Este colorido queso derretido hace de éste un sándwich muy sicodélico

Alucina un arcoiris de sabor con este humilde sándwich de queso a la parrilla que parece como si lo hubiera cocinado un unicornio.

Estos tonos supuestamente provienen de colorantes naturales.

Kala Toast

Acabo de conseguir una receta para hacer un sándwich de queso a la parrilla con sabor a arcoiris. Primero, captura un unicornio. Luego, ordeña al unicornio. Luego, haz queso con la leche del unicornio. Añéjalo durante siglos en una cueva mágica. Unta con mantequilla dos rebanadas de pan, coloca el queso en el medio y ásalo con una parrilla de hierro.

Si eso te parece demasiado complicado, también puedes darte una vuelta por el restaurante de Hong Kong Kala Toast y pedir un sándwich de queso a la parrilla con arcoiris incluido ahora mismo. La pequeña fonda de sándwiches está causando conmoción en la escena gastronómica con una serie de i-n-c-r-e-í-b-l-e-s fotos en Instagram mostrando este sándwich muy especial.

El sándwich está relleno con queso derretido en brillantes tonalidades de azul, rojo y verde junto con el tradicional tono blanco. Cada color está asociado con un sabor: lavanda (azul), tomate (verde), y albahaca (verde). Kala Toast dice que las impresionantes tonalidades vienen de colorantes naturales para alimentos.

Si piensas que estos quesos se ven bizarros dentro del sándwich ya cocinado, necesitas echar un ojo a cómo lucen cuando los están rebanando, en espera de ser colocados entre una rebanada y otra de pan. Diantres. Es un producto lácteo que sin duda quedaría perfecto en un concierto de The Grateful Dead.

El sándwich a la parrilla con sabor a arcoiris tiene el nombre oficial de "KALAful choice", o "elección KALArida". A pesar de la intensidad de los colores, el queso en su interior tiene un sabor bastante suave. Kala Toast dice que es así "de manera que el sabor no sea tan fuerte como para que lo resiste cualquier (persona)". Básicamente esto significa que el restaurante no quiere sacar de onda a sus comensales con un insoportable tufo a lavanda. Este sándwich quiere entrar por los ojos más que por el gusto o el olfato.

Este no es el primer platillo raro que hemos visto ataviado en curiosos colores. Tal vez recuerdes las infernales hamburguesas teñidas de rojo de Burger King en Japón o la hamburguesa negra que se parecía a Darth Vader con todo y queso negro. El sándwich de Kala Toast los supera con creces por la diversidad de sus tonalidades. Sin tomar en cuenta los Skittles, esta podría ser tu mejor oportunidad de saber a qué sabe un arcoiris.

(Vía RocketNews24)

Close
Drag