CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Cerebros diminutos de laboratorio muestran patrones similares a los humanos

Los hallazgos podrían abrir nuevas puertas para comprender el cerebro humano.

uc-san-diego-brain-organoids-petri-dish

Organoides cerebrales en una placa de Petri en la Universidad de California en San Diego muestran una actividad sorprendente.

UC San Diego Health

En la Universidad de California, San Diego, una placa de Petri llena de lo que parecen pequeñas perlas podría estar... pensando. O al menos eso es lo que informa un algoritmo de aprendizaje automático después de detectar picos en la actividad neuronal. En un estudio publicado en la revista Cell Stem Cell, los investigadores detallaron cómo un grupo de minicerebros de laboratorio de 9 meses de edad (clasificados como organoides) han comenzado a generar patrones eléctricos similares a los observados en los recién nacidos prematuros. Según los investigadores, es la primera vez que se logra dicha actividad en un cerebro en un plato de laboratorio.

El coautor principal del estudio, Alysson R. Muotri, dijo que los investigadores se mostraron inicialmente conmocionados y siguen siendo cautelosos. "No podíamos creerlo al principio, pensamos que nuestros electrodos estaban funcionando mal. Debido a que los datos eran tan sorprendentes, creo que muchas personas se mostraron escépticas al respecto —y es comprensible", dijo Muotri en un comunicado de prensa.

"Están lejos de ser funcionalmente equivalentes a una corteza completa, incluso en un bebé ... De hecho, aún no tenemos una manera de medir la conciencia o la sensibilidad", dijo Muotri.

Para medir la actividad en los organoides, los investigadores utilizaron datos de bebés nacidos hasta tres meses y medio antes de tiempo. Luego desarrollaron un algoritmo para predecir su edad basándose en patrones eléctricos capturados por un electroencefalograma o EEG. Cuando el algoritmo "leyó" los organoides cerebrales cultivados en laboratorio de la misma manera, les asignó una edad. Los organoides de 9 meses de edad mostraron características similares a las de un bebé prematuro que alcanzó el término completo de 40 semanas.

Los investigadores dicen que sus hallazgos podrían abrir nuevas puertas para comprender enfermedades mentales y males como la epilepsia. En julio, ese mismo equipo de investigación lanzó algunos de estos organoides a la Estación Espacial Internacional (ISS) para estudiar el desarrollo cerebral extraorbital y sus implicaciones en la colonización espacial.

Reproduciendo: Mira esto: Los mejores audífonos con cancelación de ruido de 2019
5:51