CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Convierte tu teléfono o tableta en tu central de entretenimiento

Ya no tienes que depender de las ofertas de películas del avión.

cnet-magazine-how-to-airplane-media

Los viajes de avión pueden ser largos, pero es muy fácil llevarte series o películas para pasar el tiempo.

Andrew Hoyle/CNET

Viajar a un lugar nuevo es emocionante. Pero sentarse en un avión, apretujado durante un vuelo largo no es tan emocionante. Sobre todo si lo único que puedes hacer es mirar por la ventana aburrido. ¿Y esa película que están dando en el avión? Ya la has visto y la odias.

Hay una opción mejor. Con un teléfono, una tableta o una computadora puedes armarte un buen sistema de entretenimiento para vuelos que será la envidia de aquellos pasajeros que no sepan cómo pasar el tiempo. (Ten en cuenta que dependiendo de tu destino es posible que sólo te dejen llevar un teléfono como equipaje de mano y tengas que facturar el resto de dispositivos).

Con este proceso de cinco pasos, puedes acumular el suficiente material audiovisual tanto para un vuelo corto como para uno intercontinental. 

Libera espacio

Lo primero que recomiendo es dejar libre suficiente espacio, ya que las películas y series ocupan mucho (normalmente varios cientos de megabytes cada una). Este paso no es tan necesario si te vas a llevar una computadora con un buen disco duro, pero con un teléfono o tableta te puede ganar espacio para descargar una película y hasta su secuela.

Empieza examinando tus apps y borrando aquellos que no hayas usado en un tiempo o que no vayas a necesitar en tus vacaciones (puedes volver a descargarlos cuando vuelvas a casa). Si no estás seguro de por dónde empezar, ve a la sección de Almacenamiento de tu dispositivo para ver la lista completa de apps que tengas instalados y cuánto espacio ocupan.

dsc0126.jpg

Si tienes un teléfono Android, una pantalla como esta te dice cuánto espacio libre hay en tu teléfono.

Sarah Jacobsson Purewal/CNET

Después de eso, copia tus fotos y videos a tu computadora o tu servicio favorito en la nube (como Google Fotos, Flickr de Yahoo o Dropbox). Estos servicios también son prácticos cuando estás de viaje y te dejan hacer una copia de seguridad de tu carrete fotográficos cada vez que tengas acceso a una Wi-Fi segura. De ese modo podrás borrar las fotos viejas de tu dispositivo y hacer fotos nuevas en tu viaje.

Escoge algunas películas y series

Lo de ver películas es un avión no es nuevo, pero la posibilidad de escoger exactamente aquello que quieres ha surgido durante la última década. Normalmente dependías de las películas que la aerolínea ofrecía y tenías que verlas en una pantalla que podía estar lejos o en una pantalla pequeñita situada en la parte trasera del asiento de delante. Después iTunes y otras tiendas digitales empezaron a ofrecer más selecciones pero -- como tenías que comprar o alquilar cada título individualmente -- la cosa podía subir de precio rápidamente.

Para que te cueste menos dinero, usa los mismos servicios de suscripción de video que tienes en casa. No se paga extra y lo único que tienes que hacer es descargar el app de ese servicio concreto en tu dispositivo.

Servicios como Netflix, Amazon Prime Video y YouTube Red te dan dos opciones para maratones televisivos o cinematográficos durante las vacaciones. Descarga el contenido que quieras de su librería o reprodúcelo haciendo streaming. La ventaja de descargarlo a tu dispositivo es que puedes seguir viendo cosas incluso cuando no tienes conexión.

Reproduciendo: Mira esto: Cómo descargar videos de Netflix para verlos sin conexión
1:43

Pero descargar también tiene sus problemas. Tal como he mencionado, el video ocupa mucho espacio y sólo recomiendo descargar videos si estás en casa con una conexión de Wi-Fi buena. Las redes Wi-Fi de los hoteles no suelen ser lo suficientemente rápidas (una sola película puede tardar horas en bajar) y ni se te ocurra usar los preciados datos móviles cuando estas en el extranjero. Si te estás quedando sin espacio en tu dispositivo móvil, puedes usar un dispositivo extra como una computadora para compartir las descargas. Además no todos los episodios o películas que puedes ver en un servicio están disponibles para su descarga.

Si simplemente haces streaming del contenido, esto no se comerá espacio de almacenamiento en tu dispositivo pero para eso vas a necesitar una buena conexión Wi-Fi. En los caso en los que haya disponible Wi-Fi en el vuelo, no suele ser lo suficientemente rápida como para permitirte hacer streaming. Algunas aerolíneas están empezando a tener Wi-Fi por satélite más rápida que te permite hacer streaming, pero consulta mejor con ellos directamente.

Añade un poco de música

Spotify es uno de los muchos servicios musicales que ofrece un gran catálogo de canciones para que puedas descargarlas en tu teléfono o tableta.

Andrew Hoyle/CNET

Tanto si compras la música en tiendas digitales como iTunes, como si pagas una suscripción mensual en Spotify, puedes llevarte la música contigo donde sea que vayas.

Mi app musical preferida, Google Play Music, combina ambos métodos. Puedes subir hasta 50,000 canciones al servicio de forma gratuita. Y puedes usar el app de Play Music para iOS y Android para reproducir por streaming los temas de tu librería o descargar esas canciones a otro dispositivo. Por US$10 al mes, el servicio te deja te deja reproducir o descargar todos los temas de su catálogo musical, que incluyen los videos del servicio YouTube Red.

La mayoría de servicios musicales como Spotify, Amazon Music Unlimited y Tidal también te dejan descargar canciones o escuchar aunque no tengas conexión. Si eres un suscriptor de Amazon Prime, puedes reproducir o descargar música de un catálogo más pequeño de canciones que sigue incluyendo varios temas populares.

No te olvides de los libros

Si tu biblioteca pública está afiliada con el servicio OverDrive, puedes descargar su app y tomar prestados libros y audiolibros de forma gratuita. Los títulos caducarán y desaparecerán de tu dispositivo cuando el periodo de préstamo haya vencido, pero sueles poderlos tomar prestados por 14 y hasta 21 días, lo suficiente como para un viaje. La mayoría de libros electrónicos de las librerías también se pueden descargar en el app Kindle de Amazon. O puedes probar el servicio Kindle Unlimited que tiene una biblioteca de un millón de libros y miles de audiolibros. Cuesta US$10 al mes pero tiene un periodo de prueba gratuito de 30 días.

Cuando esté todo listo, llévate tu dispositivo y disfruta de tu vuelo.

Andrew Hoyle/CNET

Disfruta tus vacaciones y repite

Cuando llegues a tu destino, borra todo el contenido que hayas descargado para dejar espacio libre para las fotos de tus vacaciones. Al final de tu viaje, con una buena señal Wi-Fi, puedes volver a empezar el proceso de nuevo: subir las fotos de tu dispositivo y descargar nuevo contenido de entretenimiento para tu viaje de vuelta. ¡Feliz viaje!

Mike Sorrentino (@MikeJSorrentino) es un editor asociado en CNET.  Dio la casualidad de que estaba en un aeropuerto la mañana en la que Netflix anunció que parte de su contenido podría descargarse, minutos antes de su vuelo de punta a punta del país. La Wi-Fi del aeropuerto le permitió descargar algunos episodios de Chelsea y Unbreakable Kimmy Schmidt.