Ciao, Schiaparelli: Otro robot muere en Marte

El módulo de descenso de la Agencia Espacial Europea no logró comunicarse con la Tierra desde el Planeta Rojo, pero el resto de la misión ExoMars fue exitoso esta semana.

Esta etapa del descenso no transcurrió como se planeaba.

ESA ATG-medialab M.Thiebaut, ESA-ATG medialab


Parece que otra nave espacial europea ha sufrido de un escabroso aterrizaje en el espacio luego de que la Agencia Espacial Europea (ESA) confirmó el jueves que el aterrizaje del módulo Schiaparelli "no ocurrió".

Schiaparelli es el nombre que lleva el módulo de descenso de la misión ExoMars de la ESA. Schiaparelli logró desconectarse con éxito de la nave ExoMars Trace Gas Orbiter (TGO) esta semana y se esperaba que realizara un aterrizaje suave sobre la superficie marciana el miércoles con la ayuda de un escudo de calor, un paracaídas y unos motores de propulsión.

Después de que TGO se insertó con éxito en la órbita que rodea Marte, se esperaba que el módulo de descenso aterrizara con igual éxito. Sin embargo, las señales del módulo se cortaron súbitamente antes del aterrizaje. De acuerdo con la ESA, parece que el problema tiene que ver con que el módulo se deshizo de su paracaídas de manera prematura.

"Se han analizado parcialmente los datos, que confirman que el ingreso y el descenso se realizaron como se esperaba. Pero los eventos subsecuentes no ocurrieron como se esperaba después de la expulsión del escudo y del paracaídas. Esta expulsión parece haber ocurrido antes de lo esperado, pero el análisis no ha sido completado", dijo la ESA en un comunicado.

Europa ha experimentado problemas con los aterrizajes en el pasado. En 2003, el lander Beagle 2 del Reino Unido tuvo un porvenir similar como parte de la misión Mars Express de la ESA. Y luego, unos años después el lander Philae de la ESA llegó a su lugar final de descanso en un cometa donde no podía obtener suficiente luz solar para potenciarlo.

Los esfuerzos espaciales de Estados Unidos tampoco se han visto desprovistos de fallos, que van desde la reciente explosión de SpaceX en Florida y las pérdidas de Columbia y Challenger.

A pesar de que se suma al creciente número de robots muertos en Marte, el valiente vuelo de Schiaparelli no fue en vano.

"El papel principal de Schiaparelli fue el poner a prueba las tecnologías de aterrizaje de Europa", dijo Jan Worner, de la ESA. "El registrar los datos durante el descenso forma parte de ello, y es importante que podamos conocer qué fue lo que pasó para prepararnos para el futuro".

Close
Drag