Cartas del futuro: ¿Qué pensamos de 'Tomorrowland'?

[Reseña con pocos 'spoilers'] El 22 de mayo se estrena en Estados Unidos 'Tomorrowland', el nuevo intento de Disney por llevar a la pantalla una de las atracciones de sus parques de diversiones. Esto es lo que nos pareció.

Esta es la ciudad llamada 'Tomorrowland', que más que en el futuro vive en un presente paralelo. Walt Disney Pictures

Tomorrowland, la más reciente película de los estudios Disney, se estrena en Estados Unidos este 22 de mayo. Inspirada en la imaginación del creador de Disneylandia, es la tercera película que se basa en una atracción del parque de diversiones (las otras dos son los Piratas del Caribe y la Mansión encantada).

Tomorrowland es una ciudad fundada por las mentes más creativas del mundo. La conocemos a través de los ojos de Frank Walker, un niño increíblemente innovador y prolífico. De grande, Walker ha vuelto al mundo real (encarnado por el actor George Clooney) y se ha convertido en un hombre paranoico y enojón. Cuando conoce a una chica igual de talentosa que él pero más optimista y alegre, decide a regañadientes ayudarla a corregir un problema apocalíptico relacionado con la ciudad del futuro que abandonó años antes.

Nuestros editores Gabriel Sama y Tania González pudieron ver la película esta semana, y Sama le escribió desde el futuro a González sus impresiones de la película. Estas son sus misivas:


Querida Tania,

Como Tomorrowland se trata, de cierta forma, sobre el futuro, pues creí conveniente enviarte mis impresiones de la película desde el ídem. Te escribo del año 2020 desde un dispositivo que tengo tatuado en mi piel para comentarte que, a pesar de los años, hay cosas de la cinta que aún no entiendo. Me sorprende, por ejemplo, que me dejó un buen sabor de boca y que mis hijos, que en 2015 tenían 13 y 10 años, salieron relativamente contentos del cine.

En general, como me pasa con muchas películas, los cortos me engañaron un poco. Esperaba ver mucho más de esa ciudad futurista que muestran y menos de los actores corriendo por calles aburridas, conversando sobre sus pasados y huyendo de una banda de asesinos cibernéticos. Aunque hay una escena en París -- no daré detalles -- que me encantó, y aún no entiendo cómo fue que no la incluyeron en los cortos. ¿A ti qué te pareció en general?


Querido Gabriel,

¡Saludos desde el 2015!

Coincido con la sensación de quedarme con un buen sabor de boca, pero durante varios momentos sentí que la trama era demasiado lenta y me quedé con ganas de ver más detalles de Tomorrowland, y más acción. También siento que quedaron muchas preguntas sin responder y que varios datos son difíciles de seguir -- especialmente para los más pequeños -- y me hubiera gustado escuchar más explicaciones sobre la tecnología utilizada (¿qué tipo de robots son los que estamos viendo? ¿cuál es la fuente de poder de la ciudad llamada Tomorrowland?).

Lo que más disfruté de la película fueron los homenajes a los programas y películas clásicas de la ciencia ficción, homenajes que vemos en forma de pistolas láser, el diseño de ciertos androides y la escenografía.

En general, los efectos especiales y las secuencias de acción tienen un buen ritmo y no van a decepcionar al espectador. De las más sobresalientes, está la escena en París, la persecución dentro de la casa de Frank Walker y las secuencias de vuelo dentro de Tomorrowland. Y haciendo referencia a ésta última, la primera vez que vemos a Frank volando en Tomorrowland su patrón de vuelo incorpora irregularidades que le dan un buen toque de realismo (el pequeño Frank gira inesperadamente intentando evadir una ventana). ¿Qué te parecieron a ti las actuaciones?

Las actuaciones

tomorrowland.jpg
© 2015 - Disney Enterprises Inc.

