Cómo enviar invitaciones de bodas digitales — sin perder la elegancia

¿Enviar invitaciones de papel y gastarte un dineral? ¿O enviar versiones digitales sacrificando el caché de la etiqueta? El servicio Paperless Post te saca del lío.

foto-boda-2.jpg
Foto de Getty Images

Las invitaciones de bodas llevan mucho a cuestas: son el primer paso oficial -- y público -- hacia la concretización del bodorrio; son la primera prueba material de la pareja como entidad y, muchas veces, son el repositorio donde los tortolitos dan un vistazo de su personalidad y quizás una degustación de la pachanga que se avecina.

Sí, todo este peso conllevan las invitaciones -- al menos eso es lo que dicen las etiquetas, el protocolo y el sinfín de revistas de novias que abogan por invitaciones emperifolladas de encaje y escarcha, de sobres y cintas.


Pero los tiempos cambian, sobre todo cuando vienen de la mano de una recesión económica y del crecimiento de plataformas digitales como medios legítimos para administrar y facilitar nuestra vida.

Y es que la tecnología -- al igual que las sacudidas económicas -- pueden cambiar hasta las tradiciones más arraigadas. Y esto incluye las invitaciones. Hoy, muchas parejas a punto de darse el sí optan por la eficacia, asequibilidad y elegancia -- sí, leíste bien -- de las invitaciones digitales.

¿Ahorrar dinero o papel?

Existen muchos servicios de tarjetas de invitación digitales. Desde la más básica y conocida como Evite hasta Greenvelope. Sin embargo, los esnobistas tienen razón al despreciar algunos de estos servicios. No son demasiado elegantes (si eso es lo que quieres que refleje de tu boda), tienen un aire de informalidad que no siempre va con la ocasión, y muchas veces su conveniencia no equivale al sacrificio del caché que conceden las invitaciones de papel.

Ese fue el dilema con el que me encontré a la hora de enviar las invitaciones de boda: ¿ahorrar dinero y papel, y sacrificar la elegancia? o ¿acoplarnos a la etiqueta y gastar la plata que pudiésemos invertir en, digamos, una colección de vajillas o en tres semanas de compras en el supermercado?

foto-boda-martin-maier.jpg
Foto de Cortesía Martin Maier

Por suerte, Pepita Marañón y Corozo de Ajonjolí (los personajes ficticios que se inspiran en hechos reales y que verán en las imágenes sucedáneas) no tuvieron que hacer una elección -- gracias a un servicio llamado Paperless Post.


Paperless Post es un servicio híbrido de tarjetas, que tiene un pie en el nuevo orden -- el de la digitalización -- y otro en el viejo mundo, en el que es apropiado y de buen ver el mandar tarjetas con todas las de la ley -- o sea, tarjetas de papel con sus correspondientes sobres. Es el matrimonio perfecto entre la conveniencia de la era digital y la elegancia del protocolo de antaño porque traslada la experiencia de formalidad al entorno digital, y ofrece tarjetas que tienen todo el encanto de papel pero te ahorran un dineral en las tarjetas mismas, las estampillas y todos los dolores de cabeza que esto acarrea -- y, por si las moscas, también te ofrece la opción de enviar invitaciones en papel.

De paso, Paperless Post te ayuda a organizar un poco el evento al simplificar la monitorización del número de invitados, de los participantes, de los que no podrán asistir y mantiene un archivo de la información de contacto de los mismos (como sus correos electrónicos y su dirección postal) que te ayudará posteriormente a mantener un registro de los invitados a quienes tendrás que enviar las tarjetas de agradecimiento.

Piénsalo de esta manera: el enviar las invitaciones de forma apropiada es empezar con el pie derecho el proceso de la planificación de bodas, porque es a partir del número de invitados que podrás calcular uno de los gastos más grandes de la fiesta: la comida y las bebidas.

Ahora, a menos de dos meses del inicio de la "temporada alta de bodas", que fluctúa entre junio y octubre, de seguro muchos -- más bien, muchas -- estarán alistando sus preparativos de bodas. He aquí, el primer paso para ser una novia moderna y romper las cadenas del papel.

Manos a la obra

Primero que todo, debo subrayar que este sitio está completamente en inglés. Pero esto no es un impedimento para que envíes tus invitaciones en español (hablaré de esto más adelante).

Lo primero que tienes que hacer es abrir una cuenta en Paperless Post. Sólo tienes que ir a su sitio Web, paperlesspost.com. En la esquina superior derecha, verás la pestaña de Sign Up. Haz clic. Allí puedes registrarte con un correo electrónico (recomiendo crear una cuenta de email especialmente para la boda, porque unifica todos los mensajes, y por ende es más manejable). También puedes ingresar a través de tu cuenta de Facebook para que puedas importar tus contactos, pero si prefieres proteger un poco tu privacidad, recomiendo que te registres a través de un correo electrónico.


