CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cómo hacer tu declaración de impuestos 2020 por Internet El mejor software para la declaración de impuestos Eternals Fraude por intercambio de SIM Sex Education temporada 2 Dispositivos que quieren leer tu mente

Virtual Visor: La visera con AI de Bosch evitará que te ciegue el sol

Virtual Visor, una visera virtual de alta tecnología que debutó en esta edición del CES 2020, promete solucionar digitalmente un problema de brillo que lleva más de un siglo cegando a los conductores.

Virtual Visor de Bosch utiliza una cámara orientada hacia el conductor y una pantalla LCD desplegable inteligente para bloquear digitalmente el resplandor solar.

Bosch

Desde que existen conductores, estos han debido enfrentar una molestia constante: el resplandor del sol. Los primeros automovilistas debían entrecerrar los ojos y usar sus manos enguantadas para bloquear los cegadores rayos solares, por lo menos hasta hace unos 95 años, cuando a algún genio se le ocurrió inventar la primera visera de sol para vehículos.

Casi un siglo después, los automóviles modernos han ganado mucho en complejidad y capacidades, pero aún seguimos utilizando el mismo invento básico y primitivo, que consiste en un tablero sujeto por una bisagra, para evitar ser cegados por la luz. La visera Virtual Visor del fabricante alemán Bosch puede ser la solución de alta tecnología que los conductores modernos necesitan para evitar el resplandor.

La visera Virtual Visor de Bosh, que hizo su debut esta semana en el CES, consiste en una pantalla LCD transparente combinada con una pequeña cámara RGB ubicada en la cabina de vehículo que se utiliza para monitorear el brillo solar en la cara del conductor. El sistema emplea tecnología de inteligencia artificial para localizar los rasgos faciales (incluidos ojos, boca y nariz) y hacer seguimiento a las sombras que se desplazan por la cara del conductor. Luego se utiliza un algoritmo patentado para determinar dónde están los ojos del conductor y bloquear (oscurecer) y desbloquear selectivamente y en tiempo real secciones de la visera para evitar que el resplandor lo ciegue. El beneficio clave de este dispositivo es que más del 90% de la visera permanece transparente en todo momento, por lo que el conductor puede ver mucho más efectivamente que como lo haría con una visera convencional recubierta de tela.

Además de ser incómodo, el resplandor solar representa un importante problema de seguridad: la Dirección Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (o NHTSA por sus siglas en inglés) dice que la ceguera temporal es un factor determinante en más del doble de accidentes automovilísticos que otros fenómenos relacionados con el clima, como la lluvia, la niebla y la nieve. Además, para ajustar la visera el conductor debe retirar las manos del volante, así sea momentáneamente. En otras palabras, encontrar una solución para este problema podría aumentar considerablemente la seguridad vehicular.

Tuve la oportunidad de probar uno de los primeros prototipos de Virtual Visor en los laboratorios de Bosch en Plymouth, Michigan, antes de su debut en Las Vegas, y aunque esta tecnología se encuentra claramente aún en pañales, el compromiso de este dispositivo es, literalmente, bastante claro. (Bueno, casi totalmente claro, en todo caso: el prototipo inicial que probé presenta un marco en forma de panal con pixeles grandes que era visible aun cuando la pantalla no estuviera bloqueando nada, y el elemento transparente aún presenta un tinte considerable, aunque ninguno de estos detalles es particularmente molesto).

El equipo que probé no se encontraba instalado en un automóvil, sino en un laboratorio. Yo estaba sentado en una silla convencional y la cámara que se utilizó era una vieja cámara de videoconferencia portátil de Logitech. Como estábamos en un laboratorio, una linterna colocada sobre un trípode simulaba la luz del sol. Luego de un breve período de calibración, pude mover la cabeza y experimentar cómo Virtual Visor bloqueaba el resplandor en tiempo real. Para ser honestos, el seguimiento del sistema no era perfecto: si me alejaba demasiado o colocaba la cabeza en un ángulo demasiado obtuso, podía rezagarse por momentos y permitir que entrara algo de luz. Sin embargo, esta es una configuración muy inicial, apenas un prototipo. Aunque por el momento Bosch no tiene un plazo para la disponibilidad del producto, la compañía admite que ya está en conversaciones con al menos un fabricante de automóviles y un fabricante de camiones comerciales sobre su producción, para lo que probablemente aún falten varios años.

Un prototipo inicial sugiere que Bosch no tendrá un largo camino que recorrer para miniaturizar los componentes de Virtual Visor.

Nick Miotke/Roadshow

El atractivo de este sistema es que es sorprendentemente simple, consume poca energía y se está desarrollando con el objetivo de aprovechar gran parte del hardware que ya se encuentra en los automóviles modernos. Por ejemplo, a medida que cada vez más vehículos presentan un mayor grado de automatización de la conducción, las cámaras orientadas hacia el conductor (de monitoreo del conductor) están a punto de convertirse en algo común, y Bosch confía en que dicho hardware también se pueda utilizar como parte del sistema Virtual Visor. Esta multifuncionalidad no solo reducirá la complejidad, sino que ayudará a reducir costos y limitará el aumento en el peso del vehículo. En palabras de Jason Zink, uno de los ingenieros de Virtual Visor: "Este sistema está expandiendo el ecosistema de valor del monitoreo del conductor. Si ya tienes la cámara en el vehículo, [significa que] ya hay poder computacional en el automóvil. Para agregarlo como una función, básicamente se requiere agregar la visera y el software".

