CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Los celulares Huawei que recibirán EMUI 10 Auriculares inalámbricos Maratón de series de ciencia ficción Los mejores celulares de 2020 7 apps gratuitos de videoconferencia Watch Party

Los disfraces se han vuelto un método de prevención contra el coronavirus

Ante la falta de mascarillas, los ciudadanos chinos salen a las calles con disfraces y tapabocas improvisados, según un reporte de la agencia EFE.

Para las noticias e información actualizada sobre la pandemia del coronavirus, visita la página web de la OMS.

Astronautas y dinosaurios o niños con la cabeza metida en una botella de plástico caminando por la calle, al parecer, son cosa de todos los días en China como una forma de prevenir el contagio del coronavirus.

Debido a la alta demanda de mascarillas, según un reporte de la agencia de noticias EFE publicado el 18 de febrero, los ciudadanos chinos se han visto en la necesidad de improvisar utilizando todo tipo de disfraces para resguardarse del coronavirus, un virus nunca antes visto, cuyo origen fue detectado en la ciudad de Wuhan, en el centro de China.

"Un disfraz de astronauta para ir al aeropuerto o uno de oso para salir a la calle. La súbita e ingente demanda de material de protección contra el coronavirus y la escasez de este, sumada a los temores de la gente, han hecho que los chinos saquen punta a su ingenio para tratar de protegerse de la epidemia", dice la nota de EFE. El video con las imágenes lo puedes ver a continuación.

Además de personas disfrazadas de dinosaurios y jirafas realizando trámites cotidianos, también hay quien utiliza máscaras de buceo y protectores de diferentes materiales, como cartón o papel.

Según la agencia, esto se debe a que tras la campaña gubernamental para la prevención, se agotaron las mascarillas, termómetros, líquido desinfectante y guantes de látex. En las farmacias se pueden ver los carteles que anuncian el desabasto.

Reproduciendo: Mira esto: Coronavirus: Lo que necesitas saber sobre el brote de...
3:29

La semana pasada, según EFE, la Comisión de Reforma y Desarrollo de China anunció que las empresas manufactureras de mascarillas —el producto con mayor demanda y la protección más recomendada por el gobierno— se encuentran a un 76 por ciento de su capacidad de fabricación, lo que supondría unos 15.2 millones de mascarillas al día. Sin embargo, según la prensa local, la demanda diaria de mascarillas se ubica entre 50 y 60 millones.

"No hay dónde comprar mascarillas y por eso la gente se las fabrica. Hasta cierto punto, son efectivas si no tienen contacto cercano con alguien infectado, pero si se acude a un lugar concurrido, esas mascarillas son insuficientes", explicó a EFE la doctora Li, empleada durante 15 años en un hospital privado de medicina tradicional en China.

En otras partes del mundo también la creatividad se ha puesto a disposición de las personas que intentan resguardarse del virus. En San Francisco, Estados Unidos, se creó una máscara personalizada, llamada Rasting Risk Face la cual tiene una copia tu rostro impresa, lo que permite ser reconocido de inmediato con la máscara puesta, además de que puedes, incluso, desbloquear el celular. 

El coronavirus ha infectado a unas 60,000 personas y ha causado más de 1,350 muertes en China, de acuerdo con la Comisión Nacional de Salud de ese país. Una de esas muertes es la del doctor Li Wenliang, quien fue el primero en alertar sobre el brote, fallecido el 6 de febrero.