CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología de vestir

Los dispositivos de realidad virtual y aumentada avanzan poco a poco

No esperes milagros: este año, al comienzo de 2018, lo que importan son los cambios pequeños.

Cuando la realidad virtual volvió a surgir con fuerza en la feria CES a través de Oculus Rift hace años, fue asombroso. Pero desde entonces no ha sido igual. Después de un 2017 en que las ventas de dispositivos VR bajaron y los rumores se acallaron, AR comenzó a cobrar fuerza otra vez en apps de teléfonos de Apple y Google. Mientras tanto, el sueño de una "realidad mixta" de próxima generación —una mezcla holográfica de lo virtual y lo real— todavía no se ha hecho realidad. Tenemos HoloLens y nos preguntamos qué será Magic Leap, pero en la CES no hubo cosas nuevas.

Eso sí, hubo descubrimientos, y tendencias, y cosas de qué hablar en materia de realidad aumentada y realidad virtual. Sencillamente había que prestar atención.

ces18-vive-pro

Las nuevas gafas Vive Pro de HTC tienen una pantalla de mayor resolución y pueden funcionar de manera completamente inalámbrica de la PC con un adaptador Intel WiGig.

CNET

VR mejora con conexión inalámbrica, mejor resolución y mejores cámaras

Quizás la realidad virtual, como industria, sabe que conseguir que la gente se acostumbre a las gafas, y las compre, no es fácil. Por ello, HTC echa mano a su hardware Vive para llegar a los entusiastas. Las gafas HTC Vive Pro tienen pantallas de mayor resolución, son más cómodas, tienen un mayor rango de movimiento e incluso puedes eliminar el cable con un adaptador inalámbrico Intel WiGig.

Todavía no se conoce cuánto costarán las Vive Pro, y probablemente nos sean baratas. Pero están impulsando la realidad virtual con mejoras muy necesarias que realmente marcan una diferencia, y que a final de cuentas llegarán también a gafas más económicas.

Mientras tanto, el seguimiento en las gafas móviles pudiera mejorar: Lenovo y la colaboración de Google VR, las Mirage Solo, agrega cámaras que permite cierto nivel de movimiento, como sucede con las gafas de realidad virtual en las PC. (Hablamos más del tema en un momento).

Reproduciendo: Mira esto: Lenovo Mirage Solo: Gafas independientes de VR para Daydream
1:00

Es posible que algunos problemas estén solucionándose. Todavía no es posible usar juegos VR y no tropezar con los muebles; las cámaras en las gafas VR no ven mucho del mundo que te rodea. La compañía Occipital hizo una demostración de una forma de pasar esa información de lo que te rodea al entorno de realidad virtual mediante el uso de cámaras estéreo en las gafas. Cuando las probé, el sistema seguía escaneando el mundo a mi alrededor en tiempo real, lo que ofrecía más información de mi entorno de lo que permiten en este momento Vive, Oculus, Microsoft y PlayStation VR. Quizás el sistema Occipital VR/AR SLAM (localización y mapeo simultáneo) encuentre la forma de llegar a las gafas VR en el futuro y facilite una mejor experiencia de movimiento.

lenovo-daydream-solo-daydream-mirage-ces-2018-7384

No hace falta teléfono: Lenovo Mirage Solo with Daydream funciona con Google Daydream VR tiene mejor seguimiento de movimiento/entorno.

James Martin/CNET

Ya está por llegar la realidad virtual móvil sin teléfono

Algunos dispositivos de realidad virtual exigen una consola o una PC, pero la realidad virtual móvil necesita un teléfono. Eso cambiará pronto gracias a gafas que ya vienen con el procesador móvil incorporado. Google y Lenovo Mirage Solo with Daydream headset es como las Oculus Go que están por salir: se pueden usar inmediatamente sin un teléfono. La Mirage Solo tiene algo más: la capacidad de seguimiento limitado del entorno con la cámara que te permite inclinarte, agacharte y dar algunos pasos, con apoyo en apps que funcionan con Google Daydream. Estas gafas móviles pudieran resultar populares en salones de clase, en presentaciones públicas de realidad virtual y para cualquier que no tenga un teléfono de alta gama que ya funcione con realidad virtual.

vuzix-blade-3000-2251-001.jpg

Vuzix Blade incorpora Amazon Alexa a sus gafas inteligentes tipo Google Glass.

Josh Miller

Gafas inteligentes + inteligencia artificial por voz = X

Las gafas Google Glass parecen ser del siglo pasado. Sin embargo, hay muchas gafas inteligentes que son esencialmente lo mismo: una sola pantalla monocular sobre un ojo, una cámara incorporada y nada de controles fáciles. Vuzix Blade es el primer par de gafas inteligentes que promete incorporar Amazon Alexa para acceso por voz a mensajes, dispositivos conectados y acceso más rápido a la información. No pude probar cuán bien funcionaba Alexa con las Vuzix Blade, pero me siento escéptico. Rokid, una compañía china de inteligencia artificial, está explorando una idea similar con las gafas Rokid Glass. ¿Serán los asistentes de voz algo positivo para la realidad aumentada? Por ahora parece más una idea que una respuesta clara.

003-merge-blaster

Juguetes de realidad aumentada para iPhone y Android que funcionan con ARKit y ARCore, como Merge' 6DoF Blaster, quizás sean la mejor opción sobre la base del costo.

Sarah Tew/CNET

Mientras AR avanza, quizás los juguetes simples sean lo mejor

Aunque las gafas de realidad aumentada y realidad mixta todavía cuestan cientos o miles de dólares, o ni siquiera existen (ver Magic Leap), el camino más seguro quizás sean accesorios conectados para teléfonos que aprovechan Apple ARKit y Google ARCore. Merge 6DoF Blaster es como una pistola láser reinventada con que se puede jugar, y pudiera funcionar con varios jugadores y con iOS y Android. Fue la mejor demostración de realidad aumentada que vi en la CES.

012-rokid-ces-2018

Rokid Glass: Otra idea de gafas inteligentes con asistente que probablemente nunca uses.

Sarah Tew/CNET

El futuro no ha llegado (todavía)

El hardware de próxima generación de Oculus está en el horizonte. Magic Leap pudiera debutar el suyo este año. Y seguramente hay otras sorpresas por llegar. La realidad virtual y la realidad aumentada siguen evolucionando. Quizás el próximo salto importante no ha llegado, pero no siente que estamos más cerca que nunca.