luego afirmó que nunca había recibido el artículo. PayPal revirtió la transacción y cobró a Wandt en su lugar.

"Cualquiera podría pensar que sé cómo evitar las estafas en línea, pero me engañaron", dice Wandt. "Los estafadores hacen una jugada realmente buena al pagar con el dinero de otras personas, sabiendo que el banco revertirá la transacción".

PayPal y eBay no respondieron a nuestras solicitudes de comentarios.

No te conviertas en una víctima

Todas las estafas en línea se aprovechan de consumidores descuidados que confían demasiado en Internet.

"Creo que las personas no entienden que deben ser mucho más cuidadosas en línea", dice Ira Rheingold, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Defensores del Consumidor de Estados Unidos. "Depender de las empresas de comercio electrónico no es una buena idea. Uno tiene que hacer su propia investigación".

Por último, es importante saber que nuestra mejor defensa somos nosotros mismos. Los organismos de seguridad no pueden protegernos las 24 horas. Las plataformas de comercio electrónico no pueden investigar a todos sus usuarios. Haz tu propia investigación y obtén la información necesaria antes de hacer negocios con desconocidos.

A continuación, te presentamos algunas reglas que puedes seguir para evitar ser víctima de estafas, como me ocurrió a mí.

Verifica la puntuación: Mira siempre la puntuación del comerciante o del comprador para conocer qué tan confiable es.

Recibe el pago primero: Nunca envíes tu artículo antes de recibir el dinero en tu cuenta de PayPal. Si un comprador insiste en que hagas el envío primero, denuncia a esa persona en la plataforma correspondiente.

Compara las direcciones: verifica la dirección de correo electrónico del remitente y compárala con el correo electrónico oficial de la empresa en su sitio Web. También puedes ingresar la dirección en Whois y hacer una búsqueda para ver a quién pertenece esa cuenta. Si el propietario no es quien indica el sitio web, es una señal de alerta grave.

• Compara fotos: Guarda la imagen de perfil que la persona usa en las redes sociales, luego cárgala en sistemas de búsqueda inversa de imágenes —tales como images.google.com, tineye.com y pixsy.com— para ver a quién pertenece la imagen. Eso sí, toma en cuenta que estas herramientas no son 100 por ciento precisas.

• Recupera tu artículo: Pide al transportista que detenga la entrega del artículo que enviaste antes de darte cuenta de la estafa. Si ya es demasiado tarde, llama al departamento de policía local del destinatario, presenta una denuncia y pídeles que recuperen el artículo. Es fundamental que actúes con rapidez: debes comunicarte con la policía local antes de que el intermediario reenvíe el artículo.

• Informa a las autoridades: Presenta una queja en el sitio web del FBI. Eso ayudará a la policía a atrapar a los estafadores si tu caso sigue un patrón.

Reproduciendo: Mira esto: Cómo proteger tu información personal en la red
3:40