'​Club de cuervos': Netflix anota gol de tres puntos, no de final de Champions

​Netflix recurrió a talento mexicano para su nueva serie original --la primera en español. ¿El resultado? Una comedia agridulce, sazonada con drama familiar, avaricia, envidia y fútbol.

¿Qué resulta de combinar actores mexicanos con talento confirmado en la pantalla grande, el servicio de streaming más exitoso, el deporte favorito del mundo entero y el segundo idioma más hablado? Respuesta: Club de cuervos.

Club de cuervos es la primera serie original de Netflix en español que hizo su debut el 7 de agosto en todos los países donde está disponible el servicio y que es fruto de la unión de Netflix y la productora mexicana Alazraki Entertainment. Se trata de una comedia que narra la historia de una familia que se ve envuelta en una intensa lucha entre dos hermanastros por hacerse de los derechos de un club de fútbol -- Cuervos de Nuevo Toledo -- después de la muerte de su padre y propietario del equipo.

Alazraki Entertainment ya tiene experiencia produciendo éxitos, entre éstos la película mexicana Nosotros los Nobles (2013)la cinta más taquillera en la historia del cine mexicano que logró recabar casi US$2 millones en sus primeros diez días de exhibición en cines.

Con Club de cuervos Alazraki regresa con varios rostros familiares, como el de Luis Gerardo Méndez, quien hizo el papel de Javi Noble en Nosotros los Nobles y que ahora juega el papel de "Chava" Iglesias, el hijo del difunto dueño del equipo.

Chava (ahem, Salvador) Iglesias, a lo largo de 13 capítulos que componen la primera temporada, lucha contra viento y marea para, después de la muerte de su padre, demostrar a sus familiares, jugadores del club, amigos y a los propios habitantes de Nuevo Toledo --el pueblo ficticio en donde se desarrolla la historia--, que es el candidato ideal para llevar a los Cuervos a conseguir su primer estrella o campeonato de la liga mexicana de fútbol y convertirse en El Real Madrid de América Latina.

Si bien Méndez hizo un excelente papel en Nosotros los Nobles retratando a los jóvenes juniorsde la sociedad mexicana que despilfarran el dinero de sus multimillonarios padres, en esta ocasión su papel como Méndez parece en exceso bobo y simplón, pues hace demasiadas bromas sin sentido y que, en ocasiones, resultan sobradas. Lo mismo ocurre con los desnudos y las escenas sexuales, que ya son algo común en el cine mexicano contemporáneo, pero que al menos en esta ocasión no agregan nada a la trama.

De izq. a der. Luis Gerardo Méndez, Gaz Alazraki, director de 'Nosotros los Nobles' y 'Club de Cuervos', y Mariana Treviño, de Alazraki Entertainment. Netflix

No obstante, Club de cuervos también está repleto de buenas actuaciones, incluyendo la del mexicano Daniel Giménez Cacho quien interpreta a Félix Domingo, el vicepresidente del club a quien le toca sufrir por los deslices de Chava y su intento por dar un giro de 180 grados a la organización. Otras actuaciones dignas de mencionar son las de Carlos Bardem, quien hace el papel de Eliseo Canales, el malo de la serie y de Mariana Treviño, quien da vida a Isabel Iglesias, la hermanastra de Chava.

La amas o la odias

Club de Cuervos no gira necesariamente en torno al fútbol, pues la mayoría de las escenas ocurren fuera de la cancha. En algunos casos, la serie toca temas relevantes en la sociedad mexicana: misoginia, críticas a la homosexualidad, el amor de la sociedad por el fútbol y cómo éste puede cegarla para no ver problemas de sociedad y personales. La avaricia y ambición, así como el uso del poder, también sobresalen.

La serie está muy bien producida y se nota principalmente en las escenas dentro de los estadios de fútbol, con público real y jugadas en canchas reales del fútbol mexicano. La trama nos recuerda a la frase con que algunos se refieren al controversial Club América: o la amas, o la odias. Y es verdad. Al principio, la historia me pareció algo boba, sobre todo por el exceso de burla hacia los juniors mexicanos, pero conforme avanzan los episodios, la trama madura y te va envolviendo; los personajes se hacen más serios al enfrentarse a temas más importantes mientras van tejiendo su camino por conseguir el éxito propio. Todo esto sin olvidar el característico humor de los mexicanos.

Club de cuervos es una serie divertida, con una trama fresca y con talento joven y maduro que te harán verla de una sentada (yo terminé los 13 capítulos en un fin de semana). Sin embargo, no está al nivel de otras series originales de Netflix como Orange is the New Black o House of Cards que ya van por su tercera o incluso cuarta temporada y ya han ganado varios premios como Grammys y Globos de Oro.

En resumen, y para explicarlo en términos futboleros: Club de cuervos no se disfruta como un gol de último minuto que da la victoria a tu equipo favorito en la final de la Champions League; la serie es más bien un gol que da el gane a tu equipo en un partido a media temporada y que sólo te asegura tres puntos.

Close
Drag