CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

¿Qué hacer con cohetes usados? Convertirlos en hoteles espaciales

La empresa NanoRacks quiere convertir cohetes usados en lugares habitables que están en órbita.

NanoRacks

Una empresa tiene un atrevido plan para la basura espacial que está flotando en órbita, justo arriba de nuestras cabezas. 

La empresa espacial comercial NanoRacks, mejor conocida por desplegar satélites pequeños llamados cubesats, quiere convertir algunas secciones de cohetes usado en laboratorios, contenedores de almacenamiento y hasta en habitaciones de hotel en el espacio. 

La empresa anunció el lanzamiento de su programa Space Outpost esta semana. Y empezará a encontrarle nueva función a un cohete usado en un puesto conocido como Independence-1.

nanoracks-xhab-final

Un vistazo a cómo un propulso de cohete usado puede convertirse en una estación habitable. 

NanoRacks

NanoRacks fue una de las seis empresas que se asociaron a la NASA para estudiar la posibilidad de crear distintos tipos de hábitats en el espacio profundo. La empresa llamó su diseño Ixion y propone tomar un cohete United Launch Alliance Atlas 5 que ya ha agotado todo su combustible, y remodelarlo con sistemas para el sustento de vida y otra clase de infraestructura para crear un lugar habitable.

En el video de abajo, se puede observar un concepto en el que los robots se usan para realizar la remodelación.

El modelo le sigue los pasos a la NASA, que construyó el laboratorio Skylab dentro del tanque de combustible del cohete Saturn V. Aunque en este caso, la remodelación se hizo en la Tierra y luego se lanzó el laboratorio al espacio. 

También pronto se presentaría un rival para este concepto; la startup Orion Span planea lanzar un hotel espacial de lujo llamado Aurora Station a la baja órbita de la Tierra para 2022.

NanoRacks contempla varios usos para un cohete remodelado: turismo, expandir la Estación Espacial Internacional o ser el depósito de combustible para otras misiones espaciales. 

El próximo paso constará en crear un prototipo en la Tierra, en el Marshall Spaceflight Center de la NASA en Alabama.

NanoRacks espera anunciar más detalles antes de que finalice el año.