Una vez estés registrado, verás varios menús. En la parte superior derecha, verás Online, Paper y el nombre de tu cuenta (en este caso "Pepita y Corozo"). Un poco más abajo, en el centro, verás los distintos tipos de invitaciones.

screen-shot-2015-04-17-at-5-49-11-pm.png
Este es el diseño de invitación que escogí. En la parte izquierda, puedes ver todos los componentes que conforman la invitación, desde sobres hasta tarjetas RSVP.Foto de Captura de pantalla por Suan Pineda/CNET

En el caso específico de invitaciones de bodas, puedes dirigirte directamente a la sección de Weddings. Verás un menú desplegable con los distintos tipos de invitaciones (para la fiesta de compromiso, para la ceremonia, para la recepción, etc.).

screen-shot-2015-04-17-at-5-45-48-pm.png
Los costos de las tarjetas digitales se listan en 'coins'.Foto de Captura de pantalla por Suan Pineda/CNET

Si le das clic a uno de los tipos de invitaciones, verás la infinidad de opciones, de las cuales hay opciones digitales gratuitas, opciones con versión digital y en papel, y la anteriores opciones pero con un costo. Cabe destacar que la nomenclatura de precios del servicio es por demás peculiar. Paperless Post utiliza un sistema de "coins" (o de monedas digitales -- que no se confunda con bitcoins). Lo que esto significa es que por una cierta cantidad de dólares podrás comprar x cantidad de coins (por ejemplo, por US$6 podrás comprar 20 coins, por US$12 comprarás 40 coins, por US$18 podrás comprar 100 coins). El precio de las tarjetas digitales está especificado en coins, el de las versiones en papel en dólares.


Una vez hayas seleccionado la invitación que más se ajusta a tus preceptos, haz clic en ella. Aparecerá una ventana en la que se resalta la invitación. En el lado derecho habrán dos opciones: Online y Paper. Si haces clic en Online, te indicará cuántos coins cuesta, y si haces clic en Paper, te dirá cuánto costará en dólares.

Para empezar a personalizar la invitación, haz clic en Customize (personalizar).

screen-shot-2015-04-17-at-5-51-26-pm.png
Aquí puedes empezar a personalizar la invitación, escribiendo el texto en español, si lo deseas.Foto de Captura de pantalla por Suan Pineda/CNET

Se te llevará a una ventana en la que podrás cambiar el texto, la fuente y hasta los colores de la tarjeta. Es aquí donde puedes escribir el texto en español.


Una vez hayas agregado todos los detalles, haz clic en Save y Next. Esto te llevará a la próxima pantalla. Dependiendo de la tarjeta que selecciones, hay opciones que te permiten incluir una segunda hoja donde incluir los detalles de la recepción, sugerencias de hospedaje para los huéspedes y datos similares. También hay opciones que te permiten incluir una tarjeta RSVP, y hasta sobres digitales. Todas estas opciones tienen un costo extra que se detalla en la parte superior de la pantalla.

Por otra parte, en el menú de arriba, verás una sección llamada Details. Allí puedes titular el evento, establecer la fecha y hora del mismo, la dirección de la boda, establecer el registro de los regalos de boda y la capacidad máxima del evento en cuanto a número de invitados, y hasta añadir un muro en el que los invitados pueden escribir sus comentarios y felicitaciones.

Queridos invitados...

screen-shot-2015-04-17-at-11-39-49-am.png
Foto de Captura de pantalla por Suan Pineda/CNET

Una vez hayas terminado de configurar la invitación, es hora de recabar la lista de invitados, sus correos electrónicos y direcciones postales. En la página principal dirígete al menú desplegable en la parte superior derecha que tiene el nombre de los tórtolos. Se desplegarán varias opciones, de las que tienes que dar clic en Address Book. Allí puedes importar tus contactos o agregarlos uno a uno manualmente.

Cuando hayas finalizado la creación de la invitación, podrás añadir durante el paso número 3 titulado Delivery (Entrega) las direcciones de correo electrónico de tus invitados ya sea manualmente, uno por uno, o importarlo del Address Book. En este paso, también puedes crear una versión en papel -- para tus invitados chapados a la antigua. Sólo haz clic en "Order Paper Cards". De allí, se creará una versión en papel que podrás pedir que te envíen. Se listará el precio y podrás pedir la cantidad que desees. En el caso de Pepita y Corozo, cada tarjeta en papel (con sobre y tarjeta RSVP incluidos) cuesta US$3.50.

Y, el paso final, es presionar "Send". Para monitorizar quiénes aceptan la invitación, el número de invitados y ver los comentarios que te dejan en el muro, sólo tienes que ir a la página principal, y hacer clic en Dashboard del menú que se despliega una vez poses el cursor en el nombre de la pareja en la esquina superior derecha de la página. Dale clic a la tarjeta, y se desglosará la lista de tus invitados, con el respectivo número de asistentes y sus datos de contactos (algo superútil, es que puedes descargar esta lista en formato Excel).

Y listo. El primer paso para un casorio más sencillo, con menos gastos y menos árboles caídos. Y, sí, ahora Pepita y Corozo sí podrán costear su colección de vajillas, la cena y hasta una porción de la luna de miel (de hecho, existe un útil servicio para administrar la financiación de tu viaje de bodas, como nos muestra Vanessa Hand Orellana en el video abajo).

Close
Drag