Pixel y Pixel XL de Google: Superteléfonos diseñados para vencer al iPhone 7

La compañía está optando por usar la marca Pixel en lugar de Nexus para destacar un cambio en su estrategia telefónica.

Close
Drag


Éste es el primer teléfono oficial de Google. Más o menos

Google presentó el martes sus teléfonos Pixel, de 5 pulgadas, y Pixel XL, de 5.5 pulgadas, algo que representa la primera vez que la compañía toma el control total del desarrollo de un dispositivo. El Pixel será el primer teléfono hecho con Google Assistant, el nuevo asistente digital de la compañía que te ayuda a reproducir música, encontrar fotos específicas y hacer reservas en restaurantes. Todo ello mediante simples comandos de voz.

Durante un evento para la prensa celebrado el martes en San Francisco, Rick Osterloh, el jefe del nuevo grupo de hardware de Google, le dijo a los invitados que Google está usando dispositivos como el Pixel para conectar el hardware con su software de forma más precisa, una estrategia que su rival Apple ha usado desde su fundación.

google-pixel-100416-1-10.jpg

Mostrando los nuevos teléfonos Pixel.

James Martin/CNET

"Fabricar el hardware y software juntos nos permite aprovechar al máximo las posibilidades de cosas como Google Assistant", dijo Osterloh. "Es un paso natural que damos pensando a largo plazo".

El nombre Pixel, que Google ya usa para sus tabletas y Chromebooks, sustituirá a la marca de teléfonos de la compañía, Nexus. Google la había estado usando desde 2010 para una serie de dispositivos de gama media pensados para fans y desarrolladores de Android.

Los nuevos teléfonos llegan en un momento en el que Google está intentando hacerse un nombre mayor como fabricante de hardware, usando a sus usuarios para averiguar más cosas sobre ellos (de forma que pueda vender esa información a los anunciantes) y armar un ecosistema alrededor de su negocio principal de motor de búsqueda. Los teléfonos, junto a la nueva bocina inteligente Google Home, deberían actuar como conductos para seguir usando Google para nuevas búsquedas, ayudándole a ganar más dinero de esa forma.

El precio más caro de los nuevos teléfonos Pixel -- a partir de US$649 en Estados Unidos -- y otras especificaciones señalan la intención de Google de hacer de estos dispositivos rivales directos de los teléfonos de gama alta, incluyendo el iPhone 7 de Apple y el Samsung Galaxy S7.

Close
Drag

Pero teniendo en cuenta que el nombre Pixel sigue siendo desconocido para la mayoría de usuarios, Google tendrá que afrontar todo un desafío para hacerse un lugar en el mercado telefónico. La compañía de búsquedas hizo un intento anterior de meterse en solitario en la industria de teléfonos y al final acabó vendiendo su negocio de dispositivos Motorola en 2014, menos de dos años después de comprarlo.

Además, si Google tiene mucho éxito con estos teléfonos, puede enfadar a otros fabricantes de teléfonos que usan su software Android en sus propios dispositivos. La decisión de Google de vender Motorola ayudó a reducir un poco la fricción surgida por este tema.

Los ejecutivos de Google presumieron de la cámara del Pixel, que no añade una joroba a la parte trasera del dispositivo. Destacaron las fotografías nítidas que hace la cámara, la mayor velocidad de su obturador y una función de estabilización de imagen para evitar fotos o videos movidos.

Para conseguir interesar a los adeptos a la fotografía, Google ha hecho que el Pixel esté disponible con almacenamiento ilimitado para fotos y video. Google también tiene una nueva herramienta para ayudar a los usuarios de iPhone a transferir todos sus datos de forma más sencilla a un nuevo teléfono Pixel. Y el Pixel es compatible con las nuevas gafas de realidad virtual de Google, Daydream.

El teléfono puede empezar a comprarse en preventa a partir de este martes. Verizon es la compañía telefónica que lo tiene en exclusiva, pero los Pixel también se pueden comprar en Google desbloqueados.