Cómo el FBI logró culpar a Corea del Norte por ataque a Sony

Según el 'New York Times', la agencia de seguridad descubrió a los ciberdelincuentes, porque olvidaron en algunos momentos del ataque enmascarar su dirección.

Críticos del FBI mantienen la teoría de que empleados de Sony ocasionaron el ataque. AFP/Getty Images

La Agencia Federal de Inteligencia de EE.UU. (FBI por sus siglas en inglés) dice estar segura de que Corea del Norte estuvo detrás del ataque a Sony ocurrido en noviembre de 2014, según reportó el miércoles The New York Times.


El diario neoyorquino tuvo acceso a una conferencia del director del FBI, James Comey, quién aseguró que el gobierno de Pyongyang había estado detrás de los ataques, y que los ciberdelincuentes cometieron errores que les permitieron identificar desde dónde actuaron.

Aunque Comey no reveló los detalles de las evidencias, sí aseguró que los analistas del FBI descubrieron que el grupo autodenominado "Guardianes de la Paz" no tuvo suficiente cuidado al no enmascarar correctamente la dirección desde la que se conectaban tanto a su cuenta de Facebook - desde la que acosaban a Sony - como a los servidores.


Los funcionarios dijeron a Comey que los hackers reconocieron su error, pero ya era demasiado tarde para ocultar sus direcciones, escribió el diario.

Las declaraciones de Comey llegan justo después de que varios expertos en seguridad denunciaran que las pruebas a las que ellos habían tenido acceso no involucraban al gobierno de Corea del Norte. Durante los últimos días se ha manejado la hipótesis de que trabajadores de la empresa con ansias de extorsión estuvieran detrás del ataque, que reveló los datos de empleados del estudio cinematográfico y que expuso a Internet películas aún sin estrenar.

El gobierno de Corea del Norte ha negado todas las acusaciones.

Sony ha logrado recaudar US$31 millones desde el estreno de la película, el 24 de diciembre. Captura de pantalla de Nick Statt/CNET

Según el Times, en la conferencia, varios detractores de la hipótesis de Comey solicitaron que el FBI desclasificara la información, que según ellos probaría la inocencia del gobierno de Corea del Norte. Sin embargo, el director del FBI fue claro: la revisión de toda la evidencia, el acceso a la cuenta de Facebook y el fallo en la encriptación del servidor desde el que se dirigió el ataque le daban "mucha seguridad" sobre quién estuvo detrás del mismo.


En diciembre, después de que Sony anunció que no estrenaría la película The Interview, el presidente Barack Obama intervino para acusar a Corea del Norte y ponerse de parte del estudio, al que pidió no dejara socavar su libertad de expresión. Esta misma semana se ha conocido que después de su estreno en formato digital y salas pequeñas en Estados Unidos la cinta ha logrado recopilar ya US$31 millones.

Close
Drag