CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Ciencia

Científicos de Singapur consiguen teleportar limonada por Internet

Según un grupo de investigadores, enviar sabores mediante la Web acabará siendo posible tarde o temprano.

Parece limonada y sabe como limonada, debe serlo...

Aloysius Low/CNET

¿Te gustaría vivir en un mundo en el que pudieras beber algo cool y compartirlo instantáneamente con todos tus amigos? Podría pasar antes de lo que crees. Los científicos sólo necesitan perfeccionar un poco el sistema.

Un grupo de investigadores en el centro Keio-NUS CUTE -- que forma parte de la Keio University de Japón y el National University of Singapore Connective Ubiquitous Technology for Embodiments -- ha descubierto cómo detectar el sabor y color de la limonada y enviarlo a un mezclador de alimentos especialmente fabricado y lleno de agua corriente.

El contenedor usa una luz LED para imitar el color de la limonada, unas tiras metálicas que hay en la parte superior del recipiente le transmiten sabor a tu lengua cuando bebes el agua.

Todavía no han llegado al nivel de convertir agua en vino.

virtual-lemonade1.jpg

Éste es el dispositivo utilizado en el proyecto Virtual Lemonade.

Aloysius Low/CNET

"Escogimos limonada porque su acidez es una de las sensaciones que podemos simular usando corriente eléctrica", explicó Nimensha Ranasinghe, uno de los cuatro miembros del proyecto e investigador en NUS. Ranasinghe añadió que las simulaciones no se limitan a ese sabor. También se pueden simular sabores dulce, salado o amargo.

El proyecto, que los investigadores empezaron a promocionar a finales de marzo, no trata únicamente de replicar sabores. También es un experimento para ver si es posible "crear nuevas experiencias como comunicarse con bebidas o transferir experiencias remotamente", dijo Ranasinghe.

Usar corrientes eléctricas para simular sabores no es nuevo. Algunos científicos como Ranasinghe han estado trabajando con sabores digitales desde hace bastante tiempo. Hay otros equipos en Japón y Estados Unidos que también trabajan para hacerle creer a tu lengua que está probando determinados sabores.

La tecnología funciona al meter en la bebida que se quiere transmitir un sensor en forma de tira que lleva sensores de pH y color, después los datos se transmiten al contenedor de bebida receptor. Los electrolitos estimularán tus papilas gustativas. Además, ni siquiera tienes que llegar a beber el agua para tener esa sensación. Meter la lengua en la tira metálica del contenedor le transmitirá el sabor a tu lengua. La corriente eléctrica, medida en microamperios, no es lo suficientemente grande como para causarte ningún tipo de dolor.

virtual-lemonade4.jpg

No es la forma más cómoda de beber.

Aloysius Low/CNET

Es una experiencia extraña porque meter la lengua en el límite superior de una taza no es la forma en la que beberías normalmente (si lo haces, no voy a juzgarte por ello). Hay un sabor definitivamente ácido y parece similar a la limonada real. Ranasinghe dijo que el equipo todavía está trabajando para colocar las tiras de metal en un lugar diferente del recipiente y conseguir así que se pueda beber de forma más natural.

El recipiente puede adoptar diferentes niveles de acidez, de modo que pasé de una limonada de gusto débil a otra de gusto más intenso, algo que me dejó un gusto ácido en la lengua durante una hora o así. Sigue siendo mejor que la última vez que puse mi cuerpo al servicio de la ciencia y acabé fatal al intentar ponerme un traje de simulación muscular eléctrica.

Ranasinghe dijo que la comercialización del proyecto llevará un poco de tiempo porque el equipo también está trabajando en la posibilidad de transmitir olores para hacer la experiencia todavía más realista (el gusto y el olor combinados es la forma en la que percibimos los sabores). Hay planes para hacer una cuchara que se use en los hospitales para aquellos pacientes que necesitan comer con menos sal en sus alimentos, pero siguen queriendo notar su sabor.