Un detalle curioso es que esta tecnología prácticamente se inició como un entusiasta proyecto extraoficial de Bosch, uno de los mayores proveedores de componentes para la industria automotriz en el mundo. Un ingeniero de la compañía, Ryan Todd, tuvo un "momento eureka" en 2016 mientras conducía su automóvil y fantaseaba con comprar un televisor nuevo. Su mente de ingeniero lo llevó a pensar en cómo funcionan los LED en los televisores modernos, y se preguntó por qué dicha tecnología no podía aplicarse a las viseras de los automóviles.

Aunque era un ingeniero de controles para sistemas de propulsión de un departamento completamente distinto y sin experiencia en pantallas o visión por computadora, Todd planteó su idea en una reunión semanal. Algunos de sus colegas, incluido Zink, se interesaron. Rescataron piezas de monitores viejos y consiguieron un tablero de proyectos Arduino para crear un modelo de prueba de concepto que desarrollaron después de varias horas de trabajo. Luego mostraron una maqueta a los tomadores de decisiones, quienes asignaron un pequeño presupuesto para el desarrollo de la idea de un visor inteligente. Hoy, ese proyecto ha crecido hasta convertirse en la visera Virtual Visor. En 2019, Todd y Zink comenzaron a trabajar a tiempo completo en el proyecto.

Una cámara orientada hacia el conductor hace seguimiento a las sombras en su cara y extrapola la posición del sol.

Nick Miotke/Roadshow

Si eres como yo, con seguridad te estarás preguntando por qué esta tecnología se está desarrollando en un visor separado en lugar de integrarla directamente en el parabrisas del automóvil o camión. Además del mayor costo y de la probabilidad de tener que reemplazar el vidrio debido a golpes de rocas, está el hecho de que, si el Virtual Visor falla, toda la pantalla se oscurece. Lo peor que podría ocurrir con el producto que se está desarrollando actualmente es que tenga una falla, se oscurezca por completo y se convierta en una visera convencional, que siempre se puede sacar de la vista del conductor con un movimiento de la mano. En cambio, si esta misma tecnología estuviera incorporada en el parabrisas, el tema de la seguridad se volvería un poco más complejo.

¿Alguna desventaja? Bueno, suponiendo que se pueda mejorar la tecnología hasta un punto en el que funcione de manera confiable para conductores de todas las dimensiones y en todas las posiciones del asiento, todavía queda la cuestión de hacer que el sistema Virtual Visor sea lo suficientemente barato de producir. Además, a muchos conductores realmente les gusta tener espejos e iluminación para maquillarse, cuya inclusión requeriría instalar una aleta interna secundaria.

Tampoco está claro si se necesitará una segunda visera para bloquear la luz del sol a través de las ventanas laterales del vehículo, aunque parecería razonable que un diseño de bisagra inteligente permita que Virtual Visor se vuelva totalmente opaco  automáticamente cuando se lo desengancha de un lado y se lo gira hacia afuera para bloquear la luz del sol que entra por la ventana lateral.

Virtual Visor utiliza inteligencia artificial para determinar la posición de los ojos, la boca y la nariz del conductor.

Nick Miotke/Roadshow

Zink dice que el sistema funciona incluso con gafas de sol polarizadas, aunque podría reducir ligeramente su rendimiento. Si eres capaz de ver un sistema de infoentretenimiento LCD normal con tus gafas de sol puestas, Virtual Visor funcionará bien para ti.

Aun queda mucho por hacer antes de que Virtual Visor llegue a los vehículos de los concesionarios de automóviles o pueda ayudar a los camioneros comerciales a conducir sus tráileres con mayor seguridad por las autopistas interestatales. Los componentes deben ser miniaturizados aún más, se debe refinar el código del software y se debe establecer conformidad con los Estándares Federales de Seguridad para Vehículos Motorizados (o FMVSS en inglés). Pero el hecho de que Bosch ya esté en conversaciones con fabricantes de camiones y automóviles sugiere que esta tecnología innovadora no está lejos de concretarse. Hay una luz al final del túnel en el desarrollo de esta tecnología, y gracias a Virtual Visor no tendrás que entrecerrar los ojos para verla.

No te preocupes, no quedarás con una marca de bronceado que te haga ver como uno de los integrantes de la banda KISS: los píxeles están en constante movimiento.    

Bosch

CNET en Español está en Las Vegas del 5 al 10 de enero de 2020 para traerles todos los detalles de CES 2020, la feria de tecnología más grande del mundo.

Reproduciendo: Mira esto: Tecnología sexual y pantallas flexibles: Lo que esperamos...
8:09