Querida Tania,

Sin arruinarles la experiencia a los terrícolas del pasado que aún no han ido a ver la película, te cuento que las actuaciones de George Clooney, Britt Robertson y Raffey Cassidy son, como diría mi hijo mayor, un tanto excesivas, repetitivas y faltas de emoción real. Clooney tiene que sostener la película durante gran parte de la trama, pero sus contrapartes, dos niñas, no lo ayudan mucho. Además, el personaje de Clooney, Frank Walker, un hombre que fue un prodigio de pequeño, parece enojado todo el tiempo. Entiendo que el personaje de Robertson, Casey Newton, viene a contrarrestar ese desaliento, pero las actuaciones planas ayudan solamente a la niña Cassidy, quien hace el papel de un robot llamado Athena. Esa actuación, creo, es muy puntual. Lo malo es que todos los demás también parecen robots, aunque no lo son. ¿Y qué onda con Hugh Laurie, que hace el mismo papel que hizo en House? ¿Qué opinas de la forma en que presentan el 'futuro'? Mientras me contestas, me meteré en esta cápsula de criogenia que me ha mantenido vivo todo este tiempo (aunque en realidad, tengo menos de 50, pero eso no importa).

El futuro

Querido Gabriel,

A grandes rasgos, pienso que el futuro que presentan en Tomorrowland es bastante retro, es decir, tiene muchos toques de tecnología que hemos visto a través de los años dentro de filmes clásicos de la ciencia ficción o series como Lost in Space. Es un futuro que carece de innovación porque hemos visto esas naves voladoras, jet packs, sistemas de comunicación y otros artilugios en muchas otras películas. El futuro aquí que se entrelaza con el presente debido a la confusa línea de tiempo y las fechas sueltas que recibes a lo largo de la película.

De los aspectos futuristas que puedo destacar está el control circular que permite manipular la interfaz del centro de control de Tomorrowland. También sobresale la animación y el diseño de los trenes voladores y las estaciones de jetpacks dentro de la ciudad.

La moda en Tomorrowland sigue los mismos diseños que hemos visto dentro de la historia de la ciencia ficción con colores intensos, trazos angulares, materiales sintéticos mezclados con telas tradicionales, pero incorporando elementos culturales que le dan un tono de diversidad a la ciudad futurista.

En cuanto a la evolución de la humanidad como tal, creo que las cosas en este futuro no han cambiado demasiado. Tenemos la lucha constante entre el optimismo y el fatalismo, además de retratar una sociedad que termina siendo bastante apática y que manipulan por medio de mensajes subliminales que vienen de otra dimensión -- literalmente.

Y es precisamente este punto en el que podemos entrar al tema del argumento de la película, ya que mucha de la historia gira en torno al vaivén entre la apatía y el "todo es posible". ¿Qué piensas de la trama y de cómo resolvieron el conflicto al final?

La trama

El pequeño Frank Walker (Thomas Robinson) con su jetpack. Walt Disney Pictures

Querida Tania,

¿Recuerdas que en mi primera carta te hablaba de mi confusión? Pues es justamente la historia de la película la que me dejó rascándome un poco la cabeza. ¿Es una película sobre la fuerza del optimismo, o un filme premonitorio que entre líneas nos advierte que, de no cambiar, el fin está cerca? Vi la película con una chiquilla de 7 años -- que hoy tendrá 12 -- y a ella le asustó esa disyuntiva: ¿moriremos si no cambiamos nuestra forma de pensar? Siendo una película de Disney, podemos obviar el final. El enredo viene en explicar cómo es que una ciudad del "futuro" vive en un presente paralelo con el resto del planeta, pero en otra parte a la que es difícil llegar. Y es una tristeza que se habla tanto de las innovaciones y la creatividad, pero solamente la vemos en pocas escenas (como una que muestra las albercas más avanzadas que hemos visto jamás). Pantallas ultradelgadas, proyectores de hologramas y androides inteligentes. Cosas que he visto hasta el cansancio en el año 2020 -- y en muchísimas películas y programas antes de Tomorrowland. Vale la pena destacar la fotografía del chileno Claudia Miranda, que se hizo nombre con películas como The Life of Pi.

Este es el futuro imaginado por Walt Disney, quien se inspiró de la feria mundial de 1964, cuando el genio de Mickey Mouse montó por primera vez su paseo "Small World", que acabaría en Disneylandia. Y es justamente en otra sección del parque de diversiones, Tomorrowland, en que se basa la película, como ya lo hicieron los Piratas del caribe y la Mansión encantada. Curiosamente, ese futuro perfecto que vive en el presente está lleno de gente atractiva, joven, multicultural, educada, correcta, feliz, activa. Un futuro tipo Benetton que, por supuesto, no es perfecto porque también acoge la maldad y la ambición desmesurada del hombre.

Ese es un escenario, pues, que se parece mucho a nuestro presente -- o el tuyo.

¡Nos vemos en el futuro!

Close
Drag