CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Empleados de Microsoft piden fin al contrato de HoloLens con el ejército estadounidense

'Nosotros no trabajamos aquí para desarrollar armas', dicen en una carta enviada a Satya Nadella, su presidente ejecutivo.

A HoloLens AR headset.

Las gafas HoloLens de realidad aumentada de Microsoft.

James Martin/CNET

Un grupo de trabajadores de Microsoft está pidiendo a la compañía que abandone su contrato multimillonario de HoloLens con el Ejército de Estados Unidos.

"Somos una coalición global de empleados de Microsoft y nos negamos a crear tecnología para la guerra y la opresión" dijo el grupo en una carta abierta al presidente ejecutivo, Satya Nadella y al jefe de asuntos legales, Brad Smith. El grupo publicó la carta el viernes en Twitter.

"Estamos alarmados de que Microsoft esté trabajando para proporcionar tecnología de armas al ejército de Estados Unidos", continúa la carta, "ayudando al gobierno de un país a 'aumentar la letalidad' usando herramientas que construimos. No nos registramos para desarrollar armas y exigimos una opinión sobre cómo se utiliza nuestro trabajo".

En noviembre, Microsoft obtuvo un contrato de US$480 millones para suministrar al Ejército unidades de sistemas de realidad aumentada HoloLens para su uso en misiones de combate y entrenamiento.

En respuesta a la carta del viernes, la compañía mencionó una entrada de blog en octubre sobre los problemas relacionados con el trabajo con los militares y dijo que respalda su decisión de proporcionar tecnología a las fuerzas estadounidenses.

"Le dimos una cuidadosa consideración a este tema y describimos nuestra perspectiva en un blog de octubre de 2018", dijo un portavoz de Microsoft en un comunicado. "Siempre apreciamos los comentarios de los empleados y ofrecemos muchas vías para que sus voces sean escuchadas.

"Estamos comprometidos a proporcionar nuestra tecnología al Departamento de Defensa de EE.UU., que incluye al Ejército. En virtud de este contrato. Como también dijimos, seguiremos comprometidos como ciudadanos corporativos activos para abordar la importante política ética y pública relacionada con la inteligencia artificial y el ejército".

El año pasado, empleados de Google rechazaron el trabajo de esa compañía en el Project Maven del Pentágono, una iniciativa para usar inteligencia artificial para mejorar el análisis de las imágenes hechas por drones. Un puñado de empleados de Google renunciaron y en abril más de 4,000 trabajadores firmaron una petición dirigida a Sundar Pichai, presidente ejecutivo de la empresa, exigiendo que cancele el proyecto. En junio, Google dijo que no renovaría el contrato de Project Maven ni buscaría contratos similares.