Los 5 proyectos de Google que fracasaron [video]

[Top 5] Muchos de estos fracasos inspiraron los productos exitosos de la gigante de tecnología, mientras que otros terminaron en la tumba.

Close
Drag

En su camino al éxito, las grandes compañías de tecnología no están exentas de los tropiezos. Y Google ha tenido su buen número de fracasos. Aquí les listamos los cinco más notables.

5. Google Notebook

En 2006 la empresa lanzó esta aplicación para la Web que permitía almacenar texto, imágenes o enlaces de otros sitios en un tipo de cuaderno digital que los usuarios podían abrir desde cualquier computadora. En 2011 Google abandonó el proyecto para enfocarse en Google Drive, el servicio de almacenamiento en la nube que integra todos estas funciones.

4. Google Video Player

Ahora Google y YouTube son casi sinónimos, pero en 2005 Google intentó competir contra YouTube con su propio servicio de videos. La plataforma no estaba bien organizada y los videos no se podían reproducir en dispositivos móviles. Un año después admitieron la derrota y compraron YouTube por US$1,650 millones.

3. Google Nexus Q

Este extraño aparato se presentó en la conferencia de Google i/O en 2012 pero jamás vio la luz del día. Era un aparato de transmisión de video por Internet como el Apple TV o el Roku que conectabas al televisor. En principio no era mala idea, pero tenía dos grandes desventajas: sólo podía transmitir contenido de Google Play y costaba US$300. Poco después lanzaron el Chromecast que tenía similar función por una décima parte del precio.

4. Google Wave

Era una herramienta de colaboración en Internet que combinaba correos electrónicos y chat. Mostraba hilos de conversaciones que llamaban "olas" en las que podías ver cuando uno de los usuarios estaba escribiendo un comentario en tiempo real. El concepto era tan difícil de entender que ni siquiera Google lo supo explicar. Google Wave murió, pero ciertas funciones fueron implementadas en Google Docs y Google+.

5. Google Glass

La empresa creó expectativas demasiado altas entorno a sus gafas de realidad aumentada con la presentación del siglo durante Google I/O en 2012. El mayor obstáculo fue la privacidad: el hecho de que las gafas permitían grabar a una personas sin que esta se diera cuenta. El segundo obstáculo fue el precio de US$1,500 que pocos estaban dispuestos a pagar. Google suspendió las ventas de Glass y el equipo a cargo fue incorporado a otra división de la empresa, pero aún no ha muerto. Podría resucitar en el futuro para convertirse quizá en otro fracaso que dé paso a algo mejor.