CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Choferes de Uber y Lyft discriminan contra pasajeros negros y mujeres: estudio

Algunos conductores en Boston y Seattle violaron la política de las compañías al no aceptar, cancelar o demorar los viajes de pasajeros de color con más frecuencia que los viajes de los pasajeros blancos.

Carl Court/Getty Images
uber-ios.png
Uber

Si eres una persona de raza negra, tal vez alguna vez hayas pedido un carro de Uber o Lyft que se acaba demorando más de lo normal para recogerte. Y es que, es probable que el chofer decidiera rechazar tu solicitud a propósito, según un nuevo estudio.

El estudio, de la Agencia Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos (National Bureau of Economic Research), se realizó junto con las universidades MIT, Stanford y Universidad de Washington. De casi 1,500 viajes en Uber o Lyft que solicitaron un grupo específico de pasajeros negros y blancos en las ciudades de Boston y Seattle, el estudio desveló que los pasajeros negros tuvieron que esperar más tiempo o les cancelaron más solicitudes que a los pasajeros blancos.

Pero la discriminación no fue sólo en contra de las personas de color -- en particular hombres --, sino también contra las mujeres en general. La investigación descubrió que los choferes de Uber y Lyft les cobraban más a las mujeres al tomar trayectos más largos de lo necesario. A través de sus políticas y reglas, Uber y Lyft han intentado prevenir este tipo de discriminación, que en muchas ciudades de EE.UU. es algo frecuente en los servicios de taxis tradicionales. Sin embargo, los choferes de ambas compañías aún tienen varias formas y oportunidades para discriminar.

En el caso de Uber, el chofer tiene que primero aceptar al cliente para recibir su información. Pero, según el estudio, cuando ve el nombre del pasajero y si este le suena a uno común entre la comunidad afroamericana, en muchas ocasiones cancela o rechaza el viaje. En el caso de Lyft, los choferes pueden evitar aceptar una solicitud porque pueden ver el nombre y la foto del cliente en cuanto éste hace la solicitud de un vehículo.

En Boston, se analizaron un total de 911 viajes, casi la misma cantidad de Uber y Lyft.

En esa ciudad, los investigadores descubrieron que los viajes de pasajeros afroamericanos fueron cancelados más frecuentemente por los choferes de Uber, cuando los clientes usaban un nombre típico en la comunidad afroamericana. El estudio no pudo alcanzar una conclusión definitiva con relación a las cancelaciones de los choferes de Lyft en Boston porque estos pueden filtrar a los usuarios por su foto y nombre antes de aceptar un viaje. Sin embargo, los investigadores del estudio sí notaron que aceptar las solicitudes de los hombres afroamericanos llevó más tiempo, lo que indica que la presencia de cierta discriminación.

Por otro lado, los investigadores analizaron 430 viajes en la ciudad de Seattle. De estos, los clientes afroamericanos de Uber tuvieron que esperar un promedio de un 30 por ciento más de tiempo que los pasajeros blancos tras solicitar un auto. Según el estudio, los resultados de espera de los clientes negros que usaron Lyft en Seattle fueron menos precisos, pero esperaron menos tiempo que con Uber.

Aunque el estudio muestra que algunos choferes sí discriminan contra mujeres y negros, Lyft asegura que la mayoría de sus choferes no lo hacen.

"Gracias a Lyft, las personas que viven en áreas desatendidas, que han sido descuidadas históricamente por los taxis, ahora pueden acceder a viajes asequibles y cómodos", dijo Adrian Durbin, un portavoz de Lyft. "Proveemos este servicio al mismo tiempo que mantenemos una comunidad incluyente y hospitalaria, y no toleramos ninguna forma de discriminación".

De forma similar, Uber se defendió diciendo que la compañía está haciendo más equitativo el acceso al transporte.

"Los apps para compartir transporte están cambiando un status quo que ha sido desigual por generaciones", dijo Rachel Holt, gerente de operaciones para América del Norte en Uber. "La discriminación no tiene ningún lugar en nuestra sociedad, ni en un lugar como Uber".

Estas startups de la industria de los choferes bajo pedido no son las únicas lidiando con problemas de discriminación. Recientemente, Airbnb dijo que redoblaría sus esfuerzos para prevenir la discriminación contra clientes de raza negra de la mano de los proveedores de vivienda en su sitio Web.