Chinches robotizadas saltan sobre el agua

Un equipo internacional ha desarrollado chinches acuáticas robotizadas. ¿Es acaso una prueba más de una próxima apocalipsis robótica?

¿Será que los robots son más pequeños de lo que pensábamos? Universidad Nacional de Seúl

Todos conocemos por lo menos una historia de alguien que caminó sobre el agua, y hemos visto un robot chino que tiene este poder extraordinario, pero ahora un equipo de ingenieros de las universidades de Harvard y la Nacional de Seúl (SNU), Corea del Sur, ha dado el paso siguiente y ha logrado construir robots miniaturizados que pueden saltar sobre el agua, donde la mayoría se hunde.

Al imitar a un insecto común, la chinche de agua, el equipo creó un pequeño robot que no sólo puede caminar sobre el agua, sino que puede saltar desde el líquido, igual que el insecto.

"Es necesario aplicar un grado de presión específico sobre el agua, durante un tiempo preciso, para poder saltar", dijo Kyu Jin Cho, de la NSU, en un comunicado. "La chinche robotizada puede hacerlo a la perfección".

Además de poder realizar estas operaciones mecánicas precisas, las chinches acuáticas naturales tienen patas largas con los extremos ligeramente curvos, lo que aumenta el área que usan para apoyarse en la superficie del agua y saltar con la mayor fuerza posible, sin romper la tensión de la superficie del líquido, que es lo que las mantiene a flote.

Después de estudiar cómo una chinche de agua salta, junto con una serie de versiones del insecto robotizado, el equipo logró que el modelo aplicara una presión equivalente a 16 veces su propio peso, todo ello sin romper la tensión de la superficie del agua.

"El insecto robótico puede lograr el mismo impulso y altura como si estuviera en tierra, pero lo hace en el agua, extendiendo la fuerza del impulso durante un tiempo mayor y sosteniendo el contacto con la superficie del agua", explicó Robert Wood, de la Universidad de Harvard y coautor de un estudio sobre el trabajo, publicado el viernes en la revista Science.

¿Cómo se usarán estos robots? Las investigaciones fueron financiadas parcialmente por el Programa de Adquisiciones de Defensa de Corea del Sur, de manera que no es inconcebible imaginar un ejército de chinches de agua robotizadas que cruce a Corea del Norte para vigilar a Kim Jong Un.