CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Comcast quiere incursionar en el mundo de los videojuegos

Junto con Amazon y EA, la gigante de Internet y TV por cable estaría interesada en una empresa surcoreana de videojuegos.

Getty Images

Puede que dentro de un tiempo, cuando quieras empezar a jugar un nuevo videojuego, no lo hagas en una Xbox de Microsoft, una PlayStation de Sony ni un Switch de Nintendo.

Puede que lo juegues conectándote a un dispositivo o servicio provisto por Apple, Google, Amazon o incluso Comcast.

Leíste bien: Comcast.

Según informa un diario de negocios sucoreano (enlace en inglés), el gigante de la televisión por cable e Internet habría presentado (o está considerando hacerlo) una oferta de compra por la empresa surcoreana de videojuegos Nexon, creadora del popular juego de rol en línea MapleStory. Comcast estaría compitiendo contra Amazon y Electronic Arts (creador de Apex Legends), empresas que también habrían presentado sus respectivas ofertas.

Los representantes de Comcast, EA, Amazon y Nexon se negaron a hacer comentarios o no respondieron a las solicitudes de comentarios.

La noticia de la posible venta de Nexon sirve como un recordatorio de que el panorama del entretenimiento está cambiando con rapidez. A medida que las empresas buscan la próxima gran novedad, una que les permita ir más allá de las suscripciones de música, el servicio de Internet y las ventas del próximo iPhone, los videojuegos podrían ser la clave.

El enorme sector de videojuegos, que ya mueve US$138,000 millones anuales, ha producido fenómenos culturales como los videojuegos de batalla campal Fortnite y Apex Legends, y franquicias de competencia deportiva como League of Legends de Riot Games. Todos ellos se pueden descargar de manera gratuita, pero hacen cargos adicionales por contar con habilidades especiales como un movimiento de baile o un look distinto para tu personaje. Y las personas pagan por ellos. Se estima que solo Fortnite de Epic recaudó US$2,400 millones en ingresos el año pasado.

Los analistas señalan que todo ello ha atraído la atención de los conglomerados de medios de comunicación y los gigantes tecnológicos, que cuentan con abundante capital y están en busca de nuevas formas de crecer. Al mismo tiempo, se prevé que los dispositivos en los que juegas actualmente, como Xbox, PlayStation y Switch, desaparecerán en la próxima década y serán reemplazados por una conexión ultrarrápida que te permitirá jugar a través de internet de la misma manera en que hoy ves Netflix.

Esta tecnología, llamada streaming de videojuegos, podría agitar las aguas para creadores de juegos como Activision Blizzard, Ubisoft y Bethesda Softworks, y se prevé que será un tema central en la Conferencia de Desarrolladores de Videojuegos (GDC por sus siglas en inglés) que se realizará la próxima semana en San Francisco.

Se espera que Google aproveche su intervención en la GDC para presentar un servicio de videojuegos basado en su tecnología Project Stream, que mostró por primera vez el año pasado. Xbox y EA señalaron que también quieren ofrecer streaming de videojuegos. Y a medida que empresas más grandes como Comcast y sus competidores buscan incursionar en el mundo de los videojuegos, probablemente utilicen sus abultadas cuentas bancarias para adquirir empresas creadoras de videojuegos, como Nexon, y aprovechar su experiencia.

"Actualmente los videojuegos son un tema muy internacional", señaló Mike Vorhaus, analista de medios y director ejecutivo de Vorhaus Advisors. Y agregó que toda empresa que quiera unirse a la contienda debe aprender no sólo cómo crear un buen videojuego, sino también otras cosas, por ejemplo, cómo regalar videojuegos gratuitos (el caso de Fortnite) y ganar dinero después. También es una ventaja si los juegos logran crear repercusión fuera de Estados Unidos y Europa. "Con [la adquisición de] Nexon, se obtiene una empresa y una marca a la que le ha ido muy bien en Asia y que entiende de videojuegos gratuitos".

Close-Up Of Joystick Over White Background

Las grandes empresas de tecnología miran cada vez más hacia el mundo de los videojuegos.

Getty Images

Complemento perfecto

Nexon fue fundada en Corea del Sur hace 25 años y se ha especializado en videojuegos en línea para PC y dispositivos móviles. Su director ejecutivo es Owen Mahoney, quien antiguamente trabajó en EA. Nexon es reconocida por haber creado MapleStory, un videojuego gratuito en el que los jugadores viajan por un mundo de fantasía derrotando monstruos, explorando calabozos y creando personajes únicos. El videojuego, que se puede jugar con amigos, presume de ofrecer «cientos de horas de aventura».

La empresa también ha creado Dungeon Fighter Online, un videojuego en el que el personaje principal debe abrirse paso mientras atraviesa por mundos oscuros y calabozos. Alcanzó enorme popularidad especialmente en China y ha congregado a más de 600 millones de jugadores en todo el mundo.

Según los analistas, este tipo de éxito constituye un gran atractivo para una empresa como Comcast, pues le aportaría experiencia en el segmento de videojuegos en línea y les permitiría expandir su negocio fuera de los EE. UU.

Comcast ya ha mostrado interés en los videojuegos anteriormente. El gigante de la televisión por cable e Internet, que también es propietario de NBC Universal, se unió a EA para llevar el streaming de videojuegos a los televisores en 2015. El experimento, llamado Xfinity Games, ofreció a las personas la oportunidad de hacer streaming de videojuegos como Plants vs. Zombies, un videojuego de estrategia con matices de ironía.

El proyecto fracasó, pero explica por qué Comcast podría estar considerando entrar de lleno al mundo de los videojuegos. "Comcast obtendría un asiento de primera fila y podría crear su 'Internet para videojugadores' bajo la marca Xfinity", dijo Joost van Dreunen, director de SuperData Research de Nielsen.

Bolsillos llenos

Puede parecer inverosímil que una gran empresa con poca experiencia en la creación de videojuegos quiera ingresar repentinamente al sector. Pero eso es exactamente lo que hizo Microsoft cuando entró a escena en 2001 con su consola de videojuegos Xbox, lo que de inmediato la convirtió en la nueva gran competidora de Sony y Nintendo.

Ahora más gigantes tecnológicos se están preparando para competir en el sector.

Además del anuncio de Google, circulan rumores de que Apple, que ya es un distribuidor masivo de videojuegos a través de su App Store, está usando sus enormes reservas de capital para crear un servicio de videojuegos por suscripción. (Se espera que el 25 de marzo la empresa anuncie un servicio de streaming de video similar a Netflix).

Rear View Of Boy Playing Video Game On Computer In Darkroom

Pronto podrías contar a Comcast, Google y Apple entre los principales creadores de videojuegos.

Getty Images

Facebook, que ayudó a hacer famoso el videojuego FarmVille de Zynga, ha creado varios servicios de videojuegos a lo largo de los años. Y en 2014, compró Oculus VR por más de US$3,000 millones, e instantáneamente se convirtió en uno de los líderes de la publicitada gran ofensiva de la realidad virtual en el sector de los videojuegos.

Amazon, por su parte, ya ha invertido miles de millones de dólares en videojuegos. Esto incluye la compra del popular sitio Web de videojuegos Twitch por US$1,000 millones en 2014 y de varios estudios de desarrollo de videojuegos, como Double Helix, ese mismo año.

Si Nexon será finalmente adquirida por Comcast u otro gigante tecnológico está aún por verse.

Pero, de una forma u otra, queda claro que el juego está a punto de cambiar.