Cinco útiles escolares que la tecnología ha reemplazado [video]

[Top 5] Las planillas y los pizarrones de tiza son cosa del pasado. Los estudiantes de hoy escriben sobre pantallas y pueden hacer casi todo desde la palma de la mano.

Close
Drag

¿Se acuerdan de los pizarrones y los gises? ¿Los lapiceros y sacapuntas? Bueno, pues muchos de estos son ya piezas de museo para los niños de hoy.

Estos son cinco recuerdos de nuestros años escolares que pronto serán obsoletos.

5. Calculadoras

Hasta hace no mucho tiempo para sobrevivir una clase de precálculo tenías que invertir en una enorme calculadora científica que acaparaba todo el espacio en tu estuche. Fabricantes como Casio y Texas Instrument siguen vendiendo este tipo de calculadoras, pero ahora son más livianas, más poderosas y tienen incluso pantallas táctiles. Pero si tienes un smartphone, ni las vas a necesitar. Ahora es posible usar las calculadoras preinstaladas, o descargar una aplicación para fórmulas más avanzadas.

4. Pizarrones

Los pizarrones han cambiado mucho desde los días de la tiza y el borrador de espuma. Ahora, muchos maestros en ciudades grandes y pequeñas enseñan la lección usando un tablero digital e interactivo. Claro que todavía pueden escribir sobre ellos, pero ya es una función secundaria.

3. Cuadernos y lapiceros

¿Recuerdan las planillas que teníamos que completar en primaria? La letra cursiva de los niños de hoy da vergüenza, y es que han crecido escribiendo sobre teclados y tabletas. En lugar de lápices usan un lápiz óptico y en vez de cuadernos tienen tabletas. ¿Y los ensayos? A entregarlos vía electrónica, ¿por qué no?

2. Libros

Muchos libros de texto ya ofrecen versiones electrónicas que se actualizan de manera automática a medida que va surgiendo nueva información. Estos libros contienen animaciones, gráficas y hasta trivias interactivas para completar a final de cada capítulo. Gracias a las tabletas y lectores digitales, los estudiantes de hoy pueden cargar hasta cinco libros en uno solo sin partirse el lomo.

1. Bibliotecas

Las bibliotecas no han llegado a ser completamente obsoletas, pero han ido evolucionando desde la llegada de las computadoras. Antes, las únicas computadoras que encontrabas en una biblioteca servían para encontrar el número del libro que necesitabas para tu ensayo, y no para hacer búsquedas en Google. Y si alguien lo había alquilado antes, mala suerte porque solo había una copia. Ahora encuentras todo tipo de información en Google, y puedes alquilar libros de manera electrónica en tu Kindle desde la enorme biblioteca de Amazon, por ejemplo.