CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

Carlos Vela encontró su tierra prometida

[Opinión] El delantero mexicano vive un momento dulce en la MLS. Después de dejar la liga española, su rendimiento actual es el que se esperaba de él desde que era un juvenil con la selección nacional.

¿Por qué Carlos Vela no pudo triunfar en Europa? La pregunta ha vuelto a los medios de comunicación, luego de que su golazo ante el San Jose Earthquakes de la MLS se hiciera viral este 21 de agosto.

En la jugada, Vela pivotea, fabrica la pared y luego riega las cinturas de todos sus contrincantes, incluido el portero, como si estuviera poseído por el espíritu de Diego Armando Maradona.

MLS Soccer - Los Angeles FC v Sporting Kansas City

Carlos Vela, el número 10 del Los Angeles FC de la MLS.

Shaun Clark / Getty Images

"SO - BRA - DO", escribió su colega y paisano, Javier "Chicharito" Hernández. "El mejor gol de la historia de Carlos Vela", opinó el crítico David Faitelson. "Locura", "Barbaridad", expresaron los medios de comunicación. La propia cuenta en Twitter de la Major League Soccer lo resumió de manera dramática: "Dirty" (sucio), que podríamos traducir como "tremendo", en el contexto.

En efecto, tras navegar en aguas turbulentas en el pasado, Vela parece que finalmente encontró un puerto seguro. Los Ángeles F.C. lo fichó como jugador franquicia en una edad límite: 29 años. Se dice, en el mundo del fútbol, que luego de los 30 comienza el declive. Cristiano Ronaldo (34) y Messi (32) serían las excepciones que confirman la regla.

Desde que llegó a la MLS en 2018, el delantero mexicano se convirtió en un mimado de los fanáticos. Su camisa es la más vendida de la liga y fue el más votado para asistir como capitán al pasado juego de las Estrellas, realizado el 31 de julio. Los aficionados lo escogieron por encima del sueco Zlatan Ibrahimovic (Los Angeles Galaxy) y del inglés Wayne Rooney (D.C. United).

Sin embargo, Ibrahimovic, en una de sus tantas declaraciones que salen directas de su ego, dijo una verdad que duele: "Si él (Vela) está en su mejor momento... ¿Cuántos años tiene? ¿29? ¿Está jugando en la MLS y está en su mejor momento? ¿Dónde estaba yo cuando tenía 29? En Europa, gran diferencia".

A los 29 años, Zlatan pasó del Barcelona al Milán, después de haber macado 16 goles con el equipo blaugrana. Participó en la Champions League y Europa League  y le sobraría tiempo para incrementar sus números con el PSG y el Manchester United.

El currículum de Vela antes de formar parte de la MLS palidece ante el del sueco: Arsenal (Premier League), Salamanca (España – Segunda División), Osasuna (España – La Liga), West Bromwich Albion (Premier League) y Real Sociedad (España – La Liga). Con este recorrido, hoy parece absurdo que se diera como un hecho que superaría lo conseguido por Hugo Sánchez ('Pichichi' 5 veces en España) y Javier "Chicharito" Hernández (5 títulos solo con el Manchester United).

Vela, en la cancha, lucía mejor que Hernández y Sánchez en técnica, potencia, gol e inteligencia. Sin embargo, falló en lo que los otros dos triunfaron: consistencia. Su futuro lucía promisorio después de ganar el Mundial Sub-17 de 2005, sobre todo por haberlo conseguido ante Brasil, un eterno coco de la selección tricolor. Pero hasta allí le brilló el sol al ariete con el Tri.

Por diferencias con la Federación Mexicana de Fútbol, Vela no estuvo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la Copa Confederaciones 2013, ni en la Copa Mundial de Fútbol de 2014. Son eventos que podrían haber relanzado carrera. También se debe tomar en cuenta que todas estas competencias coincidieron con su estadía en la Real Sociedad, donde intentaba retomar las características que le hicieron apetecible en el mercado internacional.

"Vela no me recuerda a ningún otro jugador mexicano que conozca. He coincidido con Rafa Márquez y algunos otros de generaciones y posiciones distintas, pero no con un mexicano tan desequilibrante como es él. Su capacidad es enorme", dijo en 2017 el entonces entrenador de la Real Sociedad, Eusebio Sacristán, uno de los responsables de la mejoría del delantero.

En ese tiempo, aún había esperanzas de un último tren para Vela. Después de todo, el Arsenal le había fichado luego de aquel gran Mundial de 2005, en el que fue el campeón goleador. Y además estaba el ejemplo de Chicharito (Man U-Real Madrid-Leverkusen-West Ham), que seguía encontrando equipos de primer nivel a pesar de sus obvias carencias técnicas, las cuales suplía con su gran entrega. Igualmente está el caso de Márquez, que se mantuvo hasta después de los 30 años en un buen nivel con el Barcelona.

Sin embargo, Vela se decidió por la  seguridad económica que ofrece la MLS. Hay jugadores que necesitan sentirse arropados y queridos para dar lo mejor de sí y, desde un principio, su nuevo equipo se lo dio. Podría pensarse que sus números son la consecuencia de eso: antes del Juego de Estrellas, marcó 21 goles en 21 partidos (19 en MLS y 2 en Open Cup), además de sumar 12 asistencias. Un promedio absurdo de un gol cada 89 minutos solo superado por Leo Messi (gol cada 79 minutos) y el español del Borussia Dortmund Paco Alcácer (cada 86). 

También se puede esgrimir que el resurgir de Vela se debe a que la liga estadounidense es un pancito dulce para cualquier extranjero. Pero se equivocan quienes piensan así: Kris Boyd (Portland), Mustapha Jarju (Whitecaps), Miguel Ángel Ferrer Martínez "Mista" (Toronto), Julian de Guzman (Toronto), Denilson (FC Dallas), Jéferson Rodrigues (Sporting KC), Lothar Matthäus (Metrostars ahora Red Bulls) y recientemente los hermanos Dos Santos (Jonathan y Giovani), son ejemplos de fichajes muy caros que pasaron o deambulan por la liga con más pena que gloria.

Vela, además, no es el primer jugador de selección que descuella como juvenil y no puede establecerse en equipos de primera. Los brasileños Anderson (Balón de Oro en 2005), Robinho (Real Madrid) y Alexandre Pato (Milán); el estadounidense Freddy Adu (Benfica); el holandés Drenthe (Real Madrid); y los argentinos Andrés D'Alessandro (Wolfsburgo) y Matías Fernández (Villarreal), son algunos de los nombres de una lista larguísima que resume el viejo axioma deportivo: lo importante no es llegar, sino mantenerse.

Hay un nombre que cae en esta categoría que pocos recuerdan por estos días: Gerardo Bruna. El argentino fue bautizado como el "Messi del Real Madrid". Después de pasar por las divisiones juveniles del equipo blanco y del Liverpool, hoy juega para el Derry City, en la Primera División de Irlanda.

"Los jugadores obviamente establecen expectativas para ellos mismos", dijo Derry a la BBC a sus 28 años, "pero son los medios los que realmente crean la publicidad, por lo que no es realmente culpa del jugador si las cosas no funcionan".

¿Inflaron los medios de comunicación la calidad de Vela o el jugador maduró tarde? Probablemente estemos ante uno de esos casos en los que la vida coloca al jugador en el lugar indicado en el momento indicado. Y cuando eso sucede, no queda más que disfrutarlo... mientras nos dure.

Reproduciendo: Mira esto: Toda la tecnología detrás del nuevo estadio del LAFC
3:31