CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

Comcast compra Time Warner Cable: ¿Y ahora qué?

El acuerdo, valorado en US$45,000 millones, sacudiría el negocio de la TV de paga en EE.UU. Pero ¿qué significa exactamente para ti?

logo de comcast
Crédito: Marguerite Reardon/CNET
Comcast y Time Warner Cable, las dos empresas de TV por cable más grandes de Estados Unidos, acordaron esta semana unirse en un acuerdo de US$45,000 millones para crear un coloso de la TV de paga con unos 30 millones de suscriptores. La compañía combinada controlaría casi una tercera parte del mercado de la TV de paga y más de la mitad del mercado de los paquetes triple play, que combinan video, Internet y telefonía.

Pero ¿qué significa todo esto para los consumidores comunes y corrientes?

Los que verán más cambios serán los suscriptores de Time Warner Cable (TWC), pero las implicaciones del mega acuerdo van a impactar a muchas personas más, incluso a quienes no tienen ninguna relación con Comcast, ni con TWC. 

Aquí les presentamos algunas preguntas frecuentes de lo que este acuerdo significaría para los clientes de TV paga en EE.UU.

Soy suscriptor de Time Warner Cable. ¿Cómo me afectará esto?

Al principio, no te afectará de ninguna manera. Como ocurre con este tipo de transacciones, ésta deberá ser aprobada por los accionistas de ambas compañías y luego por los reguladores. Es probable que los accionistas la aprueben, pero sin duda habrá mucho escrutinio en Washington. En el corto plazo, no deberás notar ningún cambio en tu servicio de cable.

Si las compañías completan la transacción, los suscriptores de TWC seguro se beneficiarán de las inversiones en redes y tecnologías innovadoras que ha hecho Comcast, incluyendo el sistema X1 de video que integra apps, simplifica la navegación y hace más fácil navegar por los canales en distintos dispositivos. Asimismo, los suscriptores de Time Warner podrían beneficiarse de velocidades de datos más rápidas si acaban siendo clientes de Comcast.

Sin embargo, existe la posibilidad de que algunos clientes de Time Warner se conviertan en clientes de Charter Communications como consecuencia. Y es que Comcast ha prometido darle 3 millones de clientes de Time Warner a alguien más para que el porcentaje del mercado de video de Comcast no supere el 30 por ciento. La compañía no ha dicho en qué territorios hará esto, pero significa que más de una cuarta parte de los suscriptores de TWC acaben con otro proveedor. El más factible es Charter, que llegó a un acuerdo con Comcast para dividirse los activos de Time Warner cuando Charter intentó una compra similar de TWC.

La mala noticia es que tanto Comcast como Charter tienen límites de banda ancha. Es decir, si Time Warner Cable ya no es tu proveedor, es probable que tu uso ilimitado de banda ancha termine.

Soy suscriptor de Comcast. ¿Cómo me afectará esto?

Para los clientes de Comcast el acuerdo tiene aún menos importancia que para los de TWC. Es claro que los inversionistas en Time Warner estarán recibiendo una oferta lucrativa y que Comcast se beneficiará de un mayor alcance geográfico y economías de escala. Pero para los clientes de Comcast no habrá tantas implicaciones.

 

¿Por qué quiere Comcast fusionarse con Time Warner y viceversa?

Por meses, Time Warner Cable ha evitado una propuesta de adquisición por parte de Charter. Pero ahora, para Time Warner, la propuesta de Comcast de adquirir todas sus acciones con acciones de Comcast, valoradas en US$158.82 cada una, es mucho más alta que la de Charter, que era de US$132.50 por acción en efectivo y acciones. El acuerdo ahora también le dará a Time Warner acceso a las mejoras tecnológicas de Comcast. Para Comcast, un acuerdo con Time Warner Cable le ayudará a ganar presencia en muchos más mercados, incluyendo mercados importantes como Nueva York y el sur de California, así como varios canales de deportes regionales en Los Angeles, incluyendo Time Warner Deportes, en español.

¿Voy a pagar más o menos en mi factura de cable?

Es raro encontrar casos en los que una fusión de este tamaño implique una reducción en los precios al consumidor. Típicamente, al haber menos competencia, los precios tienden a subir, pero ese argumento es refutado por la falta de competencia directa de Time Warner Cable y Comcast. La industria del cable en EE.UU. evolucionó para crear mini-monopolios que operan cada uno en distintos territorios sin interferir el uno con el otro, de modo que solo hay muy pocos sitios donde los clientes pueden elegir entre Comcast y Time Warner. Al combinar ambas empresas, ningún mercado perderá una opción competitiva. Las mismas alternativas - Dish, DirecTV, Verizon Fios y hasta Netflix - seguirán estando disponibles en las mismas regiones que antes.

¿Van a aprobar este acuerdo?

Esto aún no es cien por ciento seguro, pero los analistas y las personas que han seguido de cerca la noticia esperan que los reguladores aprueben la fusión con algunas condiciones. En conclusión, la falta de competencia directa significa que es difícil usar la carta antimonopolio, y los reguladores podrían descubrir que el acuerdo da una oportunidad muy conveniente para poner en marcha algunos lineamientos que apliquen a un gigante de la TV de paga, la banda ancha y la telecomunicación por voz sin tener que encontrar resistencia en los tribunales.

Con la colaboración de Laura Martínez.