Cirujanos reconstruyen caja torácica de un español con implante en 3D

Un equipo de cirujanos del Hospital Universitario de Salamanca reconstruye la caja torácica de un paciente sufría de un tumor canceroso con la ayuda de una impresora 3D de metal.

El implante de titanio de la caja torácica y el esternón.Foto de Anatomics/CSIRO

Por vez primera, un paciente ha recibido un implante de titanio impreso en 3D para reemplazar parte de su caja torácica.

El paciente, un español de 54 años de edad, sufría de un tumor canceroso que crecía en su pared torácica y que, en su caso, se desplazó hasta su esternón y parte de su caja torácica. Para extirpar el tumor completamente, los cirujanos tuvieron que quitarle parte del esqueleto.

La caja torácica es compleja y difícil de reemplazar. Usualmente en casos como estos, se usa una placa llana de titano para reforzar la estructura de la caja torácica. Sin embargo, esto no una opción óptima: las placas se pueden desajustar y aumentar el riesgo de complicaciones.

La impresión en 3D, sin embargo, ha llegado a un punto en que se ha convertido en una opción viable para crear implantes personalizados diseñados especialmente para un paciente en particular.

El equipo quirúrgico en el Hospital Universitario de Salamanca le encargaron a la compañía Anatomics, con sede en Melbourne, Australia, a crear un implante de titanio que pudiese replicar la compleja estructura del esternón y de la caja torácica.


El equipo utilizó tomografías en alta resolución del pecho del paciente para recrear un modelo de la caja torácica y del tumor. Este modelo en 3D le permitió al cirujano planear en detalle y con precisión dónde realizar la incisión en la caja torácica del paciente.

ribs2.jpg
Cómo el implante se ajustó en el pecho del paciente.Foto de Anatomics/CSIRO

Esto también le permitió a Anatomics crear un implante de medidas precisas que pudieran acoplarse a la incisión, el tamaño y forma de la caja torácica del paciente.

Para imprimir el implante, Anatomics envió un archivo al Lab 22, el laboratorio de impresión en 3D de CSIRO. La impresora Arcam, que imprime en metal, opera un poderoso rayo de electrones, que derrite el polvo de metal hasta formar un objeto en 3D, capa por capa.

"La ventaja de la impresión en 3D es su capacidad de crear prototipos rápidamente", dijo Adam Knight, de CSIRO. "Cuando estás en espera de una operación que te puede salvar la vida", el tiempo es esencial.

Anteriormente, Lab 22 ha ayudado en la fabricación de un implante en titanio del hueso de un talón.

Una vez impreso, finalizado y pulido, el implante se envió al Hospital Universitario de Salamanca, donde se implantó dentro del pecho del paciente. Ya han pasado dos semanas desde que se realizó la operación, y el paciente ha sido dado de alta y está recuperándose satisfactoriamente.