​Cinco maneras en las que Internet de las Cosas mejorará tu vida

El Internet de las Cosas es una tecnología que cada vez está en más dispositivos y que tarde o temprano terminarás utilizando. Revelamos su futuro y cómo mejorará tu vida.

Internet de las Cosas traerá casas inteligentes y te dará tiempo a mejorar tu calidad de vida.

CNET

El Internet de las Cosas cada vez se acerca más a tu hogar, a tu vida. Según la firma Gartner, habrá 6,400 millones de "cosas" conectadas en 2016, al menos 30 por ciento más que este año, y aunque son las industrias las que están mejorando sus procesos internos con esta tecnología, el consumo irá creciendo progresivamente en los hogares.

Una muestra de ello son los avances de los sistemas Brillo de Google y HomeKit de Apple. Ambos permitirán que tus dispositivos móviles se conecten con objetos, a los cuales podrás darle instrucciones ya sea a través de una conexión Wi-Fi o Bluetooth.

En esta línea, los de Cupertino están mucho más avanzados, puesto que ya existe una gran cantidad de dispositivos que puedes controlar desde tu iPhone o iPad, mientras que la plataforma de Google apenas se está desarrollando. Esto no significa que los usuarios de Android no puedan controlar también dispositivos en su hogar, sólo que los fabricantes utilizan diferentes tecnologías para lograrlo hasta que Brillo esté lista.

¿Cómo cambiará el Internet de las Cosas tu vida?

Internet de las Cosas cambiará definitivamente tu día a día cuando comiences a disfrutarlo. En CNET en Español hemos imaginado cómo podría mejorar nuestra vida cuando instalemos dispositivos inteligentes que puedan hablar entre ellos en casa.

1. Manejarás tu hogar por control remoto

Una de las principales ventajas de tener un hogar conectado es que serás capaz de manejar cualquier aparato desde cualquier sitio. Podrás encender las luces sin levantarte del sofá, encender la calefacción antes de llegar a casa ver qué alimentos te faltan en la nevera cuando ya estás en el supermercado.

2. Reducirás las facturas de los servicios

Si algo incorpora el Internet de las Cosas es la medición. Todo es susceptible de ser medido y eso hace que puedas tener monitores inteligentes para la luz, el agua, la calefacción o el gas. Si cambias de una habitación a otra, podrán atenuar las luces o minimizar el calor, dos detalles simples pero que pueden marcar la diferencia.

3. Siempre estarás actualizado

Y cuando decimos "estarás" no es un error. Tu vida está ya basada en aparatos: computadoras, móviles, tabletas, relojes... cuando tu hogar sea inteligente todo estará conectado a Internet, desde la cafetera hasta la lavadora. Cada día podrás sorprenderte con nuevas mezclas de cafés, nuevas versiones de seguridad para la cerradura de casa o la cámara de vigilancia. Ya no te ocuparás de esos pequeños detalles.

4. Muchas cosas serán más fáciles

Gracias a la inteligencia, configuración y actualización de los aparatos conectados no necesitarás más manuales de instrucciones. Podrás decirle al horno qué estás cocinando para que aplique el tiempo y los grados correspondientes o decirle a la televisión lo que quieres ver sin necesidad de revisar una guía de canales con cientos de programas.

5. Tus aparatos te conocerán mejor

Esto puede o no gustarte, dependiendo de cuánto quieras que la tecnología se implique en tu vida. Pero el Internet de las Cosas permitirá que esas "cosas" te conozcan y se adapten a ti. ¿Imaginas que te pongan la ducha a la temperatura que te gusta? ¿O que ilumine a la intensidad deseada según si estás viendo la televisión o leyendo? El Internet de las Cosas ya está aquí y poco a poco irá entrando en tu hogar para hacerte la vida más fácil.

Close
Drag