CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Castle Rock: Una serie con mucho Stephen King pero poco suspenso

[Reseña con pocos spoilers] Hulu estrena el 25 de julio una serie que conecta diferentes personajes y lugares creados por el escritor.

castle-rock-5

André Holland y Sissy Spacek en una escena del primer episodio de la serie Castle Rock.

Hulu

Incluso quienes nunca han leído un libro o un relato de Stephen King saben con certeza que pertenecen al género del horror. Pero esta es una visión parcial del famoso escritor nacido en Maine, en 1947.

King es también el raro caso de un autor de best-sellers que goza del respeto de otros escritores, pues todos reconocen sus grandes dotes narrativas y su enorme capacidad para atrapar al lector con su cuidada prosa. He allí algunas de las razones por las que resulta difícil adaptar exitosamente sus libros al cine y a la televisión.

Ese es el reto principal que enfrenta la serie Castle Rock, que la plataforma de streaming Hulu estrena el miércoles, 25 de julio. CNET en Español tuvo acceso a los primeros cuatro episodios de los 10 que integran esta primera temporada, desarrollada por el propio King junto al director J.J. Abrams.

Un detalle conocido de Stephen King es que la mayoría de sus historias están ambientadas en el estado de Maine. Pueblos ficticios como Derry, Jerusalem's Lot y Castle Rock aparecen con frecuencia en sus relatos y, en ocasiones, personajes, lugares o acontecimientos importantes pueden reaparecer, de manera secundaria, en otros textos.

Es, si cabe la palabra, el Universo Stephen King, concepto muy de moda en el cine, gracias al Universo Cinematográfico Marvel, por ejemplo. Esa es la premisa que explota la serie Castle Rock, que se desarrolla en un multiverso en el que personajes y acontecimientos descritos en libros de King cruzan sus caminos en este pueblo.

Por ejemplo, parte de la trama de Castle Rock tiene lugar en la Prisión Estatal de Shawshank –vista en la película The Shawshank Redemption (1994)– y uno de los protagonistas es el exalguacil Alan Pangborn (Scott Glenn), personaje que figura en los libros (y películas) Needful Things (1993) y The Dark Half (1993).

En el pueblo de Castle Rock también sucede la novela Cujo -- sobre un perro San Bernardo que contrae la rabia y aterroriza el lugar -- y el relato largo The Body, que inspiró la película Stand by Me (1986). Así que cualquiera de ellos puede aparecer en la serie. Y, de hecho, varios son mencionados de pasada y mostrados en viejos recortes de periódico en los primeros cuatro episodios.

Pero no hay que ser un experto en Stephen King para apreciar Castle Rock. El corazón de la serie es una historia original, urdida por los creadores del show, Sam Shaw y Dustin Thomason, guionistas y responsables de la serie Manhattan (2014-2015).

El protagonista es Henry Deaver (André Holland), abogado que atiende a presos condenados a muerte y quien abandonó Castle Rock luego de que se viera implicado, de adolescente, en un extraño episodio en el que su padre adoptivo falleció.

Deaver regresa a Castle Rock cuando recibe una extraña llamada desde la Prisión Estatal de Shawshank, en la que le piden que atienda el caso de un misterioso prisionero que permanecía confinado en una celda de un ala abandonada y clausurada de la cárcel. Este personaje, al que llaman "El Chico", es interpretado por Bill Skarsgård, famoso por haber personificado al payaso Pennywise en It (2017).

Reproduciendo: Mira esto: Las series de TV que más esperamos
3:11

Deaver y El Chico son el núcleo de la historia de Castle Rock y sobre ellos gravitan los acontecimientos y personajes la serie, como la madre adoptiva de Henry, interpretada por Sissy Spacek; o su vecina, Molly (Melanie Lynskey); o el viejo exalguacil Alan Pangborn (Scott Glenn); o la "historiadora" de la historia bizarra del pueblo, Jackie (Jane Levy).

Los primeros cuatro episodios de Castle Rock sirven para introducir a estos personajes, ofrecer –a través de flashbacks– algo de contexto sobre quiénes fueron en el pasado y por qué se comportan de determinada manera en el presente y sugerir cuáles son los misterios por resolver en esta primera temporada.

Es un comienzo algo lento y con poco suspenso, a diferencia de otra serie de Abrams, Lost, que planteó desde su primer episodio que los protagonistas se encontraban en una isla misteriosa. No, en Castle Rock los dos grandes misterios de la trama -- ¿quién es El Chico y qué ocurrió realmente entre Henry Deaver y su padre en el bosque? -- no son grandes fuentes de inquietud ni suscitan, por ahora, un pavor extremo por descubrir la respuesta a esos enigmas.

Luce probable que el lento desarrollo de Castle Rock en sus primeros cuatro episodios responda a la necesidad de que los espectadores conozcan a los personajes de manera tal que cuando se "desaten los demonios", nos sintamos involucrados emocionalmente con el destino de los protagonistas.

Pero vale recordar que lo primero que esperamos en una serie de Stephen King es que nos asusten y veamos la pantalla con la cara medio tapada por nuestros dedos, temerosos de lo que se avecina. Esa es una tarea pendiente de Castle Rock y que sólo logra en dos secuencias (que, de verdad, ponen los pelos de punta).

Otra área en la que se queda corta Castle Rock es en hacer del pueblo un personaje. En It (2017), por ejemplo, Derry es una presencia amenazadora, siniestra. Lo mismo ocurre en Salem's Lot (1979). El segundo episodio, titulado Habeas Corpus, logra con éxito este propósito: desarrollar una mitología del pequeño pueblo, plagado de misterios y del que no conocemos el verdadero rostro de sus pobladores.

En fin, Castle Rock se inicia con paso lento y meditado, sin mucho suspenso, pero que parece estar dispuesta a desarrollar un misterio mayor que pueda soportar ese universo de horror que se asocia a los libros de Stephen King.


CNET Pop: Nuestro espacio dedicado al cine, las series y la cultura popular.

¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook.