CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisiones

Las TVs del futuro que vimos en el CES 2018

Con el debut de un televisor que puedes enrollar y guardar después de usarlo, los días del gran rectángulo negro están contados.

LG Display 65 inch Rollable OLED TV

Esta televisión OLED de 65 pulgadas realmente puede 'desaparecer' dentro de la caja blanca que está abajo.

Sarah Tew/CNET

Cuando escuché por primera vez sobre la televisión OLED 'enrollable' de 65 pulgadas LG Display, me imaginé que era como algo que podía comprar en una tienda de posters o litografías: un gran tubo largo que podía enrollar para guardar y desenrollar cuando quisiera disfrutar de una televisión de pantalla grande.

La realidad es menos futurista, pero sí mucho más cómoda.

Sí, efectivamente el televisor se puede enrollar dentro de un tubo como si fuera papel. Sin embargo, en el prototipo de la LG Display ese tubo enrollado no era visible en absoluto. En cambio, terminaba escondido en una larga caja blanca un poco más grande que una barra de sonido. La pantalla del televisor se desliza hacia abajo cuando no está en uso y se eleva cuando llega el momento de ver televisión, al igual que las pantallas de proyectores portátiles o una persiana. Tienes que verla en acción para creerlo.

Los televisores de pantalla grande que se han presentado en estos días son geniales, siempre y cuando los estés utilizando, pero son un poco estorbosos cuando están apagados. Esos grandes rectángulos negros vacíos cuelgan durante horas de una pared o simplemente se quedan pasmados sobre un mueble, luciendo inútiles y estropeando tu decoración de buen gusto. ¿No sería genial que sólo aparecieran cuando es el momento de relajarse y disfrutar de Netflix, y luego que desaparecieran de nuevo en sus cajas?

El televisor roll-up o enrollable no saldrá este año, pero no me sorprendería que saliera a la venta en 2019 o 2020. Es tan práctico y genial que si yo fuera un fabricante de televisores, me gustaría llevarlo al mercado lo más rápido posible.

Por supuesto, hubo cientos de nuevos modelos de televisores que se presentaron en el CES. Por eso, te dejamos un resumen con los más llamativos y la razón de su importancia.

Otra forma de desaparecer tu televisor

Los proyectores de tiro ultracorto, que pueden crear una imagen brillante del tamaño de una pared a medio metro de distancia, llevan ya un tiempo en el mercado, pero ahora están madurando y van en diferentes direcciones. El más cool del show, el LSPX-A1 de Sony, luce como un mueble muy elegante, con una tapa de mármol a lo largo, patas de aluminio y un estante de madera. Cuesta US$30,000, por lo que difícilmente será un producto de venta masiva, pero para las personas que les gusta invertir en estilo, es una buena alternativa para eliminar el gran rectángulo negro.

006-sony-ultra-short-throw-projector-lspx-a1

El proyector LSPX-A1 de Sony luce como si fuera un elegante mueble.

Sarah Tew/CNET

Sony no incluye una pantalla, pero sí un proyector UST de Hisense que tiene un poco menos estilo que el mueble, al que llaman Laser TV. Sí, cuesta US$10,000, pero esa cantidad es mucho menor que el costo de cualquier televisor de 100 pulgadas.

Hay versiones más baratas. La Epson LS100 (US$3,000) llegó al mercado en septiembre, y ahora tiene algo de competencia. Optoma anunció su propia versión aún-sin-nombre, con un precio de US$5,000, que tiene una resolución de 4K. Si quieres una imagen realmente grande y no tienes espacio para un proyector tradicional o una habitación oscura para mirarlo, este proyector de tiro ultracorto podría ser tu boleto de acceso.

El muro, y más allá del muro

Samsung es el mayor fabricante de televisores del mundo, y ahora también del televisor más grande. Conocido como The Wall, es un televisor de 146 pulgadas ––lo que significa que mide más de tres metros de ancho y 1.8 metros de alto. Es una locura absoluta, y aunque Samsung no ha dicho cuál será su precio, no me sorprendería que llegara a las seis cifras.

20180109-092004

El panel MicroLED de Samsung, un 'ladrillo' más de su televisor de The Wall.

David Katzmaier/CNET

Aún más interesante es la tecnología detrás de esta pared. The Wall es modular, compuesta por secciones más pequeñas que encajan perfectamente. Eso significa que podría ser aún mayor. También utiliza una nueva tecnología de visualización llamada MicroLED que es similar a los pizarrones jumbotron.

Como los LED que crean la imagen se pueden apagar por completo ––creando un contraste infinito–– y se vuelven extremadamente brillantes, tiene el potencial de competir con el dominio de la calidad de imagen de la OLED. Sin embargo, para que esta televisión sea relevante en el mercado, tiene que producirse en tamaños más convencionales, digamos 75 pulgadas, pero Samsung dice que están a un par de años de distancia. 

¿Qué sigue a los plano, una OLED rígido?

Los televisores OLED que no pueden desaparecer en pequeñas cajas fueron pocos en el CES. Sony anunció un nuevo modelo, el A8F, que es exactamente el mismo que el actual pero con mejor diseño. Mientras tanto, la línea OLED de LG obtuvo un procesamiento reforzado, pero el mayor cambio fue la conexión con el Google Assistant. Nada extraordinario.

Lo que sí es algo extraordinario, al menos potencialmente, es que toda la línea OLED bajó su precio nuevamente en este año. Anticipo que la Sony A8F costará menos que su predecesora, y apuesto a que la televisión LG OLED más económica, la B8, alcance el mágico nivel de US$2,000 para su modelo de 65 pulgadas durante la temporada de fiestas navideñas de 2018.

003-lg-booth-tour-tvs-ces-2018

¿Será que una televisión OLED de 65 pulgadas que no puede enrollarse pueda costar menos de US$2,000 en 2018? Ya veremos.

Sarah Tew/CNET

¿Qué tal un televisor que sí pueda pagar?

¿Consideras que la línea OLED aún es demasiada cara para ti? No te culpo. Los precios no se anunciaron en la mayoría de los televisores, y CES naturalmente destaca los locos y caros equipos, pero aún así encontré algunas opciones que pueden ser accesibles.

La Serie 6 de TCL sigue la excelente calidad de la Serie P de 55 pulgadas, que cuesta US$600. La nueva versión agrega un nuevo tamaño de 65 pulgadas y algunas mejoras en la calidad de imagen, como zonas de atenuación más locales, y mantiene el impresionante sistema inteligente Roku TV. Para mi, es un competidor que llega temprano a la lista de las mejores TVs de 2018.

003-sony-x900f-series

El modelo X900F de Sony es un gran contendiente para ubicarse como una de las mejores televisiones de precio regular en 2018.

Sarah Tew/CNET

Otro sucesor de uno de los grandes televisores de precio medio de 2017 y que mejora mucho en 2018, es la Serie X900F de Sony, que incluye atenuación local y un nuevo proceso de imagen que mejora la resolución de movimiento. Sony dice que el precio será similar durante 2018, que es de US$1,700 para el modelo de 65 pulgadas.

Con el tiempo iremos obteniendo precios y mas detalles sobre nuevos modelos en los próximos meses, cuando Vizio, un campeón de valor promedio, anuncie sus lanzamientos de 2018, y Samsung detalle completamente su línea. Mientras tanto, sentémonos y disfrutemos de todos los nuevos modelos mientras todavía estén brillantes y frescos. Incluso, si son sólo grandes rectángulos negros cuando están apagados.